Opinión

La contaminación por plásticos / Punto crítico

 

En el mundo se tiran a la basura 280 millones de toneladas de plástico al año, y de esta cantidad solamente entre el 10 y el 15 por ciento se recicla. Ello nos lleva a una urgente necesidad como ciudadanos de tomar una mayor conciencia del uso de este material, pero además los gobiernos deben regular el uso de plásticos y crear al mismo tiempo la infraestructura necesaria para su adecuada disposición a fin de detener el impacto ambiental que estamos causando y que nos afecta a todos.

Según la primera estimación de cuánto plástico llega a las aguas cada año en el planeta, la situación es mucho peor de lo que se esperaba. Una serie de nuevos informes están aumentando las preocupaciones sobre el daño que los desechos plásticos les están haciendo a los océanos, perjudicando a los animales marinos, destruyendo los ecosistemas sensibles y contaminando a los peces que consumimos.

Los expertos dicen que la solución al problema no está en el océano, sino en la tierra.

En 2010 se vertieron al mar una media de ocho millones de toneladas de plástico desde 192 países con costa, según un estudio publicado en la revista Science. “Es una descomunal masa entre 10 y mil veces mayor que la que habría flotando, es decir, como con los icebergs, el problema de la contaminación marina puede ser monstruosamente mayor de lo que se aprecia desde la superficie.”

El estudio continúa señalando que si se colocara toda esa basura a lo largo de las costas de la tierra, habría cinco bolsas del tamaño que usted normalmente utiliza al hacer su mandado por ejemplo, llenas de plásticos cada 30 centímetros, dice Jenna Jambeck, investigadora de la Universidad de Georgia y coautora del estudio. El año pasado se lanzaron al mar más de nueve millones de toneladas y, en 2025, el doble que en 2010.

En México cada año se generan alrededor de 40 millones de toneladas de residuos sólidos. Las cifras en nuestro país indican que la cuota promedio de reciclaje en México se encuentra entre el 5 y el 8 por ciento, cabe resaltar que países como Alemania, por ejemplo, esta cifra puede llegar hasta el 16 por ciento. La generación de residuos sólidos urbanos se incrementa en un 2.2% cada año.

Debemos considerar que el plástico es un producto que contiene un alto rango de material sintético y semisintético extremadamente maleable y moldeable hecho con polímeros de compuestos orgánicos. También contiene sustancias derivadas de productos petroquímicos. Su costo de fabricación es relativamente bajo pero su descomposición es lenta.

Expertos en temas ambientales aseguran que le lleva al poliestireno y al plástico 500 años desintegrarse, lo cual lo convierte en un producto de desecho que afecta al medio ambiente. “El plástico no es reciclable. Tampoco es biodegradable. Es un material que ni la tierra ni el mar pueden digerir. Cada objeto de plástico que existe, siempre existirá. Al no desaparecer el plástico se va acumulando en el medio ambiente. Esa creciente acumulación durará siglos. Su efecto ya es latente”.

Hay países que están llevando a cabo iniciativas que otras naciones deberíamos retomar. Volvemos al caso de Alemania, nación que está proponiendo que en 2018 cada habitante del mundo consuma anualmente sólo 90 bolsas de plástico. Ahora su uso implica más de cuatro mil bolsas por persona por año y es que todo producto industrial, doméstico, alimenticio, medicinal, etcétera, se empaca en plástico.

Además un reciclaje nacional del PET no sólo es una medida urgente respecto de la limpieza pública y de un manejo más eficaz de la gestión integral de residuos sólidos para evitar el rebose de los rellenos sanitarios municipales. También es preciso crear beneficios al medio ambiente y fundar un pensamiento hacia una economía sustentable que ahorre materia prima y recursos energéticos.

Finalmente desde nuestros hogares también podemos participar generando menos desechos, sobre todo de este tipo de material, recordemos que lo que podamos hacer hoy en materia ambiental será de beneficio para las generaciones, para nuestros hijos.

The Author

Leticia Medina

Leticia Medina

No Comment

¡Participa!