Opinión

Otto, ¿flor de sexenio? / Cocina Política

El niño sabio del Campestre, así lo denominaba en los noventas una publicación local. Su postulación como candidato del PRI a la gubernatura de Aguascalientes, provocaba de todo; desde el regocijo para quienes veían en él la renovación generacional de la clase política priista local, hasta el temor de quienes veían agotarse sus cotos de poder. Flor de sexenio, lo llamaron algunos de los deslumbrados por su brillante potencial: nada más alejado de la realidad. Otto no nació para fuego fatuo, es de nuestros hidrocálidos que trascienden su propio tiempo y su propio espacio. Una veintena de años después, Granados, tras una trayectoria profesional en constante ascenso, se asemeja muy poco al que alguna vez fuera gobernador de Aguascalientes.

Que veinte años no es nada. Como en el bello tango del argentino Gardel, con las nieves del tiempo que platearon su sien; Otto Granados Roldán toma ahora las riendas de la Subsecretaría de Planeación y Evaluación de Políticas Educativas de la Secretaría de Educación Pública. Antes de arribar a este destino ha sido condecorado por el Gobierno de España con la Orden al Mérito Civil, en Grado de Gran Cruz; reconocido por el National Council of La raza por su contribución a la población hispana en Estados Unidos; designado Global Leader por el World Economic Forum de Davos y distinguido por el Gobierno de Chile con la Orden Bernardo O’Higgins en grado de Gran Cruz.

Heredero con capital propio. Don Jesús Reyes Heroles, en los albores de los ochenta, cuando se desempeñaba como secretario de Educación Pública, cobijó al muy joven Granados como su secretario particular.

Hoy que Otto regresa al ámbito de la instrucción pública en México, como heredero de la filosofía educativa “reyes-herolista”, trae consigo su propio bagaje; tras integrarse a la comunidad académica internacional en la Fundación Friedrich Naumann y en la Fundación Pablo Iglesias de Madrid, en la Universidad Católica de Chile, en el Instituto Universitario Ortega y Gasset de España, la School of International and Public Affairs de la Universidad de Columbia en Nueva York; en el Instituto de Administración Pública de Alcalá de Henares, la Graduate School of Education y la John F. Kennedy School of Government, ambas de la Universidad de Harvard; en el Instituto de Estudios Bursátiles de España, la Universidad de Comillas y el Instituto de Estudios Bursátiles, ambos de España; la Escuela de Derecho de la Universidad de Texas en Austin y la London School of Economics, entre otras.

El niño sabio del Campestre, ahora convertido en el hombre sabio de Aguascalientes, es escritor o coautor o compilador de una veintena de volúmenes, entre los que esta “cocino-polis” recomienda: Jesús Reyes Heroles: el liberalismo mexicano en pocas páginas, selección en coautoría con Adolfo Castañón (FCE/SEP, 1985); Examen final. La educación en México (CREFAL/DGE/Equilibrista, 2006) y ¿Cómo abordar la reforma de la gestión educativa? Algunas reflexiones; en coordinación con Gilberto Guevara Niebla (Cal y Arena, 2012).

Recomiendo no perderse del propio Otto, en coordinación con Molina Piñeiro: Medios, democracia y cultura cívica en México ¿Está funcionando esa relación?, de la serie Perspectivas de la Democracia en México (Porrúa/UNAM/Instituto Ortega y Gasset/UAT, 2007); puesto que en esta su cocina es tema recurrente la construcción de ciudadanía y su mecanismos de acción y expresión.

Flor perenne. Flor de muchos sexenios -y los que le falten- ha resultado el distinguido aquicalidense Otto Granados; quien a sus casi seis décadas de edad (diez sexenios) se hace cargo del Consejo de Especialistas de la Educación en México; quien será en adelante el responsable de la investigación y el desarrollo de las políticas públicas en la materia y quien se encargará del seguimiento y la evaluación de los programas educativos federales.

Granados tendrá también a su cargo el fomento a la lectura (que él tanto ama) en el territorio nacional e inclusive estará al frente de la televisión educativa; y mire usted, estimada lectora, apreciable lector que a eso de los medios masivos de comunicación, le sabe Otto.

Granados Roldán aportará también sin duda, su visión en torno a la relación entre gobierno democrático y sociedad civil; no en balde encabeza la fundación Educación y Ciudadanía AC, que está dedicada a promover proyectos educativos y culturales orientados a la construcción de una “ciudadanía de alta densidad” en México. Nuevos y mejores caminos podremos inaugurar en la participación ciudadana y la rendición de cuentas claras, al menos por lo que al ámbito educativo nacional se refiere.

Nos vemos en la próxima. Recuerde usted que en esta su cocina se come, se lee, se estudia y conversa de todo; particularmente de política.

CODA. Otto Granados Roldán es licenciado en Derecho y Licenciado en Ciencia Política (UNAM-COLMEX). Ha sido gobernador de Aguascalientes, oficial mayor de la Secretaría de Programación y Presupuesto, embajador de México en Chile, en dos ocasiones; director general de Comunicación Social de la Presidencia de la República, secretario particular del Secretario de Educación Jesús Reyes Heroles, director general del Instituto de Administración Pública del Tecnológico de Monterrey, miembro del Consejo del Fondo de Cultura Económica y del Consejo de Banobras; consultor del Banco de Desarrollo de América Latina y de la Red Interamericana de Competitividad de la OEA.

[email protected]

 


Vídeo Recomendado


The Author

Socorro Ramírez

Socorro Ramírez

No Comment

¡Participa!