Opinión

La deficiencia del transporte / Punto crítico

Lejos se ve la solución al tema del transporte público de Aguascalientes. Esta semana el sistema entró en un paro parcial de sus unidades ante la “imposibilidad” de seguir otorgando el servicio tras la constante negativa del Gobierno para incrementar las tarifas, que según los concesionarios, esto ha hecho ya insostenible el amortiguar sin consecuencias las constantes alzas a los insumos, de manera específica refiriendo el aumento en los precios de los combustibles.

En nuestra ciudad, unas 300 mil personas utilizan este medio para trasladarse en la ciudad, de tal forma que una acción como la que llevaron a cabo, sin duda representó un golpe fuerte para la población pero también para las autoridades, que dicho sea de paso, no han querido entrarle al tema.

En el discurso se quedó aquella iniciativa del Ejecutivo que incluyó por su puesto varios estudios, para la modernización del sistema, es importante destacar que tampoco los legisladores propiciaron las modificaciones en la ley para la prestación de un servicio que por años ha sido calificado por la ciudadanía como muy deficiente.

Aseguran en Atusa que los propios concesionarios son los que han tenido que estar sorteando y viendo comprometidas las utilidades ante el impedimento del gobierno de regular los costos en los casi seis años de la actual administración estatal.

Han quedado de lado las condiciones en las que se obligan a los choferes a operar. Con jornadas de trabajo extenuantes en una ciudad con un número de automóviles creciente que la ha vuelto más complicada en sus vialidades.  

No hay capacitación, ni salarios dignos, a esto hay que agregar que quienes van al frente del volante tampoco tienen el compromiso que representa llevar de forma segura en las unidades a miles de personas a lo largo del día.

Podemos ir más allá, haciendo una comparación de lo que en otros países han logrado de sus sistemas de transportes, en los que además de estar en excelentes condiciones, cumplen con los parámetros de seguridad, limpieza, tiempo de arribo y salida de sus unidades.

La eficiencia en el servicio ha permitido que éste sea el medio idóneo de traslado de los habitantes incluso de aquellos que cuentan con vehículos propios. En materia ambiental, un servicio adecuado también contribuye a que sean menos los automotores que circulen por las calles disminuyendo así los niveles de contaminantes.

Sin duda alguna en nuestro estado, hace falta voluntad de todas las partes para solucionar esta problemática. No se dará ahora, queda claro.

Este será un tema que heredarán tanto el Gobierno del Estado como nuestros diputados, a las siguientes autoridades, mientras tanto seguiremos padeciendo lo que hoy es uno de los servicios más deficientes de Aguascalientes.

The Author

Leticia Medina

Leticia Medina

No Comment

¡Participa!