Opinión

Chemita es traicionado / Cocina Política

 

¿Lo negarían bíblicamente tres veces, antes de traicionarlo? O sin pensarlo dos veces (bueno, tres) decidirían dejar atrás a su más fiel aliado. A ese buen pastor que les volvió redituable el “regalito del cielo” autoría del presidente Enrique Peña Nieto.

La Educación según Chemita. Según el obispo José María de la Torre Martín y sus conservadores secuaces seculares, la educación pública en el país atenta contra las enseñanzas católicas; teoría que es sostenida por los internacionales “cardenales rebeldes” que recién hicieron pública una carta en la que además de “echar montón”, al querido “papa panchito” lo “acusan de respetar” la educación impartida por los órganos de educación oficiales en varios países.

¡Mire usted! Eso de “echar montón” es exagerar la nota, pues son sólo cuatro los cardenales ultra conservadores que firmaron la retrógrada misiva y de ellos sólo uno se encuentra en activo; el resto está en condición de retiro.

De vuelta a nuestro querido Agüitas, Chemita y el presbítero conocido como “padre Ghandi” (nada que ver con aquél respetado activista de talla internacional), algunos sacerdotes de ideas prehistóricas y sus siempre leales súbditos organizadores de la marcha de las conciencias puras, blancas y prístinas; se habían apostado a las puertas del Congreso del Estado, en la pasada LXII legislatura, para, en pancartas y voz viva, reclamar por la objetividad científica de los contenidos educativos en materia de sexualidad y reproducción humana. La pretensión del grupo: insertar en el diseño de los contenidos las creencias y doctrina del grupo conservador católico (contrario al papa Francisco); es decir, infiltrar en la Comisión de Educación de la legislatura en funciones, la orientación eclesiástica.

¡Eureka! Lo lograron. Se le concedió a la Iglesia. Triunfo total. Infiltración legitimada en la Comisión de Educación, y firmada por el Partido Acción Nacional de Aguascalientes, en el primer acto formal de la mayoría apabullante en la LXIII legislatura. ¿El argumento? Si lo hizo la LXII, ¿Por qué nosotros no? Y a la de “quítense ustedes para ponernos nosotros” traducido como “si les gusta, bueno, y si no, igual, porque así se va a hacer”. La fracción beneficiaria de la ilegal participación electoral de Chemita y secuaces en el pasado proceso electoral, le entregó en bandeja de plata la Comisión de Educación de la seis-tres, a la Iglesia ¡Sí! ¡Pero a la Iglesia evangélica! ¡Hágame usted el favor!

Ni Chema sabe para quién trabaja. La cosa está así: mire usted. Chemita y sus secuaces decidieron jugarla con el blanquiazul en Aguascalientes. Abiertamente hicieron proselitismo tanto en su favor como en contra de su contrincante más cercano el PRI. Fueron tan abiertos en sus expresiones que dejaron evidencia impresa, grabada y testimonial tal, que el Tribunal Electoral Federal, resolvió la violación electoral cometida y ordenó a la Fepade abrir una investigación al respecto, así como sancionar al obispo José María de la Torre Martín a través de la Secretaría de Gobernación.

La paradoja consiste en que, al estrenarse la bancada mayoritaria panista, beneficiada por el ilegal trabajo electoral de la Iglesia católica (sólo una fracción) en su favor; en un hecho sin precedentes en Aguascalientes, imponen -así, literal- al frente de la Comisión de Educación, al diputado Jesús Morquecho Valdez, quien hasta antes del proceso electoral, fungió como enlace gubernamental de la Asociación Evangélica de Aguascalientes.

No sólo se entrega la Comisión de Educación a una persona sin formación pedagógica, o conocimiento del ámbito educativo estatal, sino que se le “adjudica” al representante de una asociación eclesiástica: la evangélica en este caso. Sobra decir que en la LXIII, hay profesores y profesoras; así como profesionales con una mejor formación científica, que le darían a esa comisión de trabajo legislativo la mejor opción de desarrollo profesional, sin orientación religiosa alguna.

¿Valió la pena? Quizá ahora, el obispo José María de la Torre Martín y sus secuaces eclesiásticos y seculares, comprendan lo que significa educación laica y la defiendan. Es decir, ni con orientación católica ni evangélica ¡Ni de iglesia alguna!

Como lo dijo en su intervención la diputada Elsa Amabel Landín Olivares, la educación laica es un principio básico de la democracia, un principio de igualdad; eso significa, ni para ti, ni para mí, ni para nadie: una educación libre de toda orientación dogmática. Cancha pareja.

Quizá ahora, Chemita quiera solicitar a sus seguidores, se aposten a las puertas del Congreso del Estado para exigir una Comisión de Educación sin sesgo eclesiástico; respeto absoluto al principio de laicidad.

Quizá en su soledad, José María de la Torre Martín y compañía conservadora, reflexionen sobre su blanquiazul apuesta, que aún los tiene a la espera de una sanción solicitada por el Tribunal Electoral Federal a la Secretaría de Gobernación y como sujetos de una investigación a cargo de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales. Quizá es hora que comiencen a preguntarse ¿Valió la pena?

¡Nos vemos en la próxima! Recuerde usted que en esta su cocina, se come, se lee, se estudia y se conversa de todo; particularmente de política.

CODA ciudadano. Adopción gratuita de perros y gatos en Aguascalientes: Páginas, www.vetinn.com.mx ; www.amigosproanimal.org O llama a Vett Inn: Tel 175 8882. Gabinete Veterinario: Tel 918 3961. Vet Pet 914 4076.

[email protected]

The Author

Socorro Ramírez

Socorro Ramírez

No Comment

¡Participa!