Opinión

Las leyes de vialidad / Punto crítico

Definitivamente en nuestro estado, y me atrevería a decir que, en el país, no hay una cultura de respeto a las leyes de vialidad.

Todos los días somos testigos de decenas de accidentes de tránsito que ocurren en nuestro Aguascalientes y que además de traer una pérdida económica para los involucrados e incluso para los gobiernos, provocan lesiones y discapacidades y en el más lamentable de los casos, cobran la vida de miles de personas al año.

La mayoría de estos percances se suscitan ya sea por la falta de pericia de los conductores o por distractores que cada vez van en aumento, es el caso del uso de los teléfonos celulares. A esto hay que sumarle los incidentes que provocan quienes conducen bajo el influjo de bebidas embriagantes e incluso de drogas que afectan los sentidos.

El primer problema es el siguiente: ha crecido desproporcionalmente a la cantidad de personas que aquí vivimos, el número de vehículos que transitan por nuestras calles. Sin duda cada vez se hace más difícil sortear y sobre todo en horas pico, la gran cantidad de automotores que circulan de un punto a otro ya no sólo en la ciudad, sino también en los municipios conurbados.

Para llegar a tiempo por ejemplo al trabajo, estando relativamente cerca de éste y por darnos una idea, hay que salir cuando menos unos 30 minutos antes de la hora de entrada, y además pedirle a Dios que con quienes nos topemos, tengan la pericia e incluso el respeto hacia los que vamos circulando por las calles.

He aquí algunas recomendaciones: si usted va a baja velocidad, transite por lo que más quiera sobre el carril izquierdo. La vialidad derecha existe para rebasar y preferentemente el carril de en medio es por donde hay que circular, es fácil de verdad, aunque en la práctica sucede todo lo contrario.

Ojo, si por algún motivo tiene que detenerse, hágalo en lugares donde no interrumpa la circulación, es importantísimo señalar a través de sus luces intermitentes la maniobra que va a realizar, para que el vehículo que circula atrás de usted lo sepa y evite un impacto trasero, o incluso una carambola.

Al mismo tiempo, si va a cambiarse de carril, ponga su direccional, y si a usted le toca que un automotor quiera incorporarse al carril por el cual usted transita, no aumente la velocidad para impedirle el paso. Guarde su distancia, este es uno de los factores que harán la diferencia entre frenar a tiempo y no estrellarse con el vehículo que lleve adelante.

El uso de la licencia debiera ser un requisito indispensable para poder conducir un vehículo, y es que cualquiera se aventura a hacerlo, aún con el desconocimiento de las leyes de vialidad.

La finalidad de este documento no debiera ser recaudatoria, sino que tendría que avalar que su portador tiene los conocimientos y habilidades necesarias que le permitirán conducir un vehículo automotor.

Ciertamente tampoco hay respeto para quienes circulan en motocicleta, mucho menos hacia los que transitan en bici, qué decir de los peatones. A propósito, los conductores de este tipo de vehículos debieran de igual forma conocer y respetar los sentidos de las calles y las maniobras que realizan hacerlas con más precaución.

Si todos hiciéramos lo que nos corresponde viviríamos en un estado vialmente más ordenado, tristemente como en la jungla, en las calles impera la ley del más fuerte.

The Author

Leticia Medina

Leticia Medina

No Comment

¡Participa!