Sociedad y Justicia

Incremento de tarifas al transporte público tendrá que ser a la par de la renovación de unidades

  • La Seguot se comprometió a arrancar un programa de renovación con Nacional Financiera para febrero
  • El Congreso apoyaría una modificación a tarifas si esta se hace a conciencia de la situación económica de los usuarios

 

Como presidente de la Comisión de Transporte Público en el Congreso del Estado, Lourdes Dávila Castañeda apoyará la decisión de la Secretaría de Gestión Urbanística y Territorial (Seguot) en caso de que decida incrementar las tarifas al transporte público siempre y cuando esta cumpla con el compromiso de iniciar el programa de renovación de unidades con Nacional Financiera.

Se recordó que desde hace casi seis años no se hace ninguna revisión a las tarifas del transporte público, siendo que en ese lapso de tiempo los costos de los combustibles e insumos han ido a la alza, por lo que se considera como justo un incremento en las tarifas ya sea en el banderazo del taxímetro o el costo del camión urbano; sin embargo, la diputada local subrayó que antes de que pudieran aplicarse, lo primero que tiene que hacerse es la renovación de camiones urbanos, que el propio titular de la dependencia, Juan Carlos Rodríguez García, se comprometió ante la Comisión, durante su comparecencia con motivo del quinto Informe de Gobierno.

El funcionario estatal se comprometió a que en la segunda quincena de febrero va a arrancar un programa de Nacional Financiera y Gobierno del Estado para renovar 521 camiones urbanos, que son los que están ya fuera de norma y que tienen más de 15 años trabajando en condiciones poco convenientes para los usuarios.

Dávila Castañeda considera que los usuarios no aceptarían un incremento en las tarifas sin antes ver realmente un programa de renovación, “a lo mejor no el cambio de las 500 unidades pero sí que comiencen con algunas para que se tenga el justificante de ese incremento”, de lo contrario el usuario lo reprochará a pesar de que sea una necesidad para los choferes y los concesionarios.

Debido a que un camión urbano tiene un costo de más de un millón de pesos, la renovación para cada concesionario no sería sencilla sin el apoyo de un programa financiero, es por ello que en su calidad de legisladores darán puntual seguimiento a lo que se comprometió el funcionario en la comparecencia.

“Así como ya ahorita en el caso de los taxis sólo el once por ciento queda fuera de norma, queremos que al concluir esta administración estatal haya una reducción significativa en los urbanos”, toda vez que se dé esta modernización el paso siguiente sería un análisis profundo a los costos que representa el servicio y equilibrarlos con la situación económica de la población, al tomarse en cuenta que el sector que utiliza el transporte público urbano no tiene un activo muy desarrollado, por ejemplo hay personas que usan hasta cuatro camiones por día, y de incrementarse sin análisis podría afectar gravemente el bolsillo.

The Author

Itzel Acero

Itzel Acero

No Comment

¡Participa!