CulturaNo te pierdas

Un poeta debe ser antes lector que poeta: Miguel Anxo Fernández Vello

  • La poesía mexicana es una de las grandes poesías de la humanidad por su tradición, carga histórica y cultural
  • El mejor trabajo que puede hacer un autor es explorar nuevas expresiones poéticas para enriquecerse

El poeta y gestor cultural Miguel Anxo Fernández Vello, reconocido por su labor en la traducción de la poesía gallega, destacó que la poesía mexicana es una de las grandes poesías de la humanidad por toda su tradición, carga histórica y cultural que lleva consigo en cada palabra hecha verso; razón por la cual México es el centro de convocatorias y eventos internacionales: “Desde que estoy en esto sé que la poesía mexicana es de las grandes desde la minuciosidad del siglo XIX hasta la proyección del siglo XX, esto la configura como una de las grandes creaciones de la historia, por eso me siento cada vez más identificado con ella”.

Para el español, el mejor trabajo que puede realizar un hacedor de la palabra es explorar las nuevas expresiones poéticas para enriquecerse, pues en las artes nunca dejas de aprender: “cada quien tiene su manera de trabajar pero no puedes cerrarte a leer y vivir nuevas voces y de ellas aprender algo más”, con base en ello celebró que durante la última década las voces jóvenes se han quitado de ataduras y prejuicios tradicionalistas y han salido al mundo con propuestas interesantes, que al combinarlas con las ya consolidadas se obtiene una poética interesante y con mayor “jugo literario”.  

Entre su acento marcado y una sonrisa sutil, Miguel Anxo dijo que cada vez descubre más  la existencia de una energía expresiva entre las nuevas y viejas generaciones, con una tensión que se mantiene entre el conocimiento de la poesía tradicional y un deseo de trascendencia y superación que es altamente creativa: “hay voces mexicanas jóvenes que conozco y que me parece que van a dar continuidad a esa gran fuerza expresiva”, por mencionar a una mujer y a un hombre, destacó a María Baranda y Alí Calderón.

Desde su perspectiva, el trabajo de las traducciones es fundamental en cualquiera de las  poesías del mundo, pues le da proyección en otras fronteras, en el caso de la poesía mexicana, le parece que los autores han encontrado las ventajas de trabajar las traducciones, ya que no sólo se da a conocer su obra en otros países sino también se abren caminos para conocer a otros autores que aportan a su enriquecimiento literario: “en el caso de la poesía mexicana se han encaminado a los países europeos como Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, lugares que descubren la belleza de los mexicanos a través de sus palabras”, ahí tal vez las instituciones culturales mexicanas tendrán que construir aún más esa proyección para no perder el avance que ya se tiene, sino por el contrario, reforzarlo y mejorarlo hasta llevar hasta el último rincón del mundo la poesía nacional.

“En mi caso es la quinta vez que estoy en México, es un país que adoro por muchas razones: por su literatura, su gastronomía -que es patrimonio de la humanidad- y por su gente porque me producen un cierta fraternidad”, recordó que en el caso específico de Aguascalientes ha figurado en el mundo de las artes y la cultura con reuniones como el Encuentro de Poetas del Mundo Latino, evento anual en el cual se crea una gran fraternidad entre las lecturas en voz alta, los debates y análisis que se producen alrededor de la expresión poética, así como la inspiración que evoca al ser una ciudad con “esencia poética”, convirtiéndose en la máxima oportunidad para compartir experiencias y técnicas para dejar atrás el dicho de que un poeta es solitario y egoísta con sus trabajos.

La poesía a los ojos de un poeta/lector

Sobre la poesía, que ha sido definida desde muchas perspectivas y aproximaciones, este autor extranjero asegura que lo más acertado es que forma parte de la condición humana, de la esencia del ser, del existir a través del cultivo artístico de la palabra: “a raíz de ahí se cruza el  lenguaje poético con la fibra más profunda del ser humano”, por lo tanto, al igual que las otras artes, la poesía y la literatura en general, se consideran como la expresión más interna de la condición humana.

¿Si regresara el tiempo y le dieran a escoger qué quiere ser, volvería a elegir la poesía?

–Definitivamente sí, porque la poesía es una forma de vida, forma parte de mi biología, es imposible distanciarme, incluso como lector, porque un poeta debe ser antes lector para ser poeta, si no es así no puede llamarse poeta real.

¿Qué inspira a Miguel Anxo?

–La realidad vivida y sentida, la experiencia misma porque todo eso se acumula en la memoria y se perfecciona mediante los sentidos y un proceso de maduración hasta convertirse en una expresión literaria/poética.

¿Cuál ha sido el trabajo que más le ha costado hacer?

–Yo no diría que me haya costado en sentido negativo, sino lo que me hace vivir durante su creación. Siempre es el último, porque la obra que se trabaja en el presente es la fundamental, lo que ya ha sido publicado forma parte de los  lectores y ya es menos de uno mismo, en cambio el último lleva consigo un proceso de formación con elementos de tu cuerpo y mente, el plasmarlo para después desprenderte de él creo yo que es lo que más complicado me ha sido.

Antes de regresar a su nación, refrendó su cariño por los autores mexicanos y su proceso creativo, ya que el mexicano tiene la característica de su fraternidad y dramatismo basado en su cultura y amor por su patria. Mientras vuelve a tener un proyecto con mexicanos, el español seguirá trabajando en la promoción y difusión de la poesía gallega y castellana a través de las traducciones y pequeñas colaboraciones en revistas y eventos regionales e internacionales.

 


Vídeo Recomendado


The Author

Itzel Acero

Itzel Acero

No Comment

¡Participa!