Opinión

La jugada geoestratégica de Putin / Taktika 

Alepo, Siria. 16 de agosto de 2016. Provenientes del noroeste de Irán, los bombarderos estratégicos Tu-22M de la Federación Rusa lanzan su letal carga contra las posiciones ocupadas por los seguidores del Estado Islámico. Tras alcanzar sus objetivos, sin haber perdido ninguna aeronave, los aviones rusos -con la estrella roja de cinco puntas, símbolo del proletariado, pintada en el fuselaje- retornan a sus bases, dejando tras ellos una estela de devastación y, mucho más importante, un mensaje geoestratégico: Rusia es la potencia líder en el Medio Oriente y sin ella no habrá un acuerdo definitivo a la guerra en Siria.

La escena arriba descrita sirve como prefacio al presente artículo, el cual pretende, definir el concepto de geoestrategia y las implicaciones del uso, por parte de Rusia, de bases aéreas en la República Islámica de Irán para atacar objetivos en Siria.

La geopolítica se define como “el estudio de las relaciones entre los elementos geográficos y la política de los Estados”. Es decir, es la ciencia profunda de la evolución del mundo. Asimismo, de la geopolítica se deriva la geoestrategia, la cual se define a continuación:

 

CONCEPTUALIZACIÓN DE LA GEOESTRATEGIA

 

AUTOR DEFINICIÓN
Cabral Abel Couto Tipo de política exterior guiada principalmente por factores geográficos, los cuales afectan y constriñen la planeación política y militar
Instituto Brzezinski de Geostrategia Interacción única de la historia, la geografía y la estrategia para formular estrategias de largo plazo
Instituto de Análisis y Estudios de Defensa de la India Describe la concentración de la actividad diplomática y poderío militar por parte de un Estado
Diccionario Merriam-Webster El uso por parte de un Gobierno de la estrategia basada en la geopolítica

Fuente: Autor

 

Una vez establecido el concepto de geoestrategia cabe preguntarse ¿Por qué el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha efectuado una gran jugada geoestratégica en Siria? Primero, el hecho de que Irán, por primera vez desde la Revolución Islámica de 1979, haya permitido a una potencia extranjera conducir operaciones militares desde su territorio significa una mayor convergencia de los intereses rusos e iraníes en lo que respecta a la guerra en Siria, un conflicto en el cual Irán ha perdido más de mil efectivos, la mayoría de ellos pertenecientes a la Guardia Revolucionaria, y ha gastado “más de 6 mil millones de dólares anualmente”1 en apuntalar al régimen de Bachar Al-Assad.

Para muestra, un botón: el secretario del Supremo Consejo de Seguridad Nacional de Irán, Alí Shamkhani dijo a la agencia de noticias, IRNA, que “la cooperación entre Moscú y Teherán contra el terrorismo en Siria es de carácter estratégico. Debemos unir nuestro potencial y capacidades”.

Asimismo, Rusia, al intentar restablecer su área de influencia en el Cáucaso y el mar Caspio, “requiere un Irán amistoso que no compita con Rusia en esas áreas y que no exporte el Islam radical”2.

Segundo, el asalto aéreo envía el mensaje de que “Rusia está expandiendo su rol y presencia en el Medio Oriente”3 y que tiene un mayor compromiso, tanto diplomático como militar, que los norteamericanos en resolver, de acuerdo a su óptica, la problemática.

Tercero, el uso del territorio iraní para lanzar ataques aéreos en Siria, es un complemento a la base aérea de Hmeymim, Siria la cual está siendo acondicionada para: recibir nuevos sistemas de tráfico aéreo, desplegar los misiles tierra-aire Pantsir y servirá a los gigantescos aviones de transporte An-124.

Con Hmeymim y la base naval de Tarso, Rusia logra su sueño húmedo, en términos geoestratégicos, de poseer un puerto de agua tibia en la región y, de paso, bloquea la posibilidad de que un oleoducto o gasoducto, que no convenga a sus intereses, cruce territorio sirio.

Cuarto, la ofensiva aérea rusa desde Irán ocurre en momentos en que “coincidentemente” el director de la Oficina para la Cooperación Militar Internacional de la Comisión Central Militar de China, Guan Youfei, visitó el 16 de agosto de 2016, Damasco para entrevistarse con el ministro de Defensa sirio y un general ruso.

Quinto, la jugada geoestratégica de Putin se une a la reconciliación con Turquía, la cual podría devenir en un eje Ankara-Moscú-Teherán, el cual potencialmente definiría el orden del Medio Oriente, en detrimento de Washington-Tel-Aviv-Riad. Esta posibilidad perturba las fantasías de Barack Obama. Por lo tanto, la misión norteamericana que visitará Turquía, para entrevistarse con el presidente Recep Tayyip Erdogan, será encabezada, ni más ni menos, que por el vicepresidente Joe Biden.

La visión de Vladimir Putin es: “Rusia o es una gran potencia, o se desintegra y es nada” (Dmitri Trenin dixit). Por lo tanto, al utilizar de manera astuta y juiciosa a sus fuerzas armadas, Putin ha logrado restablecer a Rusia como gran potencia, tal y como lo ha demostrado en Crimea, el este de Ucrania y, en repetidas ocasiones, en Siria.

Aide-Mémoire.- ¿Será cierto que Donald Trump carece de experiencia, pero sus detractores carecen de sentido común?

 

1. – Iran Spends Billions to Prop Up Assad, https://goo.gl/w8cSbs

  1. – Kaplan, Robert D. The Revenge of Geography: What the Map tells us about coming conflicts and the battle against Fate. Random House, New York, 2012, p. 182
  2. – Russia’s Long Road to the Middle East, http://goo.gl/8IwdW9

 

The Author

Soren de Velasco Galván

Soren de Velasco Galván

No Comment

¡Participa!