Opinión

Terán y los políticos / Tlacuilo

 

Pasó el año 2016 dedicado por el Congreso del Estado a celebrar el sesquicentenario de dos de los más importantes hombres nacidos en Aguascalientes y vimos con satisfacción lo realizado en memoria del gran escultor Jesús F. Contreras. ¿Sin embargo, recuerda usted algo que el Gobierno del Estado haya hecho por difundir la vida y obra de Jesús Terán?

(Pero antes de entrar en materia permítame transmitir a usted la invitación de los Amigos de Jesús Terán para conmemorar su natalicio el día de mañana, a las 9:00 horas ante su tumba en el Panteón de la Salud, y a las 10:00 horas ante su estatua en el fraccionamiento Municipio Libre de la delegación Jesús Terán).

En diversas ocasiones hemos dicho que quienes vivimos en Aguascalientes estamos habituados a leer o escuchar el nombre de nuestro personaje porque lo llevan muchos lugares, pero resulta contradictorio que la inmensa mayoría de la población desconozca quién fue y qué hizo.

A pesar de haber vivido solo 45 años -de 1821 a 1866- su obra fue verdaderamente excepcional tanto en lo local como nacional e internacional, pero pocos son los gobernantes que se han distinguido por recordarlo más allá de la obligada ceremonia luctuosa del 25 de Abril incluida en el calendario cívico.

El primer libro sobre Jesús Terán fue publicado en 1943 con base en correspondencia recopilada por un funcionario de la Secretaría de Relaciones Exteriores: mi querido maestro y gran amigo el historiador tamaulipeco Gabriel Saldívar y Silva.[1] Es probable que este haya sido el detonador para despertar el interés de otros investigadores por seguir la huella del patricio, cuyos restos fueron trasladados de la ciudad de París a la de México en 1952 y de ésta a la de Aguascalientes en 1991.

Sin embargo, el único intento de biografía realizado hasta la fecha es el ensayo escrito y publicado en 1949 por Arturo Pani, sobrino nieto de Jesús Terán.[2] Su biografía completa es una tarea pendiente que es necesario atender.

Con el propósito de contribuir a avanzar en metas como esa y conmemorar decorosamente los 150 años de la muerte de Terán, quienes coincidimos en esta tarea reivindicatoria constituimos la agrupación cívico-cultural Amigos de Jesús Terán, en la visita que hicimos a su tumba el 14 de enero del 2015 para recordar su natalicio.

El primer producto del trabajo programado fue la propuesta que presentamos a la Comisión de Educación y Cultura de la LXII Legislatura dos meses después, con el propósito de generar una iniciativa que decretara el año 2016 como año del sesquicentenario luctuoso de Jesús Terán, en la que también se agregó la sugerencia de incluir el sesquicentenario del natalicio del escultor Jesús F. Contreras por coincidir, ambos, en 1866.

Nuestra propuesta tuvo una calurosa acogida por parte de sus integrantes, que eran los ciudadanos diputados Salvador Dávila Montoya, presidente; Juan Manuel Méndez Noriega, secretario; y vocales Juan Francisco Ovalle García, Eduardo Rocha Álvarez y Cuauhtémoc Escobedo Tejada.

En la sesión del 19 de Junio del 2015, el pleno de la Cámara aprobó por unanimidad de votos nominales y con nutrido aplauso para los Amigos de Jesús Terán -única organización social allí presente- la iniciativa con proyecto de decreto para su discusión final en una sesión posterior que nunca llegó.

Finalmente, el Congreso discutió y aprobó el decreto respectivo hasta el 18 de Diciembre, con base en la iniciativa de pobre redacción que remitió a última hora el entonces gobernador del Estado; inoportunidad que provocó retraso en los preparativos correspondientes, como es costumbre en esta época neoliberal en la que tanto incomodan los asuntos culturales.

La “Comisión especial para la conmemoración del año 2016, sesquicentenario luctuoso del licenciado José de Jesús Terán Peredo y sesquicentenario del natalicio de don Jesús F. Contreras” respectiva fue integrada a último minuto del día 20 de Enero del 2016, mismo en que debió celebrarse el sesquicentenario del natalicio de Contreras.

Y aunque el decreto mencionaba la conveniencia de que en dicha comisión participasen asociaciones cívicas y culturales, el Gobierno del Estado no invitó a ninguna: ni siquiera a la de los Amigos de Jesús Terán a pesar de, o tal vez precisamente por haber sido la que promovió y consiguió la aprobación de la única iniciativa oportuna para celebrar el sesquicentenario, despóticamente congelada porque solo las del “arquetipo” -al estilo de Eduardo J. Correa- se aprueban en la sumisa “soberanía legislativa”. El caso es que en la famosa comisión no hubo quién hablara por Jesús Terán.

Cuando nos convencimos de que la comisión no tenía intención de hacer nada a este respecto, tomamos la decisión de entregar dos oficios iguales: el primero el 23 de Febrero del 2016 al ciudadano gobernador -que no nos contestó- y el otro el 7 de marzo a la “comisión especial”, no para solicitarle -que quede claro- sino para proponerle incluir en el programa del sesquicentenario las alternativas que relacionamos a continuación solo en sus enunciados generales, sin subdivisiones ni detalles:

Propuestas para 2016:

  1. A) Proyecto de programa para el acto cívico luctuoso del 25 de abril.
  2. B) Difusión de la vida y obra de Jesús Terán por parte del Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA) y el Instituto Cultural de Aguascalientes (ICA).
  3. C) Reedición de las obras publicadas por el ICA sobre Jesús Terán o relacionadas con él. (Relación bibliográfica incluida).
  4. D) Restitución del busto de Jesús Terán en su lugar de origen, que es el Jardín del Estudiante.
  5. E) Creación del fondo de becas Jesús Terán para personas pobres.

Propuestas locales de largo plazo:

En razón del presupuesto que requieren hacia el 2021, año en que se deberá conmemorar el bicentenario del natalicio de Jesús Terán:

1) Iniciar gestiones para destinar el monumento histórico conocido con el nombre Fábrica de Hilados y Tejidos de San Ignacio, a fin de convertirlo en el Centro Cívico y Cultural de la Reforma Jesús Terán, que contenga las siguientes instituciones y servicios:

1.1. Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, capítulo Aguascalientes.

1.2. Biblioteca pública de La Reforma “José María Mora Ruiz”.

1.3. Rotonda de las personas ilustres del Estado.

1.4. Taller de Artes Plásticas para Trabajadores “Francisco Semería”

1.5. Un local provisional en la Casa Terán para iniciar algunas de estas tareas.

2). Restaurar el Mercado Jesús Terán.

3). Restaurar la estatua y parque Jesús Terán, ubicado en el fraccionamiento Municipio Libre.

Propuestas nacionales e internacionales de largo plazo:

Se relacionaron seis. (Fin del resumen).

El día 11 de abril, el ciudadano secretario general de gobierno Alejandro Bernal Rubalcava, presidente de la comisión especial, nos hizo entrega de su amable respuesta, dando prácticamente como un hecho el punto D) de nuestra propuesta, relativa a la restitución del busto de Jesús Terán en el Jardín del Estudiante, cuya fecha límite de cumplimiento se anunció en el portal de internet del sesquicentenario para el día 25 de abril.

En relación con el punto A), nos notificó que se habían aceptado algunas de nuestras sugerencias para la organización del acto cívico luctuoso del 25 de abril.

Y finalmente, en lo relativo al punto B) su respuesta fue vaga y solo nos pidió autorización para incluir en el portal del sesquicentenario la bibliografía y los proyectos de largo plaza que ya tenía en su poder, a lo que le respondimos que todo estaba a su disposición, si bien solo se incluyó la bibliografía. Ya hacia fin de año y a regañadientes, se agregaron otros materiales.

En síntesis, de todas las propuestas contenidas en el documento, solo se consideraron, parcialmente, las tres mencionadas en los apartados A), B) y D).

Resultados:

  1. A) De los varios puntos que se nos dijo habían sido aceptados para el acto cívico del 25 de Abril, solo se cumplió el que no representaba costo alguno: la declamación del poema Repiques de bienvenida a Jesús Terán, del poeta Víctor Sandoval, a cargo de la profesora Eliazar Muñoz Sigala, que fue premiada con un largo y emotivo aplauso. Otro de los puntos que se nos dijo autorizado, que era la participación de una representante de la familia Terán-Pani radicada en la ciudad de México, a quien incluso se nos pidió avisarle que recibiría la invitación escrita y firmada por el ciudadano gobernador, jamás la recibió. Esa negligencia, ayuna de la más elemental educación y caballerosidad, fue lo más lamentable del sesquicentenario.
  2. B) En relación con la difusión de la vida y obra de Jesús Terán por parte del IEA y el ICA, francamente fue decepcionante. No se vio materia gris ni la más remota voluntad de hacer absolutamente nada en todo el Estado a pesar de que hicimos entrega a la “comisión especial” de una síntesis biográfica de Terán que en ningún momento utilizaron esas instituciones, fuera de un apático concurso escolar de composición convocado por el IEA y un programa artístico que en forma casi particular llevara a cabo la dirección de la Casa Terán el día 25 de abril, a la que reconocemos su esfuerzo.
  3. D) La falta a la palabra empeñada que rayó en el ridículo fue el incumplimiento del único compromiso surgido de la propia comisión especial antes de que nosotros lo propusiéramos y confirmado públicamente por el propio ciudadano gobernador: restituir el busto de Jesús Terán en su lugar de origen que es el Jardín del Estudiante, frente a la fachada del Instituto Literario de Ciencias y Artes fundado por él en 1849. Pero el tiempo fue caminando sobre una alfombra de pretextos, terminó el año y el busto no fue colocado en el lugar prometido.

En fin: de todas las demás propuestas no recibimos ni siquiera un comentario. Posteriormente la delegación del Instituto Nacional de Antropología e Historia nos dio la lamentable noticia de que el terreno que rodea la Fábrica de San Ignacio había sido vendida al Club Campestre sin que el Gobierno del Estado moviera una uña a favor de la cultura estatal.

Antes de concluir queremos hacer un reconocimiento al esfuerzo del equipo que publica el suplemento mensual Jesús Terán en La Jornada Aguascalientes, por la presentación, el 14 de diciembre, del libro editado por su iniciativa, por el Instituto Municipal Aguascalentense de Cultura (IMAC) -nada qué ver con la administración anterior del Gobierno del Estado ni del ICA- del libro Tras los pasos de Jesús Terán, al que nos referiremos con más detenimiento próximamente.

Conclusión

Independientemente de la forma en que se quieran calificar las acciones, la conclusión, evidente, es que el sesquicentenario de la muerte de Jesús Terán le pasó en blanco al entonces ciudadano gobernador, quien seguramente se sintió más que satisfecho con su discurso del 25 de abril. De lo que no pareció darse cuenta es que el decreto fue por todo el año 2016 y en todo el Estado, no nada más por ese día y en el segundo patio del Palacio de Gobierno adquirido, precisamente por Jesús Terán, para ser el asiento de los poderes del Estado.

El caso es que el año terminó y seguramente hay algunos por ahí que deben estar muy satisfechos por haber frustrado todo reconocimiento a Jesús Terán.

Lo que importa es que quienes estamos comprometidos con su ejemplo, que somos cada vez más, continuamos avanzando -paso a paso- en hacer realidad el vaticinio de Justo Sierra:

“El gran mejicano D. Jesús Terán, un hombre de raras virtudes, austero, de talento extraordinario, patriota sin ofuscaciones ni desfallecimientos, á quien sus correligionarios han tratado con desvío que viene de incomprensión, pero que merece y obtendrá eminente puesto en la historia de Méjico…”[3]

 

“Con unidad en la diversidad, forjemos ciudadanía”

 

Aguascalientes, México, América Latina

[email protected]

 

[1] Gabriel Saldívar y Silva. La misión confidencial de Don Jesús Terán en Europa: 1863-1866. SRE. Col. Archivo histórico diplomático mexicano, 1943

[2] Arturo Pani. Jesús Terán. Ensayo biográfico. Edición personal. México, 1949

[3] Juárez, su obra y su tiempo. Justo Sierra. Barcelona, 1906. p.428

The Author

Netzahualcóyotl Aguilera R. E.

Netzahualcóyotl Aguilera R. E.

No Comment

¡Participa!