Sociedad y Justicia

Persiste hacinamiento y falta de mantenimiento en los Ceresos del estado

  • Durante la última visita del 12 de enero al Cereso de la capital encontraron 18 internos en una celda para siete personas
  • Urgente, una partida presupuestal para los Ceresos que utilicen para el mantenimiento constante

 

Lamenta la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) que la información emitida por la Secretaría de Seguridad Pública Estatal no corresponda con lo que pasa realmente en los Centros de Reinserción Social (Cereso), especialmente en la existencia de hacinamiento en el centro de Aguascalientes y El Llano con celdas para siete personas con hasta 18 internos.

“A mí nadie me lo platicó, personalmente lo constaté con las vistas en compañía del juez de ejecución”, a partir de lo observado se ordenó que el personal de la CEDH realizara visitas de inspección constantes; en semanas atrás se tuvo un hecho desagradable para el ombudsman pues se les impidió el acceso a los cuatro centros de reinserción, lo cual es ilegal, pues la Comisión no sólo tiene la facultad de hacerlo sino la obligación de verificar las condiciones de los internos.

Después de haber enviado diversos oficios al director general de los Ceresos, a la Comisión Nacional de Derechos Humanos y a organismos en la materia de la Suprema Corte de Justicia, se resolvió que la negatividad fue a causa de cargar una cámara digital, aunque la CNDH aseguró que no había impedimento para llevarla porque su trabajo es verificar las condiciones de los internos, el ombudsman Jesús Eduardo Martín Jáuregui aceptó que las visitas se harían sin equipo fotográfico.

Al retomar las visitas el 12 de enero, se percataron de algunas situaciones preocupantes pues destacan violaciones a los derechos humanos de los internos. Entre ellas fue el hacinamiento en el Cereso Aguascalientes donde una celda para siete personas contenía a 18 internos: “no sé cómo le llamen a eso, a lo mejor prefieren decirle amontonamiento, como sea es un exceso y afecta los derechos humanos de los internos”, ya que al no tener espacio deben dormir en el suelo o parados, además de contar con un solo sanitario para la casi veintena de personas, en algunas celdas utilizan una cubeta como escusado.

También hay ventanas desprotegidas, si bien no pueden usar vidrio porque puede ocuparse como arma, existen otros materiales como plástico o acrílico para cubrir las ventanas; más en esta temporada donde la temperatura ha bajado a cero grados y muchos de los internos no tienen cobijas ni colchones.

En el penal de mujeres hay talleres de 20 metros para más de 20 internas trabajando amontonadas: “si esto no es hacinamiento no sé qué sea entonces”, reiteró a tono molesto pues en días pasados la Secretaría de Seguridad Pública Estatal emitió un comunicado negando lo declarado por el ombudsman. Si bien son actividades que las mantienen ocupadas, no son las condiciones adecuadas en las que tienen que estar.

A diferencia de lo señalado por el titular de la SSP en la comparecencia ante el Congreso local, Martín Jáuregui exclamó que para el 12 de enero aún no se tenían activados los módulos que supuestamente ayudarían para la distribución de internos. Además de enterarse de que el sistema  de calentamiento de agua (caldera) en el Cereso de la capital ya no funciona, por lo que los internos sólo tienen agua fría: “si en el Gobierno del Estado tienen un programa de calentadores solares, me pregunto por qué no colocarles unos a estos centros”.

Se hizo la aclaración de que esto no es un problema actual sino situaciones que se han arrastrado durante muchos años, pero que por falta de voluntad y recursos económicos se dejaron llevar sin soluciones y ahora se muestran con mayor gravedad. El presidente de la CEDH ya ha solicitado al Congreso del Estado, a través de la diputada Anayeli Muñoz Moreno, que se le otorguen recursos especiales a los Ceresos para su mantenimiento pues para que realmente puedan reinsertarse a la sociedad aquellos que en algún momento violaron las leyes, se les debe mostrar que hay una manera bien de vivir, en respeto total de los derechos de los demás y de las normas.

Agregó que desde hace meses en el centro de El Llano hay diez celdas en una crujía que gotean porque reventó la tubería del piso superior, pero a pesar de los reportes no se ha podido resolver porque implica abrir toda una zona y en consecuencia trasladar a unos internos: “eso tiene a estos hombres en humedad, frío y sin luz eléctrica”.

Desde el punto de vista del ombudsman, todo esto puede ser a causa de un problema de administración, primero porque en el área de detenciones preparatorias el número de personas oscila sin control, mientras que en la zona de sentenciados puede que no haya más de dos en una celda para siete.

A pesar de su molestia por la falta de reconocimiento a estos focos rojos mostrados por la CEDH, indicó que los directivos de cada centro se encuentran interesados en solventar las observaciones, el problema más fuerte es la falta de recursos económicos para el mantenimiento y atención integral de la infraestructura y estrategias de reinserción social; la propuesta de la comisión es que se le otorgue una partida presupuestal para mantenimiento constante sin tener que pedirlo a otras dependencias.

The Author

Itzel Acero

Itzel Acero

1 Comment

  1. José Chavira Carrasco
    26/01/2016 at 19:40 — Responder

    Mientras la falta de voluntad no se encuentre en los funcionarios públicos y la capacidad para realizar su trabajo, no habrá avance alguno.
    SSP su titular no merece estar en su puesto.
    Ningúna persona que corresponda al fuero federal deberá estar en que na prisión estatal, y deberá ser canalizada a una prisión federal.
    Deberá cada cereso ser autosustentable y ningún peso deberá salir para el sostenimiento, falta ingenio o que? Como para realizar otras cosas nos sobra.
    El amontonadero como ellos le llaman debería darles vergüenza y todavía son capaces de comparecer an el poder legislativo, que cinismo

¡Participa!