Educación

Advierte especialista de la UAA que Aguascalientes se está hundiendo

By  | 

Publicidad

  • La entidad presenta 920 kilómetros cuadrados de fallas por el hundimiento
  • La capital se deprime 3 cm por año de acuerdo a estudio de zonificación
  • Reglamentos de la construcción no consideran dicho fenómeno geológico

La sobreexplotación de los mantos acuíferos está causando el hundimiento del Valle de Aguascalientes.

Los municipios que experimentan este fenómeno con mayor rapidez son San Francisco de los Romo, hundiéndose a diez centímetros por año, Jesús María a ocho centímetros anuales, mientras la capital del estado registra hasta tres centímetros en promedio, detalló Jesús Pacheco Martínez, investigador de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA).

A través del estudio “Zonificación de peligro por subsidencias” se han contabilizado 920 kilómetros cuadrados afectados en todo el estado por la depresión del terreno, además se identificaron zonas propensas al agrietamiento en El Llano y Loreto (Zacatecas), donde actualmente se realiza una intensa extracción de agua del subsuelo: “hemos conformado una red de colaboración con investigadores de otras universidades, como son el Instituto de Geofísica y Geología de la UNAM, las universidades de San Luis Potosí y de Miami, trabajando en este tema y en esta colaboración surgió la oportunidad de aprovechar un proyecto financiado por la NASA en el que accedimos a imágenes satelitales para obtener un estudio para definir la extensión del problema en Aguascalientes”.

Sin embargo, esta situación no está plasmada en los reglamentos de construcción estatales y municipales, encargados de planificar el crecimiento de la ciudad, lamentó el ingeniero civil: “hay falta de claridad de parte de las autoridades en cuanto al origen de las discontinuidades del terreno, no son fallas geológicas sino fallas de origen antropogénico, resultan de las actividades del ser humano, en este caso porque le estamos retirando una gran cantidad del agua al acuífero y eso produce que el terreno se asiente, muchas veces de manera diferencial y es ahí donde surgen las fallas”.

En geología se conoce como subsidencia al hundimiento progresivo de una superficie ya sea por el movimiento natural de las placas tectónicas, o bien por el asentamiento del suelo provocado por la acción humana, como sucede en el caso de Aguascalientes.

El catedrático aclaró que las grietas terrestres son los principales síntomas de las subsidencias.

A partir del estudio antes mencionado se encuentra en elaboración un mapa de peligro que se pondrá a disposición de la Secretaría de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial (Seguot) para evitar se autorice la construcción de inmuebles en las partes con mayor presencia de hundimientos: “la vulnerabilidad de las construcciones se ve reflejada en el nivel de afectación por el efecto de una falla”.

Y es que los reglamentos hoy vigentes hablan de riesgos pero no establecen una metodología para definir sus niveles: “no tienen todavía una zonificación para identificar qué estudios se requieren en determinadas zonas dependiendo de la peligrosidad previamente identificada”.

En este momento cualquier parte de la ciudad requiere la realización de estudios geológicos y geofísicos, pero hay una tercera parte de la ciudad que no los requiere por su baja prevalencia de fallas.

¡Participa!