Opinión

Setenta veces 7 / Cocina política

¿Qué día es hoy? ¿Usted sabe? ¡Pues primero de diciembre! Responderán algunos avispados. Quien profesa la religión católica seguro responderá “es día de la divina providencia”. Y los integrantes de esta querida La Jornada Aguascalientes, incluido usted, apreciable lector, y usted, querida lectora, exclamaremos ¡Es nuestro séptimo aniversario!

Siete mágico. Seguro los muy místicos nos referirán el siete como un número con una especial vibración energética. Nos dirán que siete días tiene la semana. Que siete son las notas musicales. Que siete los pecados capitales (incluida la gula, falta favorita de esta cocina) y siete los brazos del candelabro hebreo.

Pitágoras nos ilustraría con el siete como el número perfecto. Hipócrates nos explicaría sus virtudes ocultas. Los astrólogos nos fascinarían con el septenario como rector de todos los ciclos. Y los estudiosos de la biblia nos recordarían “las siete vacas flacas y las siete vacas gordas”.

“Que se te multiplique por 70 veces siete”, decimos con frecuencia, apoyados también en la referencia bíblica, cuando deseamos potencializar la bondad, e incluso la maldad de las personas.

Otros sietes, menos profundos pero igualmente significativos, lo son las vidas de un gato, los colores del arcoíris y hasta las botas siete leguas alguna vez tan de moda.

Construir ciudadanía. Dejar el soy y pasar al somos. Sustituir la queja por la acción. Hacer llegar a todos los órdenes de gobierno las propuestas particulares. Y vigilar permanentemente las acciones públicas; es el empeño con que nació La Jornada local. Se propuso entonces “construir ciudadanía” como un reto muy importante, en una sociedad como la nuestra tan proclive a cuchichear, a hablar en voz baja y a guardar para sí la reflexión.

En siete años se han creado varios organismos de gobierno con participación ciudadana y se han promulgado leyes que transparentan la acción gubernamental y ponen a disposición pública información que antes se consideraba como reservada.

Así que la construcción de ciudadanía hoy enfrenta el reto de poner al alcance de sus usuarios (los ciudadanos) los nuevos instrumentos de participación, incluyendo los medios de democracia directa recientemente reglamentados tales como la iniciativa popular y las candidaturas ciudadanas.

Hacer comunidad. Agrupar, reunir, convocar para buscar las coincidencias, las causas comunes, el bien social, no es fácil. Pero un grupo de “jóvenes de pensamiento” se aventuró hace siete años. Y aquí está con su empeño, que en ocasiones parece desatino, pero luego deja clara la congruencia de su hacer.

Hacer comunidad también significa abrir la puerta a las diversas y en ocasiones encontradas formas de pensamiento. A todas y en ocasiones tan diferentes expresiones de nuestra cultura; e inclusive a generaciones que no compartimos las mismas experiencias. Pero aquí nos encontramos todos, coincidiendo y conviviendo en este espacio, compartiendo nuestra interpretación de nuestra diaria jornada.

Setenta veces 7. ¡Muchas felicidades! A usted, apreciable lector, y a usted, apreciable lectora, que son las personas más distinguidas de este esfuerzo llamado La Jornada Aguascalientes. Es por ustedes por quienes se mantiene este empeño. Son ustedes el motivo de la inspiración y el motor del pensamiento.

Muchas felicidades a los compañeros trabajadores y directivos de esta casa editorial por su trabajo y desvelos. Y felicidades mil a mis compañeros “opinadores” por compartir su expresión y regalar su creación.

A todos quienes giramos en torno a nuestra querida Jornada de Agüitas, esta compañera suya desea desde esta Cocina que lo mal dicho se olvide y lo bien expresado se nos multiplique ¡por 70 veces 7!

Nos vemos en la próxima. Recuerde usted que en esta su cocina se come, se lee, se estudia y se conversa de todo; particularmente de política.

CODA. Desde el año 2011, esta Cocina Política tiene un espacio en La Jornada Aguascalientes. ¡Gracias mil!, estimado lector, querida lectora, por sentarse a mi mesa.

[email protected]


Vídeo Recomendado


The Author

Socorro Ramírez

Socorro Ramírez

No Comment

¡Participa!