EleccionesOpinión

Las Cuentas del PREP / Tlacuilo

El lunes 6, cuatro horas antes del amanecer, el Instituto Estatal Electoral (IEE) dio a conocer el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) o “conteo rápido” de la elección realizada el día anterior. Vamos a utilizarlo para demostrar, como lo afirmamos en las entregas anteriores, que la presentación incompleta e incongruente de sus datos, si bien verídicos, deja un mensaje distorsionado en la mente de la ciudadanía. Para ello aprovecharemos a manera de ejemplo, los datos correspondientes al cargo de gobernador, que son:

Lista Nominal: Contiene el total de electores potenciales en el Estado, que ascienden a 893 mil 637. (Con este dato tendrá que cuadrar el informe final).

Actas contabilizadas: 975 (el 64 por ciento de un total de mil 519).

Lista nominal de las 975 actas contabilizadas: 576 mil 66 electores potenciales (base de la muestra sobre la que se hizo el PREP).

Votos ejercidos: 302 mil 678 que son el 52.5 por ciento de los electores potenciales contabilizados en el párrafo anterior, cuya distribución es como sigue:

Partido Acción Nacional: 132 mil 936 votos.

Coalición PRI+PT+PVM+PNA: 123 mil 439 votos.

Pequeños partidos y candidato independiente: 38 mil 328 votos.

Votos nulos: siete mil 558

Candidatos no registrados: 417 votos.

La suma de estos cinco renglones nos da el total señalado en votos ejercidos. Hasta aquí vamos bien.

El problema se presenta cuando el IEE calcula (lo mismo que el INE en las elecciones federales), los porcentajes con base en el total de votos ejercidos y no en la Lista Nominal (ya sea en la muestra contabilizada para el PREP o la completa para el informe final). Allí es donde está la distorsión. Veamos:

 

Partidos Votos ejercidos Base de cálculo del %
Total de votos Lista Nominal
PAN 132,836 44 % 23 %
Coalición 123,439 41 % 21 %

Lista nominal contabilizada: 576 mil 66 electores.

 

Obviamente, no causa la misma impresión decir que un partido gobierna con el 44 por ciento de los votos que con el 23 por ciento del electorado (ambos datos son ciertos, pero poca gente se toma la molestia de analizar la diferencia). Es el lenguaje sutil de la distorsión mercadotécnica que cabe en la categoría de la falacia: (En lógica, una falacia -del latín fallacia, ‘engaño’- es un argumento que parece válido, pero no lo es. Algunas falacias se cometen intencionalmente para persuadir o manipular a los demás, mientras que otras se cometen sin intención debido a descuidos o ignorancia. En ocasiones las falacias pueden ser muy sutiles y persuasivas, por lo que se debe poner mucha atención para detectarlas.)

El IEE dice muy ufano que el 52 por ciento del electorado acudió a votar (con base en la Lista Nominal), pero nada dice de los que no fueron; en cambio, al calcular el porcentaje de resultados ya no lo hace sobre la Lista Nominal, sino sobre la suma de los votos ejercidos ignorando a la mitad del electorado que se abstuvo, cuando que es el sector que más le debería preocupar porque supera en más del doble al partido con mayor votación y está constituido por personas acreditadas oficialmente como ciudadanos con derecho a voto, pero que al abstenerse de ejercerlo están enviando un claro mensaje de inconformidad con el sistema, que no podrá continuar ignorándolo por mucho tiempo sin consecuencias.

El sistema de partidos no da para más; la sociedad demanda abiertamente la necesidad de eliminar el gasto faraónico que pesa sobre sus espaldas y que ha hecho proliferar más negociantes de la política que buenos funcionarios, al grado de que la clase en el poder acepta cínicamente que la corrupción es el problema más grande de México porque la justicia actual es una inválida gracias a la reinante impunidad que desciende desde sus más altas esferas. ¿Y quién va a corregir ese círculo vicioso si los encargados de hacerlo son los que estiran la mano?

Es necesario empezar a tomar medidas en todos los frentes; una de ellas puede ser la de corregir los vicios del lenguaje que favorecen el torcimiento de los valores.

 

“Por la unidad en la diversidad”

Aguascalientes, México, América Latina

2016, año de Jesús Terán y Jesús Contreras

[email protected]


Vídeo Recomendado


The Author

Netzahualcóyotl Aguilera R. E.

Netzahualcóyotl Aguilera R. E.

No Comment

¡Participa!