Sociedad y Justicia

Es fundamental otorgar certeza jurídica de la tierra en los ejidos

 

 

  • Se deben eliminar las trabas que tienen los ejidatarios para ejercer sus derechos sobre las tierras
  • Reforma pretende respetar la decisión de los sujetos de derechos agrarios para adoptar o no la propiedad de las tierras asignadas

 

 

 

Para otorgar una mayor seguridad jurídica a los núcleos ejidales en nuestro país, el diputado federal Gerardo Federico Salas Díaz, presentó una iniciativa que reforma diversas disposiciones de la Ley Agraria, para que exista la adopción del dominio pleno de parte de los titulares de derechos ejidales, fincando las bases para que ejidatarios y comuneros puedan transformar la propiedad social e incorporarla al régimen de propiedad privada.

La reforma tiene como fin principal respetar la decisión de los sujetos de derechos agrarios para adoptar o no la propiedad de las tierras asignadas y con ello hacerlas susceptibles de enajenación, simplificar la tramitología para la adopción del dominio pleno para que incluso cuando las tierras del ejido no se encuentren asignadas en su totalidad baste con la nueva delimitación al interior para que los sujetos con derechos agrarios tengan la facultad de adoptarlo en el momento que lo deseen.

Agregó que “Las modificaciones propuestas para las tierras de uso común así como las tierras parceladas en esta iniciativa, se facultara a la asamblea a emitir una nueva delimitación y asignación a sujetos de derechos agrarios, ejidatarios, posesionarios, avecindados u otros, que a su vez se adecue el término no sólo de usufructo y posesión, sino que se amplía insertando el término de propiedad de las parcelas”.

Simplificar el proceso de conversión de régimen ejidal al de la pequeña propiedad, posibilita el financiamiento productivo del campo, por ello es necesario hacer como legisladores, un mecanismo legal lo suficientemente ágil y dinámico para marcar la diferencia.

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!