Opinión

Reporte laboral de Aguascalientes / El apunte

De acuerdo con el reporte laboral de la STPS al mes de diciembre del 2016, el 1.55% de los trabajadores mexicanos asegurados en el IMSS se encontraba en Aguascalientes, lo que significa un 40% adicional a su participación demográfica del 1.1% nacional.

Hay que destacar que Aguascalientes, con 1.2% nacional de los empresarios y trabajadores asalariados, sólo cuenta con el 0.6% de los trabajadores por cuenta propia, lo que permite considerar un faltante de al menos 50 mil efectivos trabajando por su propia cuenta. Del año 2000 a la fecha se han venido reduciendo los ocupados bajo esta modalidad del 17% al 13%.

En materia salarial, siguen siendo menores los salarios devengados en Aguascalientes que los del promedio nacional, pese a su mayor grado de especialización. El salario medio de cotización de los aguascalentenses en el IMSS no alcanza los 294 pesos, contra los 317 pesos de los mexicanos en general.

 

La población económicamente activa (PEA) del estado, la reportan con 572 mil 853 efectivos, de la cual la mayoría 550 mil 209 se encuentran ocupados; predominan los asalariados con 430 mil 741. Se ha generalizado en Aguascalientes buscar un trabajo en el que se dependa del empleador, independientemente de su preparación o situación financiera. Los empleadores ya suman 28 mil 732 pero los “cuenta propia” no se incrementan, suman 72 mil 547.

En los segmentos establecidos por edades, los cambios más importantes se han dado en los dos grupos extremos: por un lado, el grupo de jóvenes de entre 14 y 19 años pasaron: de representar un 12% del total de los ocupados en el año 2000 a sólo representar el 7%, por lo que tienden a reducirse a la mitad. El resto de los grupos, conserva su porcentaje de participación hasta los 50 años (72%); ya que a partir de esta edad la ocupación laboral aumenta del 15% al 21%, es decir que contrario al fenómeno de los más jóvenes, los más adultos y los adultos mayores, tienden a duplicar su participación laboral en el tiempo.

Por escolaridad o nivel de instrucción, en los últimos 16 años ha desaparecido la contratación de las personas sin instrucción e incluso tiende a reducirse a la mitad los ocupados con sólo primaria (28% vs 15%) Se mantienen en cuatro de cada diez los que cuentan con la secundaria y, los que más han venido creciendo, alcanzan la educación media y superior; éstos, de representar antaño tres de cada diez ocupados, aumentaron al 44% para finales del 2016.

De hecho, haciendo una proyección de los indicadores laborales de Aguascalientes, próximamente tres de cada diez de los ocupados tendrá en su haber la educación superior, particularmente en el ramo de las ingenierías, al que se aplica la mitad de la matrícula de las instituciones públicas locales de educación superior IES.

Hay que agregar que el desempleo es cada vez más ilustrado. El 44% de los desempleados, cuenta con estudios de nivel medio o superior; lo que significa un 50% adicional al que presentaba este grupo para el año 2000.

 

En general, en las zonas industriales la desocupación es mayor que en las zonas rurales o de economías más tradicionales. En Aguascalientes, pese a la creación de nuevas inversiones y empleos, se suele tener un desempleo de un 10% superior al nacional (3.8 vs 3.4) y particularmente alto en la capital.

La mayoría de la PEA hidrocálida se dedica a la industria manufacturera y a otros servicios, ambos suman un 55% lo que equivale a una cifra superior a los 300 mil efectivos, que en general se encuentran devengando entre los dos y los cinco salarios mínimos. Sólo la tercera parte de la plantilla de la industria manufacturera es femenina, pero predomina en la de “otros servicios” con el 55%.

En México, las mujeres participan, principalmente, en los servicios educativos (62%), de salud y asistencia social (57%), y alojamiento y preparación de alimentos (53%).

 

En la tasa neta de participación de hombres y mujeres, los valores de los varones vienen a la baja, tanto como los de las mujeres se comportan al alza. Así, la tasa masculina de participación, llegó a los niveles máximos de este siglo XXI en el tercer trimestre del año 2000 con el 82%, cuando la tasa de participación femenina no alcanzaba el 36%. En el sentido opuesto, los hombres tocaron fondo en el primer trimestre del 2012 cuando solamente participaban el 76% de ellos en el mercado laboral, cuando ellas habían alcanzado en el trimestre anterior el 44%. Actualmente la dotación se encuentra en 78% por 45%.

A finales del 2015 el estado de Aguascalientes contaba con una población económicamente activa PEA = 541 mil 469 pero se encontraban en realidad ocupados 517 mil 336 y el resto (4.66%) o 24 mil 133 estaban desocupados. Un año después, la PEA aumentó 31 mil 384 efectivos y los ocupados sumaron 32 mil 873 adicionales, lo que representa un aumento notable.

 

The Author

Eugenio Herrera Nuño

Eugenio Herrera Nuño

No Comment

¡Participa!