Opinión

La mujer que llevó al hombre a la luna / Punto Crítico

 

47 años han transcurrido desde que se integró el proyecto Apolo 11, “una misión espacial tripulada, de los  Estados Unidos, cuyo objetivo fue lograr que un ser humano caminara en la superficie del único satélite natural de la Tierra. Ésta fue enviada al espacio el 16 de julio de 1969 y llegó a la superficie de la luna el 20 de julio de ese mismo año”. Al día siguiente logró que los tres astronautas, Neil Armstrong, Edwin Aldrin y Michael Collins, caminaran sobre la superficie lunar.

Pocos saben que este acontecimiento que marcó la historia de la humanidad fue posible gracias a una mujer. Se trata de Margaret Hamilton, una científica computacional, matemática e ingeniera de Sistemas. Bajo el cargo de directora de la División de Ingeniería de Software del Laboratorio de Instrumentación del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), desarrolló el software de navegación  para el Apolo 11.

Cuenta la historia que, dicho sea de paso, divulgan algunos especialistas en temas de programación en Aguascalientes, como es el caso del director de la Escuela de Robótica Spark,  Juan Carlos González Sánchez (de quien retomamos esta información), que  luego de un discurso que emitiera el entonces presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy,  respecto de la importancia que representaba para su gobierno el poder tener un avance tecnológico de tal magnitud que permitiera al hombre conquistar la luna, los ingenieros de la NASA echaron a andar la maquinaria para lograr este objetivo.

Unos 384 mil kilómetros separan a la tierra de la luna, los desafíos, pues, eran enormes, ante condiciones impredecibles y hostiles en el espacio, este reto era monumental en cuestión de ingeniería, pero también en comunicación,  aviación, control y aeronáutica.

La NASA decide entonces contratar al MIT como el instituto responsable del desarrollo de una computadora que pudiera realizara los cálculos que requería la nave y los programas para su navegación. La directora de la División de Ingeniería de Software del Laboratorio de Instrumentación del Instituto era precisamente Margaret Hamilton.

Es importante mencionar que por muchos años el trabajo de programación de computadoras  en prácticamente todo el mundo fue realizado por mujeres, y es que se les consideraban como  labores menores, no dignas de ser realizadas por personal masculino.

De hecho fue Margaret Hamilton la primera persona en utilizar la expresión Ingeniería de Software, y lo hizo definitivamente para tratar de legitimar su trabajo y el de otras mujeres que en el anonimato realizaban este tipo de labores en esos años.

La computadora que diseñó tenía una capacidad de 72 kilobytes, para darnos una idea, en la actualidad cualquier celular  es más potente que este equipo, sin embargo gracias al software que diseñó el Apolo 11 pudo realizar el alunizaje.

La arquitectura del mismo se sigue utilizando a la fecha, el mecanismo de funcionamiento se basa en establecer prioridades. Cuando la misión estaba ya orbitando la luna, por un error en la edición de los manuales que utilizaron los astronautas se activó una alarma que por poco hace que se aborte la misma.

Finalmente la computadora resolvió el problema y se completó la misión. Es así como el hombre pisó por primera vez la luna y el astronauta Neil Armstrong pudo pronunciar aquella frase: “Es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad”. Margaret Hamilton tenía sólo 31 años cuando desarrolló este software de navegación espacial.

 

The Author

Leticia Medina

Leticia Medina

No Comment

¡Participa!