Economía

Inversión extranjera sólo ha favorecido a municipios del valle de Aguascalientes

  • Industrialización implica desplazamiento de habitantes y problemáticas culturales en torno a las nuevas empresas y corredores industriales
  • A pesar de la industrialización, siguen presentes problemáticas sociales como madres solteras, suicidio, alcoholismo, drogadicción, entre otras

Si consideramos que la globalización es un fenómeno económico, cultural, político y social, entonces el eje conductor en Aguascalientes está siendo direccionado por la inversión extranjera, la cual, se está posicionando solamente en algunos municipios en los que este sector ven la conveniencia para redituar su inversión, concretamente los que están ubicados en el Valle de Aguascalientes, como San Francisco de los Romo, Pabellón de Arteaga y el propio Aguascalientes.

Así lo sostuvo Fernando Padilla Lozano, profesor investigador del departamento de Sociología y Antropología de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, al referir sobre su investigación “Globalización, desarrollo regional y segregación en Aguascalientes: territorios de privilegio y exclusión”.

Al ser cuestionado sobre la atracción de inversión extranjera en otros municipios de la entidad, señaló que han existido intentos de política pública para El Llano y Calvillo, sin embargo no ha dado resultados exitosos por la inercia propia del Valle de Aguascalientes, zona que se está llevando todos los privilegios de la globalización en el estado.

Asimismo, Padilla Lozano señaló que la inversión extranjera no ha optado por instalar empresas en el resto de los municipios de la entidad pues no cuentan con la infraestructura suficiente como la tiene San Francisco de los Romo, Pabellón de Arteaga y Aguascalientes.

“Si se compara con cualquier medición la marginación, pobreza y estándares de bienestar los municipios de San Francisco de los Romo y El Llano, el primero resulta más favorecido económica, política y hasta socialmente por encontrarse en la zona exclusiva de interés de la inversión extranjera para la manufactura y automotriz”, señala el investigador.

También precisó que en números, Aguascalientes se encuentra bien posicionado como producto del proceso de la globalización, sin embargo, siguen estando presentes problemáticas sociales como madres solteras, suicidio, alcoholismo, drogadicción, entre otras.

Respecto al impacto social por la globalización, Padilla Lozano explicó que cuando se industrializa un estado o cualquier zona, al comprar terreno ejidal se provoca que se desarraigue a los habitantes de ese lugar, pues al llegar una empresa se implementa otro tipo de lógica, valores y patrones culturales ajenos a los pobladores de esa área.

Aunado a ello, comentó que uno de los aspectos negativos de la industrialización es que hábitos, costumbres y patrones culturales que no corresponden a los de Aguascalientes pretenden arraigarse y que en las generaciones jóvenes es en donde se ha visibilizado un mayor impacto y rechazo.

Por otro lado, comentó que en el caso de San José de Gracia su desarrollo se redireccionó gracias al turismo, aunque si este sector sufriera un trastoque sería muy probable que este municipio volviera a los niveles previos al impulso de este giro económico.

El catedrático del departamento de Sociología y Antropología agregó que en próximas fechas se entregarán resultados concretos de la investigación sobre parámetros de comportamiento, los municipios que han obtenido más inversión y vocación industrial, así como los que se han visto desfavorecidos por falta de empresas.

 

Con información de la UAA


Vídeo Recomendado


The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!