Sociedad y Justicia

México no ha podido empoderarse en su relación con los Estados Unidos

  • Según Néstor García Canclini, ni sociedad ni gobierno han sabido posicionarse frente a las posturas xenofóbicas de Donald Trump y de una gran parte de la sociedad estadounidense
  • Durante la negociación del TLCAN México pudo haber exigido más
  • El país se ha sumado a una corriente internacional por legitimar los derechos humanos

 

La sociedad y el gobierno mexicanos no han sabido posicionarse en la relación que se tiene con los Estados Unidos y su sociedad que ha demostrado en últimas fechas, un posicionamiento xenofóbico evidenciado con el apoyo a la campaña antimexicana emprendida por el candidato a la presidencia Donald Trump, apuntó el antropólogo Néstor García Canclini.

García Canclini estuvo el día de ayer en la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) para impartir la conferencia “Los jóvenes cambian las preguntas en las Ciencias Sociales” con el propósito de compartir información para identificar cuáles son los nuevos cuestionamientos que emergen de estas áreas a propósito del estudio de la cultura y en general de los cambios que surgen de la globalización y del neoliberalismo, así como qué significado tienen las nuevas tecnologías con las que sobre todo, se comunican las nuevas generaciones.

Antes de la conferencia el también investigador ofreció una rueda de prensa en la que habló de la respuesta del gobierno y la sociedad mexicanas frente a las posturas xenofóbicas que han surgido en casi la mitad de la sociedad estadounidense gracias a los posicionamientos del candidato a la presidencia Donald Trump.

La respuesta de la sociedad y del gobierno mexicano -dijo- han sido muy débiles en comparación con el desafío que representan las posturas de Donald Trump quien ha tenido una gran repercusión y adhesión a su pensamiento gracias a que la mitad de la sociedad estadounidense tiene los mismos temores que él y no sabe bien cómo pensarlos.

Apuntó que México debería estar más despierto a estos conflictos, de hecho hace ya mucho tiempo, hubo una oportunidad histórica para que el país hubiera tomado fuerza en su relación con los Estados Unidos pero se desperdició, esta ocurrió a principio de los años 90 cuando se discutió el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN).

En ese entonces, aseguró, México tenía una posición más poderosa en la relación que sostiene con los Estados Unidos por lo que entre las negociaciones del tratado pudo haber incluido el tema de la cuestión migratoria así como un intercambio sociocultural más equitativo y ciertos temas de la agenda mexicana que son centrales, “sin embargo se tuvo una visión muy corta”.

Según García Canclini, los canadienses sí supieron cómo negociar de un modo astuto e inteligente el Tratado de Libre Comercio, pues incluyeron las industrias audiovisuales en el intercambio con los Estados Unidos.

Antes de que se firmara el tratado García Canclini junto con otros investigadores realizaron un estudio en el que se entrevistó a varios secretarios de estado mexicanos que estaban en la negociación, de los cuales uno de ellos manifestó en ese momento que los asuntos culturales se mantendrían en reserva, como una carta para negociar si se tenían dificultades en otros aspectos del tratado.

“Es una larga historia de estar mal preparados para situarnos frente a los Estados Unidos, hay una asimetría entre las dos sociedades, pero la reforzamos no preparándonos para encarar las negociaciones pasadas y las actuales que se vislumbran mucho más difíciles”, señaló el investigador al comparar el TLCAN con las propuestas de Trump.

En otro orden de ideas García Canclini habló de los movimientos actuales que buscan la reivindicación de los derechos humanos en la que México pese a los momentos de alta conflictividad que se viven.

Dijo que en México, a diferencia de lo que sucedió en el resto de América Latina, no se tuvieron dictaduras, sino un autoritarismo y un monopartidismo muy insatisfactorio, por lo que hasta ahora se advierte la gravedad de los atentados a los derechos básicos como la vida.

En ese sentido negó que los recientes movimientos en pro de los derechos de las minorías en México sean modas, pues un sector mucho más amplio de la sociedad se ha vuelto sensible a la validación de estas garantías, por ejemplo la homofobia que se ha reducido notablemente en el país o el respeto a los pueblo indígenas.

Sin embargo, muchos de estos movimientos no han sabido cómo aterrizar a las políticas públicas, “a mí me preocupa que muchas de las movilizaciones que están desde hace años en México parecerían manifestaciones de duelo más que de demanda política, tenemos un gran problema para pasar del duelo a la acción transformadora”.

Por otro lado también se nota que frente al avance de la defensa de los derechos humanos surgen reacciones violentas de los grupos más conservadores que permanecen instalados en la simple reproducción de prejuicios antiguos.

 


Vídeo Recomendado


The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!