Opinión

Se va el caótico 2016 / Enredos financieros

 

Estimado lector, un año más se nos va, el 2016 será recordado durante mucho tiempo, pero no por haber sido uno de los mejores años, simplemente habría que hacer un pequeño recuento de lo que nos deja el 2016. Lamentablemente, lo que deja no queda en el pasado, tendrá repercusiones en los próximos años, y quizá no tan agradables.

  1.      La guerra de Siria. Libros se han escrito, y se siguen haciendo memoriales para el Holocausto judío de la segunda guerra mundial, una de las épocas más oscuras de la humanidad, en donde se trataba al ser humano como mercancía y no valía la vida absolutamente nada. Pues Aleppo, la ciudad siria, nos mostró en este 2016, que la humanidad aprendió mal la lección. La masacre, los muertos, las violaciones, la demostración más baja de la humanidad se dio en esta ciudad. Ríos de sangre por doquier, niños que ya no lloran, mujeres y hombres que caminan como salidos de una película de zombis, sin esperanza, sin fe. Todo por el petróleo, por la hegemonía de dos potencias, de dos modos de pensar la civilización, Estados Unidos y Rusia, los árabes sunitas y los chitas, y en su afán de tratar de tener “la razón” sobre quién es la civilización, muestran la barbarie total al mundo. Las repercusiones de esta guerra que todavía no termina seguirá otros años más, como pasó con la ex Yugoslavia.
  2.      La elección presidencial de Estados Unidos. Los americanos por más de 200 años han sido el baluarte de la democracia, los que sí saben cómo llevar a cabo el “gobierno del pueblo” que eso significa la palabrita. Mandaron recomendaciones, asesores y demás a otros países para que “aprendieran” de la democracia por excelencia. Pues esa democracia se ha roto. La elección ha sido terrible. Malos candidatos en ambos partidos, un sistema caduco que ya ha sido superado, un candidato ganador que tuvo cerca de tres millones de votos menos que el perdedor. Y la sumisión de muchos que estaban en contra de ese candidato. ¿Qué pasará con Trump? Ni él mismo lo sabe, pero tendremos cuatro años para saber qué pasará.
  3.      La elección a gobernador en Aguascalientes. El PAN regresa al poder después de un sexenio del PRI, en donde las cuentas “macro” entregadas por Lozano no parecen estar tan mal como para la derrota en las urnas. Las guerras internas de partido, el hartazgo de la población de la corrupción y desvío de recursos que apenas se está asomando en el horizonte, hizo que la población volviera la cara hacia otros partidos. Martín Orozco está ante la oportunidad de dar un golpe de timón y evitar a toda costa la corrupción y el tráfico de influencias. Tiene 6 años para lograrlo, si no lo hace, la población no sabrá a donde voltear, porque se dará cuenta que el PRI y el PAN, son lo mismo.
  4.      El Gobierno Federal paralizado. En la historia reciente del país, existen episodios en los cuales el gobierno federal se “inmovilizó” al no saber qué hacer, pero por un corto tiempo. El gobierno de Miguel de la Madrid en el terremoto de 1985 no supo qué hacer hasta pasadas unas semanas, nunca habíamos visto un gobierno que pudiera estar en cualquiera de las dos situaciones siguientes, o bien es lo suficientemente tonto y estúpido que no se da cuenta de lo que se está viviendo, o bien es lo demasiado soberbio como para pensar que lo que ellos están haciendo está bien hecho. Sea cual sea la situación, el dólar se disparó, los robos y desvíos de recursos se han dado con total impunidad y sería imposible no darse cuenta de esas situaciones si ya el SAT tiene todo relativamente “amarrado” para ver esas discrepancias.
  5.      El fracaso de las reformas estructurales. Salvo la reforma estructural de telefonía, todas han sido un fracaso rotundo, la educativa, con el secretario Nuño, el del peinado de salón, la energética con la novedad del aumento del 20% promedio SÓLO PARA EL MES DE ENERO, en fin, la población parece que no estará dispuesta a seguir aceptando esos fracasos ¿o sí?
  6.      El borreguísimo mexicano. Tanta inseguridad, tantas cosas por qué luchar, y el pueblo preocupado por… los quince años de una muchacha en San Luis Potosí. Al principio todos seguimos el juego, pero, el ver esa situación que se desborda y que los medios de comunicación le siguen el juego me hace pensar ¿hasta cuando pensaremos como ciudadanos y dejaremos de ser niños? El acabose es el “ódiame más” de los americanistas y el “me das pena” de los que no le van al América. ¿Tan importante es el futbol?

Pudiéramos seguir, pero no es afán deprimirte, lector, me resta desearte que este 2017 sea mejor que el año pasado, y que por lo menos tengas la salud que necesitas para seguir adelante, que tengas el dinero que piensan tus hijos que tienes, que el amor esté presente en tu vida como tu pareja piensa que te aman y que esté lleno de éxito y retos. Les mando un abrazo.

 

[email protected]


Vídeo Recomendado


The Author

José de Jesús González Serna

José de Jesús González Serna

No Comment

¡Participa!