Opinión

Pedagogías que enajenan / Opciones y decisiones

La economía abierta o de mercado que ha regido al mundo por cerca de setenta años, a cuyo designio bastaron treinta años para dar cuenta de la llamada “economía planificada” o comunista, que se derrumbó estrepitosamente -al unísono con el simbólico muro de Berlín-, no resistió la embestida de dos ondas energéticas generadas desde dentro del Kremlin bajo la presidencia de Gorvachov: la Glasnot /transparencia política, y la Perestroika /cambio estructural de la Economía Política Soviética, eran los años ochenta. Acometida reforzada por el exterior -mundo capitalista- bajo el diseño de la ideología neoliberal ideada por los think-tanks de la famosa santa alianza Trilateral (Unión Europea/EE.UU.AA./Japón), bajo el férreo liderazgo político de Margaret Thatcher (RU) y Ronald Reagan (USA), ayudados con la mano santa -en auxilio de la mano invisible del mercado- del papa Juan Pablo II y plausiblemente de la virgen de Guadalupe.

Esta apuesta histórica del Capital Monopólico de Estado le cambió la fisonomía al mundo, al imponer un ensayo de hegemonía mundial que derroca el esquema bipolar -de la Guerra Fría-, bajo la máscara de un imperio unipolar unificado por el mercado global, progresiva pero inexorablemente bajo la fracción del Capital Financiero en su fase monetarista más aguda. Quedó atrás la referencia obligada de los metales preciosos el Oro y la Plata, para imponer la ley de los bonos del tesoro -de los países centrales- y los famosos Derechos Especiales de Giro que, al decir de Marx, representarían la forma más endemoniadamente metamorfoseada de la riqueza mercantil capitalista.

Hoy, setenta años después, con el arribo de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica, se está plantando un viraje de regreso al proteccionismo del estado nacional, para el caso del país dirigente/dominante a una con los países centrales de la hasta ahora economía global. Ya lo he apuntado antes, al mundo en general le está doliendo el Brexit y el Trump-xit como síntesis -no de un catarrito al decir del Dr. Agustín Carstens-, sino de una perniciosa influenza pan-mundializada. El mundo está postrado y México con él.

Las razones están en sus discursivas tan estentóreas como alienantes: -El incremento en el precio de la gasolina, que “es producto de las reformas estructurales”, va a provocar “una desviación temporal” de la inflación, que superará la meta máxima de 4 por ciento durante gran parte de este año, aseguró Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (BdeM) /https://goo.gl/Fo0ZsS ). Él mismo, rechazó que en este momento se viva en el país “un fenómeno generalizado” de aumento sostenido y general de precios y afirmó que “ha sido insignificante” el efecto de la depreciación del peso -de 22 por ciento en el último año- en el costo al consumidor de los bienes y servicios. (Fuente: ut s., ibídem).

–Donald Trump: “Vamos a construir el muro y México nos reembolsará por ello […]. Podría esperar como un año y medio hasta que terminemos las negociaciones, que vamos a empezar inmediatamente, pero no quiero esperar”. (Fuente: http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-38589166). “Seré el mayor productor de empleos que Dios creó”, así lo dijo en la introducción de su discurso, y enfatizó en que su política económica se centrará en la creación de empleo y habló de que las compañías de automóviles vuelvan a instalar sus fábricas en territorio estadounidense (Ver: ibídem). –Amenazando con incrementar impuestos a las empresas que decidan expatriar capitales para invertir en otros país, enfáticamente a y contra México.

–El presidente Enrique Peña Nieto: Dejó en claro que se trató de un incremento que viene del exterior y no a una decisión interna derivada de la reforma energética, mucho menos de la reforma fiscal. -Precisó además que no se trata de una medida recaudatoria toda vez que aseguró el Gobierno no recibirá ni un centavo más de impuestos por este incremento. (Fuente: https://goo.gl/19bFYk). La razón, “en datos duros, 60 millones de mexicanos, los de menores ingresos, sólo consumen 15% de la gasolina, mientras que 12 millones, 10% de la población de mayores ingresos, consume 40% de la gasolina”. (Ver: ibídem). Además, su dicho: “Mantener el precio artificial de las gasolinas hubiera obligado a recortar programas sociales, a subir impuestos o a incrementar la deuda del país, poniendo en riesgo la estabilidad de toda la economía”.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) pidió al Congreso de la Unión que realice ajustes a la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para aminorar las afectaciones de la economía familiar, como resultado del incremento en los precios de los combustibles. Mediante un comunicado el organismo empresarial calificó el aumento como desproporcionado y dijo que atenta directamente contra la economía del consumidor final. (Blanca Valadez, 02/02/2017, CDMX. Milenio). (https://goo.gl/ulLMBx ).

–Carlos Aceves del Olmo, secretario General de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), dio a conocer que inició la revisión para un incremento salarial de 7 por ciento para 2017, y se trabaja coordinadamente con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) para un ajuste al salario, en marzo próximo. –“Veo buena disposición de parte del presidente del CCE para que la Secretaría del Trabajo, ellos y nosotros nos sentemos para ver si en marzo se puede hacer una modificación que ayude a la gente que se ha visto más afectada”. Al tiempo que aseguró que los plantones, protestas y actos de saqueos en centros comerciales, son un malestar pasajero que, además, podría tener motivos electorales. –Y sentenció: Siempre que hay un aumento en algo hay enojo, y más cuando es la lana; la bolsa duele más que todo, ustedes lo saben, el bolsillo duele mucho. Cuándo se quitará, eso sí necesitaríamos ser adivinos, no tenemos la menor idea. Estoy seguro que el gobierno de la República hará esfuerzos”. (Ver: David Vicenteño, Excelsior. Nacional. 04/01/2017 20:46. (https://goo.gl/nYCQe7 ).

Este tipo de cadenas comunicativas y muchas más, en tanto que un conjunto de expresiones, acciones y reacciones topan en la crispación de la atmósfera social. Dicho sea en breve, equivale a la cesación relativa del Estado de Derecho, por lo que hace imperativa la intervención del Estado como garante del orden y la cohesión de la misma sociedad. En este punto, nosotros la sociedad civil tenemos el imperativo ético de concurrir y coadyuvar en la reimplantación del normal funcionamiento de la vigencia del orden normativo que nos da unidad, cohesión y respeto a nuestro pacto social. Nos corresponde prevenir este clima y atmósfera tóxica que el análisis social designa como anomia (estado de No-Ley), y en esencia se debe a una conciencia atípica, fuera de normalidad, que la filosofía de la Trascendencia identifica como “alienación pedagógica”.

A ella me he referido (Ver: Lja. Alienación pedagógica. Sábado 22 de noviembre, 2014), identificándola como: el orden que define el encuentro humano por el conocimiento -esfera de la educación/cultura-, que protagonizan el maestro-discípulo y se manifiesta en la relación Pedagógica, cabe la cual se construye la comunidad del conocimiento en su multiforme manifestación de materias y contenidos.

El caso más emblemático que hemos tenido en México, es el relativo al que ocurrió en la comunidad estudiantil, de la escuela normal rural de Ayotzinapa, Guerrero, Raúl Isidro Burgos, cuyo grupo escolarizado, sin las precauciones del caso, acudía a un sitio, evento y circunstancias de alto riesgo, que anticipaba confrontación; y en tales circunstancias, cabe preguntar que, si ocurrió como un evento improvisado por liderazgos internos de ellos mismos, es obvio que resultó conteniendo un alto índice de ingenuidad política, al no medir la fuerza irrestricta del grupo antagónico; más, si por el contrario, este grupo fue animado o instruido para manifestarse de esta manera inerme y sin salidas razonables, cae en una hipótesis más grave aún, porque revela el poder -en manos del polo dominante que lo produce- de inducir una conducta de riesgo sin anticipación posible-, teniendo como base una idea o motivo ideológico radical, irracional. Aquí la causa queda ligada irremisiblemente a su efecto letal.

En sentido contrario, la conciencia crítica auténtica hace avanzar a su portador por su preservación instintiva de la vida e integridad total y no por su propia aniquilación. Su abducción, en consecuencia, ocurre debido a una perversa ambivalencia de impredecibles resultados, dado que intervienen individuos que se ostentan como “autoridad” política y policial, subordinada a intereses espurios absolutamente exógenos al orden constitucional; los estudiantes, así, caen en un trampa mortal de la que son víctimas impotentes, en un escenario de dominación tan injusto como abominable.

La enajenación de la conciencia social, elevada a proporciones de un país entero, dígase México, queda sujeta por lo tanto exactamente a lo mismo, un escenario de dominación tan injusto como abominable. Y esto es evitable, ahora.

[email protected]

The Author

Francisco Javier Chávez Santillán

Francisco Javier Chávez Santillán

No Comment

¡Participa!