Sociedad y Justicia

El gobierno de Rincón de Romos permitió que colapsara una obra pública

  • Nunca presentó proyecto estructural ni realizó supervisión: ASF
  • El monto a recuperar es de 1.6 millones de pesos
  • La administración de Fernando Marmolejo Montoya no respondía a los requerimientos de la Secretaría de Hacienda

 

La administración de Rincón de Romos, hoy en manos de Fernando Marmolejo Montoya, cometió omisiones que desembocaron en la mala ejecución de un proyecto con costo superior a un millón de pesos.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó el desliz y, aunque no especifica de qué obra se trata, sí expone que hay lugar para una probable recuperación de un millón 26 mil pesos, pues el edificio “colapsó por la falta de un proyecto estructural, falta de supervisión y deficiencia en la construcción”.

Al cajón de las recuperaciones económicas se añade un monto de 569 mil pesos por concepto de pago por obras no ejecutadas: “Por otra parte, la transparencia se vio afectada debido a que no se entregaron los informes previstos por la normativa”, expone el auditor superior en el informe de la cuenta pública del ejercicio 2014, recién entregado a la Cámara de Diputados.

La Presidencia Municipal aún debe responder a tres de las 14 observaciones emitidas sobre los depósitos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal.

La ASF además se planteó la meta de recuperar un millón 609 mil pesos, aunque sólo pudo hacer lo propio con 22 mil. La correcta aplicación de la cantidad en duda está en proceso de verificación, acto en el que participa el Órgano Superior de Fiscalización de Aguascalientes.

Para 2014 Rincón de Romos recibió 18 millones 513 mil pesos a través del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal. Los auditores únicamente inspeccionaron una muestra del 76.6 por ciento.

Al 31 de diciembre de aquel año la administración sólo había aplicado el 84.7 por ciento de los recursos asignados. Para el 30 de abril de 2015, día en que cerró el proceso de revisión fiscal, ya había agotado lo restante.

Marmolejo Montoya ha tenido roces con el Partido del Trabajo, a través del cual llegara al cargo. En meses previos declaró que no militaba ahí, y que las siglas habían servido de escalón hacia el poder público. El partido nunca rompió los lazos institucionales, la dirigencia inclusive llegó a plantear la posibilidad de lanzar al alcalde como candidato a diputado federal por el Distrito II.

“En el ejercicio de los recursos el municipio incurrió en inobservancias de la normativa, principalmente en materia de obra pública, que generaron un probable daño a la hacienda pública por un importe de” un millón 609 mil pesos, expone el informe de la ASF.

El gobierno municipal recibió una amonestación, pues no cuenta con los sistemas de control interno que permitan detectar y atender los riesgos que limitan el cumplimiento de los objetivos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal.

La transparencia también causó señalamientos, pues el Ayuntamiento nunca respondió a cuatro solicitudes de información redactadas por la Secretaría de Hacienda, en momentos previos a la realización de la auditoría a la cuenta pública de 2014.

The Author

Carlos Alonso López

Carlos Alonso López

1 Comment

  1. José Chavira Carrasco
    26/02/2016 at 16:20 — Responder

    No es posible, que pasó con los municipios de Calvillo, Jesús Maria, Francisco de los Romo, más los que resulten.
    Una pésima administración y relación con el ejecutivo estatal.
    Da lástima sr Gobernador.

¡Participa!