Opinión

Guanajuato en la Geografía del Quijote / Alegorías Cotidianas

Guanajuato en la Geografía del Quijote es el título que lleva por nombre las memorias del Coloquio Cervantino Internacional, este 2016 se llevará a cabo el XXVI, en el mes de octubre con el lema “Cervantes 400 años”.

El título de las memorias no puede ser más preciso, pues no hay un solo cervantista que no quede impactado por su belleza, e imagine al Quijote andar por los callejones en Rocinante, acompañados de Sancho.

Para los especialistas de Don Miguel de Cervantes no existe un lugar que pudiese ser más apropiado para que en ella se recrearan las Novelas Ejemplares, los Entremeses Cervantinos y el Don Quijote de la Mancha. La Geografía de Guanajuato cautivo a Don Eulalio Ferrer y logró posicionar a esta pintoresca ciudad como la Capital Cervantina de América.

Don Eulalio es un español que llegó a México en 1940 por la Guerra Civil Española. Durante el exilio permaneció en un campo de concentración en Argelès sur mer, ahí conoció la obra cervantina cuando un día cambió una cajetilla de cigarrillos por una edición del Quijote de 1912. A sus 19 años leyó un sinnúmero de veces de manera casi devota la novela; años después de establecerse en tierras aztecas, comenzó a coleccionar ediciones de la obra de Miguel de Cervantes así como pinturas y esculturas.

El maestro Ferrer conoció Guanajuato y compró una finca en la calle Manuel Doblado, el número 1, donde en 1987 inauguró El Museo Iconográfico del Quijote (MIQ). Ahí mostraba su colección personal de la obra de y sobre Cervantes, posteriormente dieron inicio los Coloquios Cervantinos donde reconocidos investigadores, escritores y cervantistas de todo el mundo debaten y comparten sobre la obra literaria de Miguel de Cervantes Saavedra.

Una década después de ser inaugurado el Museo Iconográfico, Don Eulalio creó el Centro de Estudios Cervantinos de México, el cual como su nombre lo indica se dedica a la investigación de la obra cervantina. También creó la Fundación Cervantina para impulsar a talentos por medio de bienales y concursos literarios, musicales, plásticos, siempre inspirados por la obra del autor de Don Quijote de la Mancha.

El fervor y la pasión de Don Eulalio por Miguel de Cervantes ha hecho durante décadas que el estudio de este autor español del siglo XVI esté siempre vigente y que nutra de manera natural la literatura universal.

En un principio, al Coloquio Cervantino asistían un número pequeño de cervantistas y uno que otro interesado, con escasa participación de los jóvenes; a finales de los 90, poco se había difundido en México el estudio de Miguel de Cervantes y lo que más se leía era el Quijote. Gracias a la difusión y las becas que ofrece la Fundación Cervantina, los jóvenes universitarios pudieron conocer que había mucho más que “En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no puedo acordarme” (QJTE 1,1) y los entremeses representados magistralmente en la Plaza de San Roque, Guanajuato, pues los investigadores que comparten sus estudios sobre Cervantes hablan de su obra en general y eso hace que cada año se confirme más la capital guanajuatense como “la ciudad Cervantina por excelencia”.

El Quijote es el libro más leído después de la Biblia y el más traducido a diferentes lenguas en el mundo. Sin embargo, pocos saben que el primer discurso femenino de la historia de la literatura española fue escrito por Cervantes en la primera parte del Quijote, y es justo cuando la serrana Marcela habla de la oportunidad que tenemos las mujeres para elegir, aun si a Grisóstomo (QJTE 1, 12-14) le produjo un gran dolor.

El siglo pasado, el padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, aprendió español sólo para poder leer a Cervantes en su lengua y comprender su escritura desde la raíz, su obra preferida no era Don Quijote de la Mancha sino una de las Novelas Ejemplares, El coloquio de los perros donde, como su nombre lo indica, los protagonistas son dos perros quienes intentan comprender e interpretar a sus cohabitantes, quizá eso fue lo que fascinó a Freud ya que la interpretación de las obras del autor de dicha obra es tan polisémica como para cautivar a las mentes más brillantes.

En la actualidad los jóvenes leen best seller sin que éstos en su totalidad sean lecturas aceptables, poco conocen de Cervantes y si lo han oído mencionar es por el Festival Internacional Cervantino, el cual ha tratado de regenerarse para no hacerle competencia a la Feria Nacional de San Marcos en eso de ser una cantina desprestigiable.

El Festival Internacional Cervantino nació y se hizo célebre gracias a la representación de los Entremeses Cervantinos dramatizados, como lo habíamos mencionado ya, en la Plaza de San Roque, ahí podemos reír y disfrutar El juez de los divorcios, Rinconete y Cortadillo, entre otros aunque el verdadero clímax se vive cuando aparece Don Quijote ataviado en su armadura, cabalgando a Rocinante en una escenografía que fue hecha para hacer vivida su lectura y ubicar su letras en la Geografía de Guanajuato.

Si no conoce Guanajuato capital y leyó ya el Don Quijote de la Mancha, no pierda la oportunidad de recrear la literatura en el Museo Iconográfico, los callejones y las plazas de la Capital Cervantina, sí ya lo conoce entonces acérquese a otra obra de Cervantes y  recree la lectura tomando un café en la  Plaza de la Unión, mientras pasa la rondalla o tomando una cerveza en la Dama de las Camelias.

Siempre hay una primera vez para descubrir a Cervantes, fascinarse con su escritura y descubrir su Geografía americana.

 

Laus Deo

[email protected]

The Author

Paula Nájera

Paula Nájera

No Comment

¡Participa!