Opinión

De Rusia con amor / Alegorías Cotidianas

El jueves iniciaron los preparativos, pocas son las ocasiones que la Universidad Tecnológica de Aguascalientes tiene una visita tan importante, había que sacar los manteles blancos, elegir los obsequios, vestir a su personal con sus mejores galas, decidir cuáles alumnos tendrían la oportunidad de acompañar al rector, el maestro Ricardo Serrano Rangel, y al director de Educación Media y Superior del Instituto de Educación de Aguascalientes, el maestro Américo Colón Villán, para recibir al excelentísimo señor Eduard Malayán, embajador de Rusia.

Para las 9:30 de la mañana del viernes 17 de abril todo estaba listo para que el excelentísimo señor Eduard Malayán dictara su conferencia titulada “Rusia en el siglo XXI: Economía y liderazgo global”, ante el personal administrativo, docentes, estudiantes e invitados.

Con mucha elocuencia y simpatía, el embajador de Rusia invitó a los presentes a escuchar lo preparado para la ocasión y a hacer preguntas directas, estaba dispuesto a responderlas todas, pues era el diálogo lo que más le interesaba además, México como Rusia es un país democrático y libre por lo cual los cuestionamientos en esta visita amistosa debía ser hechos de frente.

La nueva historia de Rusia nació en 1991, cuando se disolvió la Unión Soviética (URSS) y ninguno de los jóvenes ahí presentes había nacido aún. La nación en la que los rusos nacieron y vivían hasta 1991 se desmoronó, ya no existía nada de lo que los sobrevivientes habían conocido. La URSS era el país más grande en extensión geográfica y el líder de los países socialistas. Mi país, dijo el excelentísimo señor Eduard Malayán, ya no existe más, ahora hay 15 repúblicas miembros de las Naciones Unidas, independientes y Rusia es uno de estos nuevos países creados después del colapso de la Unión Soviética, el más grande, aunque 10 veces más pequeño que México.

El 15% de la población de Rusia está compuesto por etnias que representan lo que era Unión Soviética, y en la actualidad es un gran país moderno e industrial. Hace 25 años los rusos enfrentaron dos problemáticas, la primera fue cambiar el sistema político, la vida era más o menos igualitaria, la educación gratuita, los servicios médicos también pero existía la nula libertad de expresión así como las manifestaciones religiosas estaban oprimidas, desde la perspectiva del embajador no era bien visto el profesar una religión por el sistema. Y lo segundo urgente era cambiar el sistema económico pues, hasta la elaboración de una sola botella de agua era decidido por el Kremlin por lo que tenían que reunirse para decidir cuántas botellas producirían. Ahora como país democrático necesitaban cambiar del sistema socialista al mercadeo, lo que fue muy difícil, sin embargo, poco a poco y en menos tiempo de lo que el mundo esperaba Rusia se levantó como potencia y retomó su lugar, todos esperaban que, como un buen alumno, le dijeran que hacer para ser vulnerable pero con una historia milenaria, desarrollo tecnológico, científico, cultura y tradiciones tuvo todo para reconstruirse y continuar.

La nueva estructura política, social y cultural rusa no fue impuesta pues cada uno de los ciudadanos de ese país tiene sus propias costumbres y tradiciones así que se fueron integrando poco a poco hasta llegar a establecerse completamente a través de los años.

Cuando se imponen las estructuras políticas los países se extinguen tal como le ocurrió a Libia o a Irak.

Nos comentó que los periodistas aquicalitenses le preguntaron ¿por qué había venido a Aguascalientes? Y él respondió que fue porque las relaciones diplomáticas entre nuestro país y el suyo tienen años de haberse establecido, pues el México independiente y el Imperio Ruso eran vecinos. Rusia colonizó la parte Alta de California incluyendo Alaska y fue vendida a los Estados Unidos 1867 por lo que en el pasado México y Rusia fueron muy unidas, reconoció que los jóvenes presentes tal vez no tenían por qué saberlo, pues se dedican a las ingenierías y no a las humanidades, ahora ambas naciones se respetan y tienen buenos intercambios culturales y educativos pues hay estudiantes rusos en México, mexicanos en Rusia, músicos de orquesta y bailarinas.

Nos explicó también que la educación rusa es de alto nivel pues tiene los mismos estándares en todo el país, los cuales son muy altos, la universidad es gratuita pero al momento de reprobar hay que pagarla pues se pierde la solvencia otorgada por el gobierno. Existe la educación privada pero, como en el resto de Europa, no es bien vista y la educación superior está dividida en universidades para las humanidades e institutos tecnológicos para la ciencia y la tecnología y todas están comprometidas en que el nivel sea de calidad tangible, no sólo en apariencia.

La pregunta sobre Trump y Putin no se hizo esperar, mas con los jóvenes de la Universidad Tecnológica fue indulgente, no como con la conductora poco experta en diplomacia del noticiero de la mañana del 88.7 FM (a quien yo le diría por cierto que no se deje llevar por el cliché de que los rusos son oscuros y malos), a ellos les dijo que hace muy poco tiempo se conocieron el presidente de los Estados Unidos y el suyo por teléfono, que no tenemos los mexicanos por qué estar preocupados por el TLC, pues es una oportunidad para que México se diversifique y se abra hacia nuevos mercados como el suyo ya que nuestro país envía autos, fruta, piezas mecánicas, tecnología entre otros.

La invitación fue para que los estudiantes de la Universidad Tecnológica de Aguascalientes volteen a ver a Rusia, no sólo como una opción para incrementar la movilidad estudiantil, sino para que se acerquen a su lengua, cultura y tradiciones para hacer crecer su multiculturalidad como individuos.

Los estudiantes de las universidades tecnológicas del estado son los candidatos ideales para insertarse en los institutos tecnológicos europeos y para ellos, aun sin tratar el tema de los intercambios, fue un momento inolvidable el que se vivió al escuchar y convivir con el excelentísimo señor Eduard Malayán pues debemos reconocer que no todos los embajadores son tan amables y abiertos al contacto con los ciudadanos mexicanos.

El mensaje para los universitarios es decir, para todos los que estamos involucrados fue muy claro, investigar, informarse, cultivarse, diversificarse para crecer como nación desde nuestra trinchera en pro de nuestro Estado y nuestro país.

Indiscutiblemente, la gran facilidad de palabra, su intelectualidad, simpatía y elocuencia hizo que cada uno de los presentes disfrutáramos la conferencia de las 10:00 de la mañana del viernes 17 de febrero de 2017 en el aula panisóptica de la Universidad Tecnológica de Aguascalientes, mil gracias por su visita, excelentísimo señor Eduard Malayán, embajador de Rusia.

 

Laus Deo

 

[email protected]

The Author

Paula Nájera

Paula Nájera

No Comment

¡Participa!