Economía

Brexit podría alentar políticas antimigratorias en Estados Unidos

 

  • Debe la industria nacional reducir su dependencia de proveedores extranjeros
  • Propone catedrático política económica progresiva para sobrellevar efectos del Brexit

 

 

El jueves 23 de junio, el referéndum que decidió la salida del Reino Unido de la Unión Europea, con una votación del 51.9 por ciento, trajo incertidumbre a la economía global. De acuerdo a un análisis de Juventino López García, investigador del Departamento de Economía de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), el llamado Brexit impactará económicamente en el ámbito local, nacional y mundial durante el proceso de salida, que se concretará en el transcurso de los siguientes dos años.

Repercusiones para México

En México, como en el mundo, el principal problema del referéndum se centra en la incertidumbre. Entre los principales efectos, el académico destacó la depreciación del peso, más recortes al gasto público, el probable crecimiento de las tasas de interés, la disminución de las inversiones y sobre todo, posibles políticas anti migratorias en el vecino país.

Para el catedrático, el debate sobre el retiro del Reino Unido -Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte- de la UE no fueron los pros y contras de permanecer o no en la Comunidad Económica Europea, sino una disputa sobre cómo erigir nuevas fronteras, impedir la llegada de inmigrantes y retomar la soberanía: “Los defensores de la salida señalan que el Reino Unido necesita limitar la migración para aliviar la presión sobre la vivienda, el bienestar, el empleo y los salarios, lo cual no se puede hacer estando dentro de la UE, ya que la gente puede vivir y trabajar en cualquier país de la misma”.

Añadió que el precandidato del Partido Republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, alentó la decisión de los ciudadanos británicos, reforzando su propia campaña para limitar la inmigración ilegal y construir un nuevo muro fronterizo con México.

Para enfrentar los fenómenos socioeconómicos derivados de una probable repatriación en masa, el especialista consideró necesario idear medidas para responder en caso de que el empresario gane las elecciones del vecino país, a celebrarse este año: “A botepronto, habría reforzar los niveles de empleo en todo el país, apoyar a los connacionales que pudieran ser repatriados a través de estímulos a pequeñas empresas (…) e implementar una política económica con un sistema progresivo, es decir, cada año recortar de uno a dos por ciento la cadena de proveeduría extranjera”.

En el ánimo de demostrar la estabilidad de la economía mexicana frente a los inversionistas, el gobierno federal debería apostar a sus indicadores económicos. Para tal efecto, el académico planteó mantener la inflación por debajo de las tasas de interés, fortalecer las exportaciones e importaciones, sostener el tipo de cambio e incluso hacer uso de la reserva monetaria -estimada en 170 mil millones de pesos- para mantener el valor del peso.

Repercusiones del Brexit en el mundo

El académico de la UAA explicó, que en un intento por minimizar la división del Partido Conservador en torno a la permanencia de los países británicos en la UE, el primer ministro David Cameron,  prometió decidir la permanencia mediante votación: “Los defensores de la salida señalan que el Reino Unido necesita limitar la migración para aliviar la presión sobre la vivienda, el bienestar, el empleo y los salarios, lo cual no se puede hacer estando dentro de la UE, ya que la gente puede vivir y trabajar en cualquiera de los países con membresía”.

En contraste: “Los favorecedores de la permanencia expusieron que abandonar la Unión Europea sería un desastre para la economía, ya que romper el tratado de libre comercio con su mayor mercado de exportación disminuiría sus ventas internacionales y su producción caería a niveles más bajos. Por otra parte, su economía sería más vulnerable debido a que el Reino Unido se basa en la inversión extranjera”.

Según los analistas, el Brexit podría significar una devaluación de la libra esterlina hasta en 20 por ciento, las acciones británicas podrían caer hasta en 24 por ciento, recesión económica por el decrecimiento de las inversiones, elevación de impuestos y recorte de gastos en Reino Unido.

Una crisis en el país considerado la quinta economía del mundo, a decir de López García, produciría también una crisis económica y política en el mundo, así como una posible desintegración de la Unión Europea. El pesimismo de los mercados internacionales quedó en manifiesto cuando el VIX (Volatility Index) se elevó en más de 40 por ciento en pasados días: “Las acciones se están hundiendo en Reino Unido, Europa, Asia y Wall Street, en más del ocho por ciento; los valores del sector financiero decrecieron en 14 por ciento (…); los precios del petróleo disminuyeron más del seis por ciento ante la desconfianza por la desaceleración económica y el precio del crudo podría seguir bajando; las personas acuden a inversiones que son consideradas seguras como los Bonos del Tesoro de los Estados Unidos y el precio del oro se incrementó en casi cinco por ciento, lo cual es una señal de nerviosismo financiero internacional”.

The Author

Hilda Hermosillo

Hilda Hermosillo

Periodista en ciernes. Contestataria y suspicaz por naturaleza, un tanto caprichosa, algo distraída, siempre aprendo de todo, vivo a pleno cada centésima de segundo y no podría vivir sin música. Equidad de género. Medio Ambiente. Derechos humanos. Justicia. Política y elecciones.

No Comment

¡Participa!