Cultura

Fallece Derek Walcott

By  | 

 

  • El poeta caribeño tenía 87 años de edad, fue reconocido con el Premio Nobel de Literatura en 1992
  • Escribió más de 15 libros de poesía, entre los que destaca Omeros, poema épico basado en la Odisea de Homero, cuya acción transcurre en la isla de Santa Lucía e incorpora pescadores isleños

 

El poeta Derek Walcott, galardonado en 1992 con el Premio Nobel de Literatura y considerado por la crítica como uno de los gigantes de la poesía caribeña, falleció este 17 de marzo de 2017 a los 87 años de edad en su natal Santa Lucía.

Apenas en 2014, Derek Walcott estuvo en México donde participó en los homenajes realizados por el centenario del nacimiento de Octavio Paz y se dijo impresionado por la cantidad de gente que participó en esa conmemoración y muy contento de ver que México honraba con tanto cariño al autor de ¿Águila o sol? y Libertad bajo palabra: “Él dejó una huella muy profunda en el ámbito de la literatura, no nada más en la de México sino abarcó todo tipo de literatura, todos los ámbitos literarios. Creo que para muchas personas ha sido triste ver su partida”, comentó Walcott en aquella ocasión.

Nacido en 1930 en Castries, isla de Santa Lucía, en las Antillas Menores en el Caribe, Derek Walcott estudió en la Universidad de West Indies, en Jamaica. En la década de los ochenta se instaló en Boston para dar clases en la universidad local y en Harvard. En su obra funde la tradición cultural antillana con la poesía clásica y moderna en lengua inglesa.

Escribió más de 15 libros de poesía, entre los que destacan Otra vida (1973), Uvas de mar (1976), El reino de la manzana estrellada (1979), El viajero afortunado (1981), Verano (1984), El testamento de Arkansas (1987) y Omeros (1990), poema épico basado en la Odisea de Homero, cuya acción transcurre en la isla de Santa Lucía e incorpora pescadores isleños.

Entre su amplia obra también se encuentran piezas de teatro, como Sueño en la montaña del mono (1970), así como ensayos y reflexiones sobre poesía y otros temas, entre los que destaca el volumen La voz del crepúsculo (1998).

 

Con información de la Secretaría de Cultura

¡Participa!