Opinión

Música, de la clase al concierto / Alegorías Cotidianas

 

Después de una semana controvertida debido a la nueva exhibición en el MECA y los comentarios narcisistas de Hilario Galguera donde los aguascalentenses no tenemos espacios para exponer y no hay quien le llegue al nivel del recién inaugurado museo de fin de sexenio, la maestra de violoncelo y miembro de la orquesta sinfónica, Margarita Benavides, se arriesga y propone a sus alumnos elevar la calidad de la música para que puedan tocar de la mano de un violoncelista destacado, el español Iñaki Etxepare.

Aguascalientes se ha volcado en las artes visuales y ha dejado de lado el crecimiento del resto de las disciplinas artísticas, como la música. Si existen pocos espacios para exhibir una muestra pictórica tanto peor es encontrar un escenario para presentar un concierto o recital, pues la única temporada en la que se acostumbran es en la navideña.

Las salas para recitales son muy pequeñas y en ocasiones los solistas o cuartetos no tienen la posibilidad de absorber el costo de la renta de un teatro y aún falta mucho para que los espectadores acudan, de manera espontánea, a comprar las entradas para un concierto de música de cámara.

Cierto es que a las presentaciones de la OSA acude más público que en años anteriores, también debemos reconocer que parte de ese cuórum son los niños y jóvenes que estudian música en conservatorios privados o en la Manuel M. Ponce acompañados de sus papás, la pregunta aquí es ¿qué ocurre con estos jóvenes si no logran entrar a la orquesta sinfónica juvenil o la OSA? ¿Dónde podrán ejercer su oficio y vivir de ello? Se necesita ampliar los espacios, invertir en profesionalización de los mismos y en campañas para que la audiencia se enamore y asista no sólo a la Sinfónica sino también a recitales y conciertos de producciones musicales de alto nivel.

Imagine usted cuán frustrante podrá ser el estudiar varios años música en un conservatorio serio y no poder encontrar un espacio donde ser escuchado, especializarse y además vivir de ello, como las famosas bandas de rock pero con piano de cola y de etiqueta, aunque las fusiones de la música de cámara con la postmoderna tienen resultados impresionantes y vibrantes.

Dicen que para poder crear primero hay que conocer la forma, así que Aguascalientes necesita más oportunidades para los jóvenes interesados en la música, no sólo en ampliar sus espacios de estudios sino también laborales, tal vez la ciudadanía se acercaría más a los grandes conciertos de la Sinfónica si el 90% de sus miembros fueran artistas locales y no importados de estados vecinos y del extranjero.

Ya es tiempo que los músicos en nuestro terruño comiencen a posicionarse y exportarse para que puedan elevar el prestigio del estado, el de la gente buena, lo que nos lleva a pensar que tal vez algunos de los miembros de la máxima casa de cultura del estado no lo son, al juzgar y despreciar el talento local del que, por cierto come, pues recordemos que todo el dinero que recaudan nuestros impuestos sirven para pagar a los funcionarios públicos. Es muy fácil hablar por hablar y no recordar que todos los artistas, en algún momento también tocaron puertas y picaron piedra y no por ser ya “reconocidos” olviden su origen, lo difíciles que son los inicios y el posicionarse.

El Segundo Encuentro Violoncellístico se lleva a cabo en las instalaciones de la Universidad Interamericana para el desarrollo (UNID) del 24 al 31 de julio y ahí se impartirán conferencias, clases magistrales, cursos de orientación pedagógica, recitales y conciertos con el fin de que los músicos se especialicen y dignifiquen su oficio.

En Aguascalientes existen conservatorios de música entre los que se encuentran la Manuel M. Ponce y la casa de la música como llaman, los vecinos de la calle Álvaro Obregón, a la Escuela de música de la Autónoma, y ninguno de ellos ofreció su espacio para que éste encuentro violocellístico se llevara a cabo, lo que indica que pocas universidades están realmente interesadas en tener apertura cultural y ofrecer espacios donde el arte, la música pueda surgir libre y generosamente a la par de sus cursos regulares, esta semana los alumnos de la UNID asistirán a sus clases las cuales estarán aderezadas por los acordes del violoncelo.

El maestro Iñaki Etxepare, el artista invitado a este encuentro, ha dedicado gran parte de su vida a los grandes conciertos y la enseñanza del violoncelo. Estudió música en el Conservatoire Maurice Ravel en Bayonne, Francia, y desde 1989 se ha dedicado a dar conferencias, conciertos y clases magistrales por todo el mundo.

El maestro Etxepare se encargará de pulir la técnica de los chelistas para que el próximo domingo 31 puedan ofrecer un recital donde demuestren sus grandes habilidades y la calidad de los participantes al mismo.

Las clases de orientación pedagógica están destinadas a que los profesores enseñantes del arte del chelo puedan ofrecer cursos más completos a sus estudiantes e incrementar su nivel artístico.

Nuevamente es la iniciativa privada la interesada en ofrecer mayor calidad sonora y técnica a los jóvenes practicantes del chelo ante la negativa estatal de invertir en capacitación y orientación musical, quizá puedan hacerse inversiones menores de fin de sexenio, campañas políticas más honestas y menos costosas para que los recursos puedan llegar a cubrir las necesidades de especialización artística para que Aguascalientes deje de ser una ciudad ensambladora.

El MECA no resuelve el posicionamiento de Aguascalientes a nivel mundial como centro cultural cuando las puertas están cerradas en todas las áreas para los artistas locales, tal vez el Museo Espacio hubiese sido el “espacio” idóneo para el Segundo Encuentro Violocellístico, aunque el maestro Iñaki Etxepare es reconocido en todo el mundo la organización es local y no pudo tener un escenario donde realizar sus clases magistrales. Ahora con la sala de conciertos del complejo, las manifestaciones malinchistas de los involucrados en la selección del préstamo de ésta serán las mismas que con las salas de exhibiciones plásticas.

En fin, con iniciativa privada el Segundo Encuentro Violocellístico está ya en marcha y usted puede ser partícipe del mismo.

Laus Deo

[email protected]


Vídeo Recomendado


The Author

Paula Nájera

Paula Nájera

No Comment

¡Participa!