OpiniónSociedad y Justicia

La manipulación de los medios / Política for dummies

Los medios de comunicación manipulan, sí. Podemos utilizar otra palabra, pero ésta me gusta más, me parece que define más lo que quiero decir. Manipular, según la RAE, es: “Intervenir con medios hábiles y, a veces, arteros en la política, en el mercado, en la información, etc., con distorsión de la verdad o la justicia, y al servicio de intereses particulares”. Destaco lo último referente a la distorsión.

Quiero exculpar a los medios: la culpa no es de ellos, es del modelo de comunicación privada que reina en este país y en la mayoría de las partes del mundo. Un medio de comunicación no vive si no tiene pautas publicitarias. No hay gobiernos que, por fomentar la pluralidad, inviertan en diferentes medios de comunicación que no sea el del estado. Lo que sí hay son gobiernos que pagan a medios de comunicación por informar de las actividades de gobierno. Algunos de una manera muy válida mediante spots o anuncios claramente identificados, otros lo hacen mediante cobertura excesiva.

Esto, hasta cierto punto podríamos decir que está bien. Se trata de empresas que sobreviven de la oferta y la demanda, de pagar por un servicio. Sin embargo, cuando un medio encuentra una verdad sobre el gobierno y la publica, el gobierno amaga y no entrega pagos de publicidad. Orilla al medio a sumirse ante él porque, de lo contrario, la muerte del medio espera. Así, los medios logran acuerdos: ni muy crítico ni muy oficialista.

Ese modelo le hace daño a nuestra democracia porque los gobiernos democráticos deberían abonar por la verdad, la pluralidad de ideas, la deliberación y la discusión, no por el oficialismo o los informes. Deberían apostar por una interacción y no por una comunicación de una sola vía. Eso claramente no sucede y dudo mucho que suceda. Mientras tanto, hay ciudadanos que confían  y creen en sus fuentes sin confrontarlas porque les parecen serias.

Los medios de comunicación manipulan entre otras maneras de estas 5 formas:

Contando la verdad a medias (Solo dar la voz a una fuente o comunicar algo totalmente contrario al comunicado oficial o boletín)

Colocando títulos a notas completamente diferentes al contenido (La gente no lee las notas sólo los títulos)

Ubicación de las notas (Unas notas siempre en el encabezado, otras sólo como una llamada)

Utilizando adjetivos que califiquen de manera negativa a los actores, sin fundamento (Enojado, triste, confundido)

Utilizando imágenes incómodas como un candidato con el ceño fruncido, donde se ve más gordo, etc.

Estos son sólo cinco de muchas estrategias más. Para muestra, tengo dos casos: la cobertura informativa sobre el caso Ayotzinapa y la cobertura informativa sobre el caso del listado nominal filtrado en Amazon.

En Ayotzinapa desaparecieron 43 estudiantes, nadie sabe qué pasó con ellos. La PGR dice que fue un incendio en Cocula donde los quemaron; el Giei no tiene pruebas de los responsables, acusa al gobierno de obstaculizar investigación y a Zerón de manipular escena del crimen, medios internacionales, gobiernos internacionales acusan al mexicano de omiso y la crisis de desconfianza y legitimidad aumenta. Ambas son acusaciones y no hechos comprobados, por lo que tomar una postura a la conveniencia de intereses me parece irresponsable.

Ricardo Alemán acusó en Milenio: otra gran mentira del Giei o La Prensa de grupo OEM señala: responde Zerón a sospechas en video del Giei o por otro lado El País afirmando: el video secreto de Ayotzinapa o CNN del lado del Giei o algunos medios rendidos ante el tema solo replican informes y el silencio del gobierno los desespera. Dos posturas claras: la más oficialista, del lado del gobierno, procurando proteger su imagen y otra del lado crítico y replicando al Giei.

Por otro lado en el caso de la lista nominal, el comunicado oficial de MC reconoce que la lista nominal es suya pero que confió en Amazon su protección y fueron hackeados, presentando una denuncia en busca de los culpables. Ahí hay dos versiones del tema. Aristegui dice: “subimos lista nominal de electores a Amazon y hubo ‘asalto cibernético’: Movimiento Ciudadano”; mientras que Grupo Reforma dice: “Movimiento Ciudadano subió el padrón electoral a Amazon”; y, como era de esperarse, Movimiento Ciudadano le echa la culpa a terceros por el robo del padrón. Excélsior: ¿Qué creen? Nos hackearon: Dante Delgado.   

Dos maneras de cubrir la información: una que intenta manipular y otra que intenta informar. Los medios de comunicación tienen derecho a cubrir como quieran y cuando quieran, pero deben considerar la responsabilidad moral y ética de los actos, la responsabilidad que tienen en sus manos: el poder la información, el poder que forma criterio, opinión y cultura en los ciudadanos. ¿Ser responsable o no serlo?


Vídeo Recomendado


The Author

Carlos Aguirre

Carlos Aguirre

1 Comment

  1. Alberto Eduardo
    02/05/2016 at 20:07 — Responder

    Muy buen y realista articulo

¡Participa!