Opinión

Elecciones Próximas / Debate electoral

By  | 

El primer domingo del mes de junio, justo el día 4, tendrá verificativo una jornada electoral más en el territorio mexicano en la cual están involucradas seis entidades federativas de la república: Coahuila, Estado de México, Nayarit y Veracruz quienes tendrán un proceso ordinario, mientras que dos municipios, uno de Oaxaca y uno de Tlaxcala, lo tendrán de manera extraordinaria. En total están en juego tres gubernaturas, cincuenta y cinco diputaciones, entre mayoría relativa y representación proporcional, y doscientos setenta ayuntamientos completos y ciento noventa y siete regidores por ambos principios, además de concejales al ayuntamiento y presidencias de comunidad, estas últimas figuras propias de los estados que no tienen símil en Aguascalientes.

La relevancia de esta elección radica, por encima de todo, en la cantidad de votantes que potencialmente pueden ir a las urnas: de los ochenta y seis millones que somos en todo el país, el Estado de México, la entidad con mayor número de inscritos en padrón electoral, representa alrededor del 12%, y si a eso le sumamos los votantes de Veracruz, que es la cuarta entidad con más empadronados, luego de la Ciudad de México que ocupa el segundo y Jalisco que se mantiene en tercer lugar, la cifra ronda el 20%.

Ya con todas las entidades que se ven envueltas en el proceso, Coahuila que es la decimoquinta entidad con mayor número de votantes, Nayarit que ocupa el lugar 29 y las poco más de 10 mil personas que podrán asistir en Veracruz y Tlaxcala, podrían acudir a votar 2.3 de cada diez mexicanos de los que tienen derecho. Si seguimos jugando con las cifras, para darnos una idea de la magnitud que representa el Estado de México, todas las demás entidades y municipios que acuden a votar dentro de quince días, apenas igualan su electorado.

En Oaxaca, el municipio de Santa María Xadani (que significa “al pie del cerro” en zapoteco) está ubicado cerca de la Laguna Superior en la región del Istmo, colindante con Juchitán, tiene una superficie de casi 87 kilómetros cuadrados y celebra el primer viernes de cuaresma a la Santa Cruz. 5 mil 705 electores podrán acudir a elegir concejales al Ayuntamiento que ahora es gobernado por el Partido de la Revolución Democrática. Para establecer una comparación en cuanto al número de electores, equivale a poco menos de la población votante de nuestro municipio menos poblado, San José de Gracia. En Tlaxcala un número muy similar de electores elegirá 7 presidencias de comunidad. En ambos casos, las figuras no se contemplan en la legislación de Aguascalientes, por lo que es difícil establecer una comparación precisa.

Nayarit es una palabra cora con la que ellos mismos se denominan, y tiene el significado de “Hijo de Dios que está en el cielo y el Sol”. El estado ocupa el lugar 23, de los 32, en cuanto a superficie. Tiene una población similar a la de Aguascalientes en número, poco más de un millón doscientos mil habitantes, su capital es Tepic y, al igual que Aguascalientes, tiene 18 distritos locales de los cuales se elegirá en cada uno a un diputado, y 20 municipios, y renovará la gubernatura en poder del Partido Revolucionario Institucional, y alcaldías y diputaciones, para hacer un total de 51 cargos de elección popular en disputa.

En Coahuila de Zaragoza, alrededor de dos millones de electores podrán elegir a un gobernador, 16 diputados de mayoría y 9 de representación proporcional, así como cada uno de los ayuntamientos de los 38 municipios en que se divide el tercer estado más extenso de México, luego de Chihuahua y Sonora. En comparación, la dimensión de Coahuila es tal que cabría 27 veces el estado de Aguascalientes en su territorio.

En Veracruz, por otra parte, cinco millones y medio de jarochos, podrán elegir a los ayuntamientos de los 212 municipios en que se divide internamente el Estado. Es el tercer estado con mayor cantidad de municipios, puesto que Puebla lo supera con 5 más. Ni siquiera la suma de ambos estados le hace sombra a los 570 en que se divide Oaxaca.

Y si bien en todas estas entidades, tan similares y a la vez tan particulares, habrá jornada electoral el 4 de junio, los reflectores se encuentran apuntando a la única elección, la de gobernador, que se celebrará en el Estado de México, por varias razones: su cercanía con la capital del país, el posicionamiento en la prensa nacional de las figuras que contienden, la población votante, el que no haya existido la alternancia en el gobierno del estado, pero sobre todo porque será una manera de medir, no sé si tan precisa, la elección presidencial que se avecina.

En ocasiones resulta prudente analizar los procesos electorales desde la barrera, y con resultados en mano, poder hacer un análisis para enfrentar el reto que supondrá la elección de julio de 2018 en la que Aguascalientes, junto con 29 entidades más, concurrirá con la elección presidencial más competida en la historia del país.

/LanderosIEE | @LanderosIEE

¡Participa!