EleccionesOpinión

Candidatos ¿a la altura? / Punto Crítico

 

Esta semana en Aguascalientes, tuvimos la oportunidad de escuchar a uno de los filósofos y escritores de habla hispana más reconocidos internacionalmente, el Dr. Fernando Savater, quien sostuvo una charla con jóvenes de la Universidad Autónoma de Aguascalientes que, aunque breve, sí con un mensaje claro respecto de la política y la construcción de una verdadera ciudadanía.

El intelectual español destacó una frase que retomo: “La educación capacita de forma adecuada a los seres humanos para poder intervenir en la vida política de un país”. Tras la reflexión de sus palabras, tristemente y sin duda alguna, se confirman las cifras que manejan organismos internacionales, México está reprobado en educación, por lo tanto también es cierto que estamos en muy bajos niveles en las cuestiones políticas.

Avanzan las campañas y también se recrudece la guerra sucia entre los partidos, las descalificaciones y los contenidos que incluso se muestran hábilmente manipulados y que circulan por las redes sociales, han sido el pan de cada día en el proceso electoral que se vive en varios estados de la República y particularmente del que somos testigos en Aguascalientes.

Que lamentable, sin duda, es el bajo nivel y el poco perfil que han demostrado tener algunos de los abanderados, pero peor es visto el manejo tendencioso o editado que se ha dado a algunas de sus declaraciones a través de los medios de comunicación.

Al mismo tiempo vemos con desagrado como en los ejercicios organizados por  la autoridad electoral o  por empresas privadas, y que debieran tener como finalidad el que la población pueda conocer las distintas propuestas a través del debate,  se han convertido en espacios que los candidatos a ocupar algún puesto de elección popular han aprovechado igual para las  descalificaciones y los ataques.

Faltan poco más de 15 días para la elección, y aunado a lo anterior,  vemos que los recursos de los partidos se han concentrado casi en su totalidad a la difusión de las candidaturas para la Gubernatura y la alcaldía de Aguascalientes, seguramente habrá a estas alturas gente que no conozca quienes son los abanderados por cada instituto político  a una diputación, y voy más allá, muchos ignoran a estas alturas de la contienda el distrito al que pertenecen.

Muy lejos estamos sin duda de la civilidad y sobre todo del respeto por el que debiera asumirse una encomienda tan alta como lo es convertirse en un representante popular: bajo absoluta responsabilidad y compromiso de cubrir las necesidades de las personas por igual, más en un estado en el que todavía se discuten cuestiones como si es inmoral o no un anuncio espectacular de dos hombres besándose.

Definitivamente no aprendamos de los errores cometidos en el pasado, la ciudadanía está cada vez más alejada de su responsabilidad en la toma de decisiones para la elección de sus gobernantes. La mofa, la cara bonita, el apoyo económico, siguen determinando las preferencias electorales.

El voto de los jóvenes que sin duda es un factor fundamental en el rumbo que pudiera tomar nuestro Aguascalientes en cuestiones políticas. Este sector de la población debiera ser el  más participativo, y vemos con tristeza como son ellos los que cada vez más se alejan de la política.

Las encuestas más adelante confirmarán las tendencias, pero lo que es un hecho, también, es que una gran cantidad de ciudadanos decidirá justo en el momento de emitir su sufragio, a qué partido estará beneficiando, con todo y la compra de votos, una práctica que no ha podido eliminarse y que la autoridad electoral no sanciona.

Concluyo con una frase de Víctor Hugo a la que no hay más que agregarle: “La aceptación de la opresión por parte del oprimido acaba por ser complicidad; la cobardía es un consentimiento; existe solidaridad y participación vergonzosa entre el gobierno que hace el mal y el pueblo que lo deja hacer”.

The Author

Leticia Medina

Leticia Medina

1 Comment

  1. José Chavira Carrasco
    19/05/2016 at 11:03 — Responder

    Congratulaciones.
    Magnífico artículo.
    Y así es cada pueblo tiene el gobierno que se merece.
    Y aquí en Aguascalientes se encuentra muy mal, en otros estados hacen mofa y burla del quehacer político y de las tan pobres.

¡Participa!