Opinión

Dos mundos chocan: Trump y Sanders / #PolíticaForDummies

Las elecciones estadounidenses son las elecciones más importantes en el mundo, por dos razones: la primera, por la potencia económica, presencia política e influencia en muchos países; y la segunda, por el contexto en el que se ha desarrollado en particular esta elección, y me refiero nada más y nada menos que a Donald Trump.

El sistema electoral estadounidense es muy complicado, si aquí en México estamos acostumbrados sólo a ver campañas y votar, en Estados Unidos hay procesos largos de precampaña y elecciones estatales para elegir a los candidatos, entre otras particularidades. Así se han hecho dos elecciones previas en la que una perdió Donald Trump y otra ganó, ese por el lado de los republicanos (derecha o conservadores); por otro lado, en los demócratas (izquierda o liberales), en la primera elección fue un empate técnico y en la segunda elección la revelación, Bernie Sanders, ganó la elección.

En estos últimos resultados hay dos mundos enfrentados, los dos mundos que se han enfrentado desde la construcción del muro de Berlín. Donald Trump por un lado es un tipo conservador (conservador no significa religioso); conservador, como su nombre lo dice, es una ideología que busca conservar las cosas como están, mantener el status quo y no revolucionar nada. Por lo que la ideología Donald Trump es regresar y establecer la ideología con la que se ha conducido el país de Norte América, un sistema económico abierto, nacionalismo exagerado y confrontación en todo momento: por eso el discurso de Trump ha sido racista y discriminante.

Además el modelo Trump significa desigualdad económica, como la base del sistema económico mundial, sacar del centro de la agenda al medio ambiente, el cumplimiento de los derechos humanos, la igualdad entre personas y otras luchas que, si bien con carencia, defendió Barack Obama y han hecho internacionales múltiples actores.

Por otro lado, Bernie Sanders significa el otro mundo; el senador se ha declarado socialista, a favor de la igualdad económica, de la distribución de los bienes, de la correcta y justa recaudación a los grandes emporios, se ha declarado en contra de lobbying –esa práctica corrupta para conseguir aprobar una ley a cambio de interés–, ha declarado su descontento con las industrias más poderosas, privilegia la igualdad, los derechos humanos, la libertad y su discurso tan revolucionario ha impactado en los jóvenes.

El enfrentamiento soñado, sin duda, es entre Donald Trump y Bernie Sanders, al menos para mí, porque en otras palabras estaría enfrentando a dos mundos que se han opuesto durante décadas y han creado estigmas y paradigmas tan cerrados, como por ejemplo, que los conservadores siempre son religiosos, cosa que muchas veces se cumple pero que no necesariamente es cierta, Luther King, un hombre revolucionario, considerado de izquierda, era un hombre de fe. O estar del otro lado, ser ateo, revolucionario, rojillo, comunista, crisis económica, como Cuba o Venezuela.

En estas discusiones siempre nos olvidamos de los matices, si bien a todos nos gusta discutir de política, hablar de izquierda con alguien de derecha o de derecha con alguien de izquierda es casi imposible, argumentos como mocho o comunista salen a la mesa. Sin embargo debemos considerar los matices.

Sobre la elección de Estados Unidos está claro que Donald Trump no puede ser presidente de los Estados Unidos, en pleno 2016, donde la libertad, la globalización y la apertura son la tendencia, un presidente como él retrocedería no sólo a la sociedad norteamericana, sino al mundo entero. Además también debemos aclarar que muchas personas piensan como Donald Trump, por eso su crecimiento y sus serias intenciones han aumentado, representa a un sector de la población: a ese mundo.

Del otro lado, Sanders se ha convertido en la opción fresca, muchos argumentan por los propios errores de Hillary Clinton, sin embargo Sanders se ha convertido en el mejor candidato para el mundo moderno por la tendencia liberal y de igualdad. Por otro lado también debemos señalar que por discurso Sanders es un tipo liberal pero que tendrá muchas complicaciones en el Congreso para aprobar todas sus propuestas, al igual que Obama y al igual que Trump, esa es la ventaja del sistema de contrapesos que propone la democracia.

Sin duda la elección de Estados Unidos enfrenta a dos mundos, dos mundos que históricamente han dividido a la humanidad, hoy en día no podemos ser tan radicales, y esa es la propuesta de la Tercera Vía o de la Socialdemocracia, libertades y derechos pero con sistemas económicos más empresariales. De eso se trata la modernidad de encontrar cómo los puntos y polos coinciden para un mundo más libre e igual. Habrá que seguir de cerca esta elección, analizar las propuestas, informarnos sobre lo que pasa en la elección más importante del mundo. Como todo, no sólo se trata de opinar, se trata de opinar informado.

 


Vídeo Recomendado


The Author

Carlos Aguirre

Carlos Aguirre

No Comment

¡Participa!