Opinión

Financiamiento a partidos políticos / Política For Dummies

 

Los partidos, son entes públicos que en teoría tienen fines positivos para la sociedad; deberían ser de los principales catalizadores de participación ciudadana en el país; de tal manera que el Estado debería ser responsable de otorgar prerrogativas para el mantenimiento de los mismos, porque sus funciones, de ser realizadas, beneficiarían a todos.

Sin embargo, este es otro caso donde la teoría y la práctica siguen caminos opuestos. La institución pública que más desconfianza genera, según Mitofsky, son los partidos políticos, con tan solo 4.8 puntos de calificación. Esto es consecuencia de la distancia tan amplia que marcaron los partidos de los intereses ciudadanos.

Existen dos prerrogativas que el Estado otorga a los partidos: los tiempos de radio y televisión y recursos públicos a través de financiamiento. Ambas prerrogativas se tienen que modificar: los tiempos de radio y televisión deben pasar a construir programas completos de debate donde los ciudadanos puedan contrastar propuestas y conocer las ideologías de los partidos y eliminar los spots de 30 segundos y en cuanto al financiamiento público, que ha estado en la coyuntura de las últimas semanas: debe desaparecer.

En ese sentido, legisladores han presentado diferentes propuestas para modificar el financiamiento público de los partidos, aquí enlisto algunas:

  •         Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados plantea: Eliminar financiamiento público y regular financiamiento privado. Colocar topes a financiamiento privado. Los topes se determinarán multiplicando el padrón por el 65% del salario mínimo.
  •         Los diputados de Morena en el sentido de reducir financiamiento a la mitad realizando multiplicación en lugar del 65% del salario mínimo por el 32.5%
  •         El Partido Encuentro Social, en el mismo sentido que Movimiento Ciudadano, por eliminar el financiamiento público.
  •         La diputada Talavera del PAN: Reducir financiamiento público a casi la mitad. Modifica la fórmula en vez de multiplicar por 65% hacerlo por 35%
  •         Manuel Clouthier y Pedro Kumamoto: reducir financiamiento a través de cambiar la fórmula. En lugar de multiplicar por ciudadanos inscritos en el padrón, hacerlo por la votación válida emitida y el 65% del salario mínimo. Lo que replantea el diseño de nuestro sistema electoral y da mayor poder al voto ciudadano.
  •         Francisco Búrquez, senador del PAN plantea reducir el financiamiento a través de modificar el porcentaje del salario mínimo a no más del 30%. La Cámara de Diputados determinará los porcentajes del salario mínimo diario vigente que habrán de usarse para estos cálculos.

Estas iniciativas fueron presentadas en el Congreso de la Unión, sin embargo en el estado de Jalisco que puso la agenda sobre la mesa hay 4 iniciativas:

  •         Héctor Pizano del PRI, cuando fue diputado local pugnaba por reducir el financiamiento público a casi la mitad al modificar la fórmula, en lugar de 65% a 35% del salario mínimo
  •         Clemente Castañeda, ex diputado local, en la actualidad diputado federal, presentó la iniciativa de disminuir el financiamiento público al cambiar la fórmula en lugar de padrón electoral por votación válida, en el mismo sentido que Enrique Alfaro en 2008, actual alcalde de Guadalajara. Esta es una iniciativa a destacar, porque ahora MC en el ámbito federal presentó una iniciativa diferente que plantea eliminar el financiamiento.
  •         Aristóteles Sandoval, gobernador del estado presentó una iniciativa para eliminar el financiamiento en años no electorales.

Sin duda estas iniciativas deben pasar de la pose y de la estrategia de comunicación política a acciones y a discutirse en el Congreso, no sólo por austeridad sino para replantear un modelo que refunde a los partidos políticos y fortalezca nuestra democracia. Tanto el gobernador de Jalisco como los diputados y senadores han difundido por redes sociales que presentaron esa iniciativa, pero no hay controles que garanticen la discusión, votación y en su caso aprobación de las mismas. Incluso Pedro Kumamoto, candidato independiente, en gira mediática nacional presentando la iniciativa de Clouthier, no ha significado que la iniciativa suba a pleno. Lo que sí es que tanto el gobernador de Jalisco, como Movimiento Ciudadano y el propio Kumamoto han puesto el tema en la agenda y en el descontento ciudadano.

Mientras los partidos políticos no cumplan con sus funciones principales de encausar las necesidades ciudadanas a iniciativas reales, propongo que el Estado no otorgue un peso a los mismos.

Este financiamiento cuesta al Estado mexicano ocho mil millones de pesos al año. Desde mi punto de vista, este recurso debe desaparecer y privilegiar el financiamiento privado, siguiendo el modelo estadounidense, que aunque tiene algunos riesgos, estos se pueden controlar estableciendo topes de aportaciones privadas, fortaleciendo el sistema de fiscalización del gasto e ingresos de los partidos, devolviendo esta atribución a los institutos electorales locales y lo más importante, ejerciendo mecanismos de transparencia y rendición de cuentas que permitan a los ciudadanos saber quién, cuánto y cómo aporta a cada uno de los partidos políticos.

Sin duda, se debe repensar el modelo en el que mantenemos a los partidos para un modelo que evite el despilfarro de dinero, que eficiente el uso de los tiempos del Estado y sobre todo, gire en torno a la transparencia y rendición de cuentas.

 

/@caguirrearias

The Author

Carlos Aguirre

Carlos Aguirre

No Comment

¡Participa!