Política

No debe surgir de la imposición la próxima dirigencia estatal del PRI

By  | 
  • Gustavo Granados señala que deben surgir acuerdos entre aspirantes a dirigir al tricolor
  • Será más fácil reconstruir al PRI desde la oposición

 

En su papel de aspirante a presidir el Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Gustavo Granados Corzo consideró que a fin de que la próxima dirigencia tricolor cumpla con su cometido de rescatar los espacios perdidos en los últimos procesos electorales, debe de trabajarse en la unidad al interno del partido, situación que se logrará mediante un proceso interno totalmente democrático y sin la imposición de perfiles para ocupar los cargos en disputa.

“En lo personal, Gustavo Granados estará sumamente pendiente de que sea un proceso constructivo y no de dedazo, y lo digo así, no nos da el tiempo ni el partido para que simplemente mañana nos digan que es fulanito el presidente, eso llevaría a una inminente mayor crisis en nuestro partido (…) yo por lo que voy a pugnar ahorita fuertemente como sector y como Gustavo Granados es que haya reglas claras para el proceso y la metodología del nombramiento del nuevo Comité Directivo Estatal”, dijo Granados Corzo.

Explicó que “nos hemos estado reuniendo diversas expresiones del priismo, todos estamos dentro de un único interés que los buenos resultados del PRI que ha dado en Aguascalientes, se vea reflejado en elecciones”, dijo el priista al resaltar su intención de convencer a otros perfiles a apoyar sus aspiraciones, “desgraciadamente esto no depende sólo de que yo quiera, depende de que todos quieran que sea alguien, no sé si quieran que sea Gustavo Granados o si Gustavo Granados tendrá que salir a apoyar a alguien más. Quien nos genere la unidad, y eso sí, con las mejores características”.

Lamentó las últimas derrotas del tricolor, que se dieron pese a los resultados favorables que dejó el gobierno de Carlos Lozano de la Torre, “es un poco paradójico que mientras el gobierno estatal dio buenas cuentas, en lo político, desafortunadamente para los priistas, hay un cambio de colores para la nueva administración, y eso implica que haya una reconstrucción. A veces es más fácil reconstruir desde la oposición, porque todos ceden una parte, al no haber un reparto de posiciones (…) buenos resultados, que genere a la ciudadanía esa cercanía y esa empatía para que a la hora de las elecciones refrenden la confianza al PRI”.

¡Participa!