Local

La eliminación de las tareas escolares / Punto crítico 

Sin duda el modelo educativo de nuestro país no ha dado los resultados esperados, a pesar de las modificaciones constantes que se han dado a los programas de estudio e incluso con todo y Reforma, seguimos reprobando en este apartado. ¿Qué es lo que estamos haciendo mal?

Recientemente, la Organización Mundial de la Salud dio a conocer algunas necesidades en educación, que los gobiernos de todo el mundo deben resolver para el mejor desarrollo de los niños y jóvenes, entre ellas destaca  la posibilidad de reducir las labores escolares que maestros  destinan para que se cumplan en  el hogar.

Ello, tras los argumentos que el Ministerio de Educación de Ecuador presentó  ante esta instancia, afirmando y tras varios estudios, que los niños son mejores estudiantes cuando no invierten tanto tiempo en tareas extraoficiales, de ahí que surge este llamado por parte de la OMS para que se eliminen las tareas para alumnos en primaria en el mundo.

El Ministerio de Ecuador por lo pronto, ha decidido  reducir las horas de trabajo en casa debido a que los padres de familia así lo solicitaron, por lo que en aquella nación esto se aplicará a partir de enero de 2017.

De acuerdo con las investigaciones realizadas desde 1989 por Harris Cooper (Investigador del Departamento de Psicología de la Universidad de Duke),  los alumnos comprenden mejor los temas dentro del salón de clases, que dejándoles tareas, pues esto sólo les quita tiempo, según arguye, para realizar actividades que también son parte de su desarrollo.

Para lograr que las tareas sean eliminadas, se han llevado a cabo pruebas que demuestran que los estudiantes son mejores si sólo invierten una hora a las labores extraoficiales que los que le dedican cuatro.

El caso más sobresaliente en la formación de niños y jóvenes es el de Finlandia. El modelo de educación allá plantea también la necesidad de reducir el tiempo que los alumnos destinan a la realización de las tareas escolares. La justificación: los niños deben tener tiempo para ser niños: disfrutar de las actividades recreativas, culturales, en familia; en pocas palabras, los enseñan a ser felices en todos los planos de su vida.

De acuerdo a este modelo, se busca reducir también el tiempo que están en las aulas a unas 20 horas a la semana. Además se han eliminado los exámenes  estandarizados y se ha fortalecido el programa de intercambio académico de tal forma que al llegar al nivel de licenciatura, los jóvenes dominan al menos dos idiomas.

Muy lejos estamos de alcanzar una meta así, en nuestro país hay millones de niños mexicanos que además de estudiar tienen que contribuir al sostenimiento de su casa. Sin embargo, podemos empezar por las bases de  este tipo de formación que ha resultado en hombres y mujeres exitosos en otras partes del mundo.

“La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”, Nelson Mandela.

The Author

Leticia Medina

Leticia Medina

1 Comment

  1. José Chavira Carrasco
    20/10/2016 at 18:32 — Responder

    Totalmente de acuerdo
    El niño se pasa 5 horas en la escuela y 6a7 horas en casa, caen rendidos.
    Al niño de primaria sólo lectura y escribir ensayos, matemáticas básicas.
    Se los expresa alguien que tiene más de 35 años en educación frente a grupo.

¡Participa!