Opinión

Goebbels y la política / #PolíticaForDummies

Joseph Goebbels fue el político alemán nazi más influyente de la historia del nacismo, además de ser amigo íntimo de Hitler, fue el político que más influyó en los alemanes porque descubrió y aplicó estrategias para influenciar en la mente de los alemanes, plantar un mensaje, sembrar una semilla, Nolan e Inception no estaban tan equivocados, las ideas se siembran, se asimilan para luego actuarse.

El mismo Goebbels afirmó: ‘‘La propaganda nos ha llevado hasta el poder, nos ha permitido desde entonces, conservar el poder, también la propaganda nos concederá la posibilidad de conquistar el mundo’’, sí para los que no lo creían, la propaganda lleva al poder, pero a algo más profundo también: a controlar los pensamientos, eso es lo grave.

Un psicólogo llamado Leonard Doob resumió los 11 principios básicos de Goebbels, de los cuales tomo los más relevantes y los traigo a la realidad mexicana:

Principio del método de contagio, que significa que se han de sumar todos los adversarios en uno mismo, el adversario o enemigo es uno, en el caso Nazi, los judíos, en el caso mexicano podemos hablar de dos momentos y de una sola persona: Andrés Manuel López Obrador. En las campañas electorales de 2006 AMLO fue el enemigo único de México, AMLO era un peligro, uno solo, el peligro para México; empresarios, Televisa, PRI, PAN y periodistas enfocaron sus fuerzas para no hacerlo llegar a la presidencia, adversarios son uno, aunque los adversarios no necesariamente solo eran AMLO. En un segundo lugar el mismo López Obrador ha unificado al PRI, PAN, PRD, empresarios, Televisa, TvAzteca, en la famosa oligarquía, todos los problemas de nuestro país son de un solo enemigo: las élites. Ambos mensajes han sido exitosos: AMLO no fue presidente y por otro lado hoy es el precandidato presidencial mejor posicionado.

Principio de la transposición, este principio es cobarde e irresponsable, se trata de comunicarle a la sociedad que los propios errores son culpa del enemigo: es claro, el PRI cuando llegó a la presidencia de la República acusó al gobierno de Calderón de retrasos en diferentes materias, cuando la reforma energética, política y en telecomunicaciones fueron propuestas por Calderón y no aprobadas por el mismo PRI. Se trata de todo el tiempo culpar a la oposición por proyectos fallidos o políticas públicas que no cumplen con su cometido.

Principio de la exageración y desfiguración, este es uno de los principios de Goebbels que son utilizados con demasiada frecuencia en nuestro país. Cualquier suceso es sujeto de escándalos y cuando se trata de minimizar al enemigo mucho más. Por ejemplo el caso de la lista nominal, se trata de un error que cometió un partido, que merece sanción pero no es una filtración, no es una venta del padrón y no se hizo con dolo, al menos así parece. Por otro lado, otros medios de comunicación exageran cuando el presidente Enrique Peña Nieto comete alguna pifia como el estado de Lagos, lo llaman incapaz, pendejo, inútil y su pericia para gobernar no es juzgada sino su pendejez de no pronunciar tres nombres de libros, la época de las redes sociales hizo potencializar este principio de Goebbels. Una mentada de madre, un pequeño error, es exagerado y termina gobiernos.

Principio de la vulgarización, uno de los más tristes y ciertos principios de Goebbels es este, que trata de que cualquier propaganda debe adaptarse al nivel menos inteligente para que el mensaje impregne, por eso en las campañas políticas nos encontramos con paraguas, bolsas para el mercado, mensajes sin sentido, canciones de reggaetón en campañas, groserías y no debate, sin duda, aunque vulgar, resulta exitosa.

Principio de la silenciación, es uno de mis principios favoritos, porque me causa mucho morbo, es la manera en que el gobierno y la autoridad calla cuando no tiene argumentos para dar una respuesta. Así podemos hablar de la famosa cortina de humo, ya no resulta un asunto “chairo” resulta un principio que ha funcionado desde el principio del marketing político, guardar silencio cuando no haya respuestas claras, así se entiende el silencio y la respuesta tardía del Gobierno Federal en el caso Ayotzinapa o en el caso Trump. Además este principio es más efectivo de lo que se cree, ya no es solo que el gobierno guarda silencio sino que el gobierno silencia a sus oponentes.

Por ejemplo, en Jalisco mientras el gobierno de Guadalajara de MC, opositor del partido del gobernador genera noticias positivas, el gobernador con más recursos y el aparato del estado impone sus temas para callar y evitar el de por sí inevitable crecimiento del candidato de MC, o lo mismo sucedía con las conferencias de prensa matutinas de AMLO, que a pesar de varios intentos de Fox por poner otros temas nunca pudo callarlo, la idea de López Obrador fue impactante: burló a Goebbels, como otras veces ha sido su principal discípulo.

@caguirrearias

 

The Author

Carlos Aguirre

Carlos Aguirre

No Comment

¡Participa!