OpiniónSociedad y Justicia

Hacia una sociedad del conocimiento / Cinefilia con derecho

La idea de Lorena Martínez de un Aguascalientes Valley no sólo es inteligente, sino visionaria y acorde con los tiempos económicos que vive nuestro estado, es el enfoque más apropiado a fin de canalizar los actuales esfuerzos; un estado que apunte a generar conocimiento es el reto más importante de las próximas décadas. La creación de centros de investigación, la vinculación con entidades internacionales especializadas en la ciencia, la capacitación del capital humano, hoy en día es un reto para todas las comunidades.

Nuestra entidad ha estado impulsada por un enorme crecimiento industrial, para nadie es un secreto que el aumento del PIB es exponencial, sólo comparable con las grandes potencias del mundo y algunos países emergentes del llamado BRIC. Con las mega inversiones de Nissan II y Daimler y todas las empresas satélites que traen consigo, impulsadas por el gobernador Ing. Carlos Lozano de la Torre, todo parece apuntar a que estos ritmos de desarrollo se mantendrán en los próximos años.

Todo este buen desarrollo industrial, al que además hay que sumar la seguridad y el buen nivel de vida que distintos indicadores han demostrado, nos permite comprender que es posible, que hay una base para evolucionar a hacia otro nivel: una sociedad más enfocada al conocimiento. Es decir, la mayoría de los países llamados de primer mundo han aprovechado sus auges industriales y han comprendido que es necesario, además, comenzar a producir ideas, nuestro mundo, el siglo que vivimos, es de información y como dice el dicho: quien tiene la información tiene el poder.

Los grandes pensadores del siglo pasado son precisamente aquellos cuyo trabajo estuvo enfocado en automatizar la información como una forma de mejorar y potencializar el conocimiento, pienso en algunos nombres tan fundamentales como Alan Turing, Bill Gates o Steve Jobs. Me gusta en particular la vida del creador de Apple, retratada con maestría en el biopic del director inglés Danny Boyle, Steve Jobs (2015). La película no es lo más logrado de Boyle (recordemos que en su haber tiene las clásicas Trainspotting y Slumdog millonaire), y es que retratar en un par de horas a uno de los genios que más han revolucionado a la humanidad, es sumamente complejo ¿Cómo imaginar ahora la vida sin una computadora personal? Los modelos ideados por Jobs fueron de las primeras PC en los años ochenta; hoy en día sólo pensemos que el iPod cambió la forma de escuchar música y el iPad es un gadget imprescindible para millones de personas.

Durante su gira en Estados Unidos de Norteamérica la precandidata por el PRI Lorena Martínez se concentró principalmente en la idea de atraer conocimiento, el quid es, como ella misma lo dice, “hoy tenemos que voltear nuestra mirada a la ciencia, la tecnología y al conocimiento, porque es ahí donde se encuentra la riqueza”. Lo dice el científico creador del MIT Media Lab, Nicholas Negroponte, en un libro ya clásico Ser digital, la revolución digital regulará la política, la economía y la sociedad del siglo XXI: “Como una fuerza natural, la era digital no puede ser ni negada ni detenida. Tiene cuatro grandes cualidades que la conducirán, finalmente, a su triunfo: la descentralización, la globalización, la armonización, y la motivación”.    

Estas ideas que apenas se esbozan, tendrán que ser fortalecidas y abonadas, a partir de su enunciación tienen una gran cantidad de aristas y hay además una serie de tópicos aplicables que se han quedado en el tintero: hacer más accesible el internet a toda la población, abatir la brecha digital, poner en línea las bibliotecas de nuestro estado (en especial los acervos locales), la implementación de datos abiertos como una política de estado en todos los niveles, sólo son algunos de los puntos que me parecen importantes pero sin lugar a dudas habrá otros.

Hasta hoy, este planteamiento es el más coherente y realista para continuar haciendo de Aguascalientes un gran estado, tal vez es porque, como el famoso comercial grabado por Steve Jobs para Apple en 1997 (justo la secuencia con que cierra la película), es porque nuestra precandidata en el PRI sí piensa diferente.

[email protected]


Vídeo Recomendado


The Author

Rubén Díaz López

Rubén Díaz López

1 Comment

  1. José Chavira Carrasco
    07/03/2016 at 10:06 — Responder

    Piensa diferente jajajaja.

¡Participa!