Política

Si va en alianza, el PRD deberá exigir agenda común, no migajas

 

  • Walter Contreras decidió unir sus esfuerzos con el PRD en busca de mejorar la calidad de vida de la capital
  • Mediante la asociación civil Igualdad de Circunstancias ha trabajado tres años en programas de apoyo alimenticio, deportivo y gestión social

 

“Necesitamos una izquierda diferente, un PRD que no sea visto como revoltoso sino capaz de atender a una administración pública. Ser perredista o de ideología de izquierda es un estilo de vida, no una figura de poder nada más”, subrayó Walter Contreras, precandidato a la presidencia municipal de Aguascalientes por el Partido de la Revolución Democrática. Con 35 años de edad, se considera un adulto joven pero con la suficiente experiencia personal y profesional para representar a su partido y a la sociedad en una de las contiendas más complicadas que ha tenido Aguascalientes.

Nacido en la Ciudad de México pero crecido y formado en Aguascalientes, es padre de tres hijos (de 12 años, 4 años y 7 meses), licenciado en administración de empresas y politólogo por el Centro de Investigación y Docencias Económicas (CIDE), empresario de antros, restaurantes y gimnasios; “fui mesero, capitán, barman, dj, bajista durante 15 años -soy un músico frustrado-, de alguna manera eso me dio mi carrera para luego emprender mi negocio y crecer”.

De joven, cuando inició sus proyectos empresariales, Aguascalientes comenzó a tener la “época de terror a los restauranteros y antreros” por la persecución del crimen organizado: “íbamos muy bien y nos cayó la delincuencia, había dos opciones: darles dinero o acabar en una bolsa negra”; estuvo a punto de retirarse se le presentó una oportunidad de trabajar en el Distrito Federal en un gobierno priista como director del Instituto de Cultura Física y del Deporte; ahí recibió dos premios estatales del deporte, uno por Enrique Peña Nieto y otro por Eruviel Ávila Villegas.

Para la siguiente administración se había quedado con el cargo de subsecretario del Ayuntamiento, sin embargo por no aceptar los malos manejos que pretendían ejecutar, se retiró con reclamos y denuncias mediáticas: “fui víctima hasta de una persecución política, allá tenía mis empresas y todas me las cerraron, me dejaron en la calle”, esto lo hizo regresar a Aguascalientes, se casó con una hidrocálida y comenzó a retomar su vida empresarial.

Poco a poco comenzó a unirse con el PRD debido a sus ideales de izquierda mediante la conformación de una asociación civil llamada Igualdad de Circunstancias, con la cual ha trabajado durante tres años en campo, con la generación de programas de apoyo alimenticio, deportivo, y gestión social.

“Afiliamos a más de cinco mil personas, nos fuimos a la interna y creamos la votación más grande de la historia; esto me dio la oportunidad de recorrer Aguascalientes, sus calles y su gente”; decidió buscar la candidatura para la alcaldía con la finalidad de trabajar para aumentar la calidad de vida de los aguascalentenses: “esa es la propuesta más sólida y más objetiva que todo político debería de tener”.

–¿Qué pasará si se llega a concretar una alianza con el PAN?

–Para ayudar no hay que ser presidente municipal ni diputado, por eso tenemos nuestra asociación y por eso ayudamos cuando uno quiere hacer, hace, sino el resto es pura publicidad”, Contreras aclaró que si hay alianza, la primera regla es que debe haber una agenda común, eso cambia el panorama pero obliga a que la derecha no ocupe todos los espacios que por años ha trabajado el PRD, especialmente con los programas sociales.

Como perredista observa que la alianza con Acción Nacional está cada vez más compleja porque los objetivos no son los mismos y en consecuencia no se llegan a los acuerdos esperados; a pesar de que muchos militantes esperen que sí se haga para que el partido logre espacios en la administración pública, Walter Contreras considera lo contrario, dejó en claro que el PRD no debe ser tomado como agencia de colocación de empleos: “aquí estamos para pelear una idea, una filosofía, para llevarla a la representación popular”. En caso de que la candidatura la encabece el PAN como alianza, a título personal y con su equipo, exigirá que se concrete una clara agenda común: “no que nos den un instituto, no se trata sólo de puestos sino de una agenda común que incluya términos de derechos humanos, madres solteras, y demás programas sociales”. De lo contrario nunca tendrán manera de presentarles resultados a la población y a sus militantes ni habría cambios en Aguascalientes: “si seguimos por el mismo camino, la misma fórmula, esto no va a cambiar nunca”, y en consecuencia pierden todos como perredistas y como ciudadanos.

 

The Author

Itzel Acero

Itzel Acero

1 Comment

  1. José Chavira Carrasco
    29/01/2016 at 18:52 — Responder

    Ni migajas metecen.
    Por traición a sus ideales.

¡Participa!