Sociedad y Justicia

No hay voluntad política para destrabar la reforma para el matrimonio igualitario en Aguascalientes

 

  • Mientras exista antagonismo entre la sociedad el Congreso no avalará la reforma al Código Civil   
  • No hay afectación en la sociedad pues a las personas les preocupa el empleo, educación y economía, no si se casan personas del mismo sexo
  • Aunque se reconoce que tarde o temprano Aguascalientes deberá de legislar los matrimonios entre personas del mismo sexo, por ser un derecho humano constitucional, las condiciones culturales y sociales aún no son adecuadas para hacerlo

Una vez más el tema del derecho al matrimonio civil entre personas del mismo sexo es llevado a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ahora para el estado de Jalisco. En el Congreso de Aguascalientes, se retomó el tema abogando por los derechos humanos y no a favor de ideologías, llegando a la conclusión de que es un punto de quiebre entre diferentes grupos de la sociedad.

El coordinador de la bancada mixta PRI-PVEM, Jorge Varona Rodríguez, insistió en que legislar por legislar no es un acto de responsabilidad, como lo sería el presentar el problema sin un estudio que lo avale, es por ello que no ha sido discutido de manera formal, aunque sí entre las bancadas: “hay mucha diferencia entre las bancadas y al interior de ellas, no hemos logrado un consenso y sin él no saldrá nada bueno”, aunque se reconoce que tarde o temprano Aguascalientes deberá de legislar los matrimonios entre personas del mismo sexo, por ser un derecho humano constitucional, las condiciones culturales y sociales aún no son adecuadas para hacerlo.

Reiteradamente el diputado ha manifestado que se trata de un tema que divide a la sociedad por haber mucho antagonismo y posiciones muy radicales de un lado y del otro, en esta ocasión subrayó que el trabajo que harán como diputados tendrá que armonizar la vida social del estado y no contribuir, por el contrario, a agudizar ese conflicto.

El priista dijo que un Congreso representa la soberanía de cada entidad, por lo tanto la Suprema Corte no puede obligar a legislar, pero sí a obligar a la autoridad jurisdiccional a acatar las disposiciones constitucionales, en este caso al Registro Civil por ser una dependencia del Poder Ejecutivo; por lo tanto, independientemente de que el Congreso reforme o no el Código Civil, el matrimonio es un derecho vigente en todo el país y los interesados tienen la vía legal de presentar un amparo para que mandate al Registro Civil a ejecutarlo.

“Insisto, el clima no nos da para atender el tema pues no se ha logrado el consenso, hay demasiadas voces contradictorias”, en caso de que la mayoría muestre su voluntad para debatirlo con argumentos legales y sociales, será cuando el Congreso tome el asunto en la mesa de debate.

El panista e integrante de la Comisión de Justicia, Leonardo Montañez Castro, reconoció que no se ha llevado al análisis porque entre los mismos grupos no se ha llegado al acuerdo ni la voluntad de tocarlo, ya que no sólo se han acercado los grupos homosexual, lésbico, transexual, bisexual y transgénero para opinar, sino también grupos religiosos, familiares, educativos y profesionistas en el área médica: “tenemos que reunir todas las voces porque si se trata de equidad y no discriminación pues hay que abrirnos a todos los lados”. Al interior del PAN se decidió que no habría una postura única, ya que cada uno de los integrantes manifestaron opiniones distintas, por lo que votarán en su momento en el sentido que les dicte su conciencia: “lo que sí es que es un tema que ya llegó para quedarse y no podemos seguir dándole la vuelta, hay que abordarlo, en el sentido que sea pero ya”.

Oswaldo Rodríguez García, promotor de una de las iniciativas de reforma al Código Civil para permitir el matrimonio civil entre dos personas (sean hombre o mujeres), pidió un voto de confianza a la ciudadanía y a sus compañeros legisladores, pues el establecer en la ley que se puedan casar hombres con hombres y mujeres con mujeres no afectará a un tercero, simplemente respetará los derechos humanos constitucionales y recomendaciones de organismos internacionales como la Corte Interamericana de Derechos Humanos: “por enésima vez los tribunales nos dan la razón y les piden a los congresos que legislemos en pro de los derechos fundamentales”. Para el representante de Movimiento Ciudadano, no hay otra razón por la cual negar esta reforma más que el apego a una ideología tradicionalista que en nada aporta a un Poder Legislativo: “recordemos que los diputados no están para legislar a su beneficio o modo de pensar, sino para representar las necesidades de una sociedad”.

Si el matrimonio ya está planteado como un derecho constitucional, si ya existen recomendaciones y resoluciones de las máximas autoridades en la materia como la SCJN, significa que no es un tema nuevo ni que genere incertidumbre social; lamentó que sus compañeros diputados continúen usando el discurso de que la sociedad se enfrentará si acepta la reforma: “la sociedad no está enfrentada, a los ciudadanos no les preocupa que dos mujeres se casen, les preocupa la salud de sus hijos, llevar alimento a casa, tener trabajo, esas son las cosas que les preocupan”.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos pidió no partidizar el tema durante el proceso electoral, pues con los derechos humanos no se abusa ni se juega. Se dejó en claro que desde el año pasado cada entidad cuenta con una recomendación general de la Corte, con la cual deberán reformar sus códigosporque todos los hombres y mujeres son libres de unirse en matrimonio con quien se les plazca sean o no de su mismo sexo.

The Author

Itzel Acero

Itzel Acero

No Comment

¡Participa!