Cultura

Escritoras no son reconocidas en Aguascalientes

By  | 

 

  • La investigadora de la UAA, Consuelo Meza Márquez, realizó una estudio sobre las mujeres escritoras en Aguascalientes
  • En su estudio, la investigadora registró que sólo han publicado 277 mujeres en revistas del estado

 

Según la investigadora del Centro de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), Consuelo Meza Márquez, las mujeres escritoras no han sido reconocidas en Aguascalientes.

Meza Márquez realizó un estudio durante los pasados tres años llamado Mujeres que Escriben en Aguascalientes, en el cual se identificó a las mujeres que han publicado textos en las tres revistas de corte cultural del estado: Parteaguas del Instituto Cultural de Aguascalientes, Tierra Baldía de la UAA y Pirocromo, del departamento de Letras Hispánicas de la UAA.

Según la investigadora se decidió tomar como marco de estudio a estas tres revistas porque en realidad son pocas las mujeres que han publicado libros en Aguascalientes por sí solas e incluso son pocas las mujeres, en comparación con los hombres, que han publicado en estas tres revistas, aunque sí se tomaron en cuenta a las mujeres que publicaron libros.

Luego de este estudio se identificaron a 277 mujeres que publicaron desde 1995 hasta el 2015 en alguna de estas tres publicaciones, mientras que, a pesar de que no se realizó un conteo sobre los escritores varones, se calcula que han sido miles los que han participado, lo cual demuestra que la proporción sigue siendo desigual.

Aunque algunas de estas 277 mujeres siguen los cánones masculinos respecto a la escritura, la mayoría de ellas, según Meza Márquez, escriben desde una perspectiva feminista, “Simplemente al escribir están desafiando, desde que una mujer toma la pluma está desafinado y está construyendo ciertos modelos y parámetros de escrituras diferente”.

La investigadora detalló que de las 277 mujeres que fueron tomadas en cuenta, 147 escribieron poesía, 84 escribieron cuento, 71 ensayo y 15 textos de otra índole no especificada; ante lo cual señaló que aún siguen siendo pocas las mujeres que escriben ensayo.

A diferencia de lo que sucede con los escritores varones, las escritoras en Aguascalientes carecen de fichas biográficas en la mayoría de los casos, por lo que según la investigadora, fue imposible determinar si son escritoras de tiempo completo o si sólo escriben durante su tiempo libre, “Solamente tenemos como fuente estas tres revistas y lo que ellas publicaron y estas fuentes, no dan información alrededor las mujeres; sabemos de algunas de ellas a las que conocemos”.

A pesar de que Aguascalientes es un estado importante en producción literaria, donde hay concursos reconocidos en el ámbito nacional como el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes, son los hombres los que más han destacado pues de los 50 premios que se han entregado en este certamen, nueve mujeres han sido sus acreedoras: Elena Jordana, Coral Bracho, Myriam Moscona, Elsa Cross, Malva Flores, María Baranda, María Rivera, Dana Gelinas, y Minerva Margarita Villarreal.

Hace seis años se lanzó la primera convocatoria para el premio Dolores Castro, el cual se otorga únicamente a escritoras que produzcan en Aguascalientes que un ente gubernamental, el Instituto Municipal Aguascalentense para la Cultura (IMAC), decidió poner énfasis en el trabajo de las escritoras locales para que estas puedan ser reconocidas por lo que con estos esfuerzos no sólo se espera que haya más textos producidos por mujeres, sino que sean textos escritos desde una visión de la mujer.

La investigadora también comentó que en Aguascalientes, como en todo el país, la palabra “feminismo” provoca miedo debido a la ignorancia, lo cual ha hecho que en este estado, las mujeres feministas sean vistas como: “Mujeres malvadas que odian a los hombres, que como revanchismo quieren estar ellas arriba y ellos abajo, el feminismo no tiene nada que ver con eso”.

“Las feministas ni odian a los hombres, no quieren ponerse en lugar de los hombres, sino que están luchando por una sociedad incluyente en la que todas las personas que son diferentes tengan acceso a los bienes simbólicos y materiales de una sociedad, que tengamos acceso a una plena humanidad”.

¡Participa!