Opinión

Impugnación: el verdadero objetivo / Cinefilia con derecho

 

He leído de algunos compañeros editorialistas así como de actores políticos que, en el recurso de nulidad de elección de gobernador y la impugnación que se planteará en contra de la sentencia local, ven a un PRI que no sabe perder, un aferramiento al poder, o que se trata de crispar a la sociedad; todo muy lejos de la verdad, no es comprensible y no entiendo bajo ningún aspecto que esa clase de políticos o escritores de forma velada pretendan sesgar uno de los derechos más importantes que las sociedades democráticas de occidente han instituido durante siglos: el de acudir ante los tribunales. Más aún, la impugnación forma parte del proceso electoral, es una etapa más, tan es así que otros partidos impugnaron distintas elecciones, por ejemplo, Acción Nacional el municipio de San Francisco de los Romos que justamente ganó el Revolucionario Institucional.

Tenemos que dejar claro: es el ejercicio de un argumento legítimo a la luz no solo de nuestra Carta Magna, sino de todos los tratados internacionales de derechos humanos y de la propia Declaración Universal que lo establece en su artículo 8. Sidney Lumet, director de cine norteamericano, es un experto en las cintas sobre este tema, además de la clasiquísima 12 Angry Men (1957) recomiendo (a todos los que han criticado el que se recurra la sentencia que emitió la semana pasada la Sala Administrativa y Electoral) la de Veredicto final (1982) en ella un abogado ya entrado en años decide tomar el caso de una familia que entabla un litigio relativo a gastos médicos, en la medida que se clarifica su posibilidad de triunfar, recibe múltiples ofertas económicas, pero él está decidido a hacer justicia. Esta es la importancia de que se agoten todas las instancias jurisdiccionales, se trata de la prerrogativa fundamental para que las personas, entre ellas las morales (como los partidos) puedan acceder a los jueces, no sólo por el interés individual, sino además el colectivo que consiste en la justicia, requisito para conservar el estado de derecho. Y eso es justamente lo que se pretende.

La impugnación que hoy se plantea, va más allá de la elección en Aguascalientes, se han esgrimido cuatro causales que plantean cuestiones jurídicas relevantes, ponen en la mesa del debate temas de actualidad para el país y para nuestra democracia: 1. La eliminación y los efectos del fuero; 2. Los mecanismos para cuantificar el exceso de gastos de campaña; 3. El mantenimiento del estado laico y los límites a la participación política de la Iglesia; y 4. El uso de programas sociales así como la participación de funcionarios en el proceso electoral. Todos son temas que nos debe de interesar sean definidos y clarificados por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Citando a mi maestro Francisco Ramírez, respetamos, pero no compartimos los argumentos que dio la Sala Administrativa y Electoral al confirmar los resultados de la elección a gobernador, consideramos que su argumentación no fue exhaustiva y que la sentencia no se encuentra debidamente motivada y fundada, nos preocupa que el magistrado ponente sólo haya tenido 24 horas para elaborar un proyecto de sentencia que parte de un expediente voluminoso, por eso acudimos a otra instancia, a la Sala Superior.

Si la parte contraria considera que su triunfo es legítimo, que no violentó ninguna norma, tendría que ser el más interesado en que las vías jurisdiccionales se agoten hasta la última instancia, que la máxima autoridad del país en la materia, sea justamente la que decida. Por ello, no se trata bajo ningún aspecto de rencores o frustraciones, sino de plantear ante el poder judicial las inconformidades que se tienen, un derecho que también, ya lo dijimos, está haciendo valer en otras elecciones, el Partido Acción Nacional. Es importante señalar que en ningún momento se han generado manifestaciones o se ha buscado los caminos de la desobediencia civil, por el contrario, se siguen las vías legales. Que nadie se rasgue las vestiduras, simple y llanamente es una etapa más de la elección. Esperemos pues, para beneficio de todos, la resolución de la Sala Superior.

[email protected]


Vídeo Recomendado


The Author

Rubén Díaz López

Rubén Díaz López

No Comment

¡Participa!