Opinión

Carta a los Reyes Magos / Tlacuilo

Lucas el evangelista refiere que los primeros en llegar al establo de Belén donde nació el niño Jesús fueron pastores a quienes eligió un ángel para esparcir la buena nueva. El evangelista Mateo nos dice en el suyo que después llegaron tres Reyes Magos guiados por su estrella (la de Jesús) a ofrecerle tres regalos simbólicos (oro, incienso y mirra) como correspondía porque además de nuevo rey de los judíos, era el mesías: ungido y enviado por Dios para traer el mensaje de paz a los hombres de buena voluntad.

Este es el origen de la tradición que celebrábamos cuando los niños de aquél entonces representábamos el candoroso mito mediante una cartita dirigida a los Reyes Magos, en la que les relacionábamos los juguetes que deseábamos. La noche del 5 dejábamos los zapatos muy limpios, mismos que encontrábamos al día siguiente con dulces, una pelota y tal vez un juguete artesanal de los que veíamos en el mercado.

Pero lo más significativo de aquel acontecimiento era la convivencia con los amiguitos, en torno al chocolate del que disfrutábamos con los buñuelos preparados el día anterior.

El avance tecnológico va dejando cada vez menor espacio para las ilusiones infantiles y así van desapareciendo las antiguas tradiciones como son las posadas, los nacimientos y su riquísima gastronomía.

La única costumbre que yo conservo es la carta que remito a los Reyes Magos, con la esperanza de que me concedan cada vez por lo menos alguna de las peticiones que les hago. Ya el próximo año insistiremos con las que no nos pudieran otorgar, esperando que todavía existan. Sale:

Mundo: Queridos Reyes Magos: la Revolución Industrial iniciada en el Siglo XVIII provocó la explosión demográfica del Siglo XX que continúa hasta el presente, arrastrando un nuevo flagelo: la Contaminación Ambiental. Un resultado de ello es el Calentamiento Global que está derritiendo los hielos polares para aumentar la temperatura y nivel de los mares con lo que desaparecerán muchas costas actuales, disminuirá severamente la producción de alimentos por el Cambio Climático y provocará epidemias, amenazando así la supervivencia misma de la humanidad.

Este lóbrego panorama me obliga a pediros, queridos Reyes Magos, que nos ayudéis a combatir la corrupción para que los gobiernos utilicen honradamente los recursos del estado en obras que combatan y eviten la contaminación y eliminen la explosión demográfica.

México. No sé si su poder mágico sea capaz de desaparecer la mordida y la propina del territorio nacional y regresarnos nuestro patrimonio representado por las empresas del estado que fueron entregadas al extranjero, empezando por Pemex. Por lo pronto me conformo con eso.

Aguascalientes. El nombre de nuestro estado proviene de las aguas termales que disfrutábamos cuando éramos poquitos; aquí no se conocían los calentadores. Eso se acabó por la misma causa: explosión demográfica y entrega del agua por el PRI a una empresa extranjera. Para ganar las elecciones -como siempre- la nueva presidenta municipal prometió que el municipio volvería a otorgar el servicio directamente, pero después ha ido cambiando su discurso para pasar el manejo del agua de unas manos privadas a otras, tal vez más amigas del PAN. Por favor no lo permitan. Muchas gracias.

 

– o 0 o –

 

El día de hoy, Viernes 6 de enero, me levanté antes del amanecer para buscar en los zapatos, donde me encontré esta respuesta de los Reyes Magos:

Estimado amigo:

Lo que recibimos usualmente son cartas de los niños en las que cuando mucho nos piden bicicletas, pero solo les llevamos lo que los padres podrían darles, para que no se malacostumbren.

Tú quieres que revirtamos el cambio climático; para ello tendríamos que desaparecer a la especie humana, que es la que lo está provocando. El desenlace está en sus propias manos: o deja de contaminar o se envenenará a sí misma.

Todo lo que pides te lo podemos otorgar. Pero no lo vamos a hacer porque siendo el único que lo solicita sería antidemocrático atender tu petición. Cuando convenzas por lo menos a la mitad más uno entonces lo haríamos con mucho gusto.

Aunque entonces ya no habría necesidad porque la propia humanidad habría resuelto sus problemas sin necesidad de ayuda, pues habría encontrado el secreto que está, como tú mismo lo dijiste, en que lo más significativo del día era la convivencia que tu familia propiciaba con sus amiguitos para que disfrutaran lo que podían ofrecerles.

La humanidad puede salvarse a sí misma si encuentra la forma de convivir pacíficamente. Y si suprimiera el valor de uso del dinero, ni gobierno necesitaría.

Te dejamos un paquete de pinole elaborado a base de maíz transgénico marca Monsanto, porque ya no encontramos del original. ¡Feliz Año Nuevo!

 

“Por la unidad en la diversidad”

Aguascalientes, México, América Latina

[email protected]

 

The Author

Netzahualcóyotl Aguilera R. E.

Netzahualcóyotl Aguilera R. E.

No Comment

¡Participa!