Opinión

13 Reasons y la importancia de las historias jóvenes: mucha / Bocadillo

“Siempre me daban los papeles de el chico, el hijo, esta película me gustó porque el personaje tiene profundidad aunque es joven, sus propios problemas, eso es raro”. Así fue la declaración de Miles Teller durante la gira de premisa de Whiplash en la lejana temporada de premios del 2015. Miles es, por supuesto, el baterista que se enfrenta a J.K. Simmons en ese clásico moderno. Recuerdo mucho esa entrevista, que si no mal recuerdo leí en Deadline, porque pone en evidencia un problema de la mayoría de los productos de ficción comerciales: los teens, pubertos y/o niños no tienen profundidad en muchísimos guiones.

Malcolm, la serie sobre la familia de clase media, es transgresora porque los tres menores tienen una personalidad definida y problemas recurrentes a sus personalidades. Como la vida real. Y contrario a la regla de ese tiempo (dosmiles tempranos), los papás eran personajes caricaturescos de relleno.

Un caso que me irrita en particular es en Billions, donde los hijos de Paul Giamatti y Maggie Siff simplemente son una herramienta de los guionistas para mantener al matrimonio junto. Cero. Sin personalidad, diálogos de imbécil, ningún arco argumental. ¡Los niños son más complejos que eso! Me podrán decir que al ser una serie sobre hombres complicados de cuarenta años, poco cabe una subtrama involucrando a los niños. Nah. Era lo mismo de Walter Jr en Breaking Bad, acababa en un personaje monotonal. Modern Family no es precisamente prestige television pero muchos shows matarían a su abuela por tener personajes tan desarrollados como los tres niños.

American Horror Story: Murder House también logra algo excelente al darle dimensión a las historias de los adolescentes trágicos. Mad Men realizó algo hermoso con Sally pero el otro hijo de Don Draper apenas y tuvo nombre (era Bobby). A lo que voy es que los niños y teens son seres humanos como sus papás, con problemas complejos que maximizan de acuerdo a su edad. Y toda la gente que es crítica de 13 Reasons Why pasa por alto eso. Hannah Baker no es una drama queen sino que su misma química cerebral hace justamente eso. Y no es cuestión de género, porque desde Bryce hasta Zack tienen problemas graves que a un adulto pudieran parecerles estúpidos.

No lo son, ¿o no recuerdan cuando fueron jóvenes? Lo que pesaba el rechazo, el primer amor, la [falta de] popularidad. Y entre más señores son las personas, he percibido que más rechazo tienen a la problemática de 13 Reasons. Otra cosa, un juicio polémico. La educación y valores inician en casa, ya que hacer el mame sobre un producto de ficción y su incidencia en cuestiones negativas (suicidios, para 13 Reasons) es un caso perdido como culpar a los videojuegos por la violencia; es poco el porcentaje de personas que consumen dichos contenidos y cometen tragedias. Más bien son problemas mentales. Y falta de atención desde el núcleo familiar. Yo digo.
@masterq | bocadillo.mx


Vídeo Recomendado


The Author

Francisco Trejo Corona

Francisco Trejo Corona

Todas-las-cosas-digital en La Jornada Aguascalientes. Editor de /AUTONOMÍA. || @masterq en Twitter

No Comment

¡Participa!