Opinión

El Hombre de la Mancha en Aguascalientes / Alegorías Cotidianas

 

Se apagaron las luces y el público de pie aplaudía al elenco. Todos estábamos conmovidos y a algunos se nos salieron las lágrimas. Los actores también aplaudían y hacían homenaje al primer dramaturgo en lengua española, aquel que escribió el primer discurso femenino y dio apertura a la libertad de expresión y elección de la mujer, el que fue traducido en tantos idiomas su obra como la biblia y quedó tullido de un brazo y fue prisionero en Argel por el amor a la Patria, Miguel de Cervantes Saavedra.

El musical El Hombre de la Mancha es una extraordinaria obra que se presenta en el Teatro de los Insurgentes y que saldrá para visitar el Teatro Aguascalientes este 24 de mayo y, a diferencia de otros montajes quienes tienen una escenografía para provincia y otra para el teatro sede, esta puesta en escena traerá todo lo que la compone para que pueda ser apreciada como en la Ciudad de México.

No hay un actor más idóneo para interpretar a Don Quijote que Benny Ibarra, su estampa es tan similar a las descripciones hechas por Cervantes de su protagonista que podríamos decir que el personaje del musical El Hombre de la Mancha fue hecho para él. Tengo que reconocerlo, pero como su fan jamás podré verlo igual, ahora es la imagen viva del ejecutante del libro al que le dediqué varios años de mi vida.

Volvamos al musical, desde la iluminación, la escenografía (la creatividad para el diseño de ésta y su funcionalidad en escena) la orquesta, el maquillaje, vestuario y las voces ¡las voces! en conjunto logran transportarnos a la barandilla española del XVI donde todo es magia, talento, sorpresa y dicha.

Como Cervantista me era muy difícil el pensar el cómo recrearían la época de mi Cervantes, durante el trayecto a la Ciudad de México leía sobre los montajes que anteriormente se habían presentado, pero este es un tratamiento de concepto distinto a los anteriormente presentados. Trataba de darle una estructura que me permitiera poder tener una certeza de lo que podría presenciar. Calmaba los pensamientos de que quizá no cumpliría con mis expectativas y de que no llegaría a mostrar realmente a Cervantes como escritor o al Quijote con su bellísima complejidad.

Llegó el momento de la función y estaba muy ansiosa, respiré y me tranquilicé pensando en que disfrutaría el musical aun si no estaba muy apegada a la obra cervantina y que no establecería juicios sobre el tratamiento.

Indicaron la tercera llamada y como en un cuento, la música dio vida al escenario, se escucharon voces y poco a poco su encanto logró hacer que me enamorara de lo que ocurría, las risas, la original manera de construir y deconstruir ambientes y situaciones en el escenario tanto por la escenografía que pareciera que cobra vida y nos demuestran que cada uno de los elementos es parte fundamental del montaje como de los actores.

La música es el hilo conductor de la locura, se apropia de los sentidos y, sin darnos cuenta, nos introduce a la cárcel donde todo ocurre. Es un musical con verdaderas voces, no hay actores “entonados”, sino con una calidad vocal extraordinaria lo que provoca que las sensaciones se incrementen, uno pasa de la risa a la melancolía, la zozobra y la emoción, el corazón late a mil por hora y la piel se eriza cada vez que el canto se hace presente.

Lo que también es impactante es la solución de los conflictos en el escenario y el cómo cada uno de ellos están ligados de una a otra forma como si fueran parte de un mismo relato y no capítulos independientes de la Novela El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha. Debo reconocer que el concepto de la obra donde observamos a los personajes esperar a ser presentados ante el juez para saber qué será de ellos ante la Santa Inquisición, me recuerda también a los Baños de Argel la comedia teatral presentada después de la publicación de la primera parte del Quijote y donde denotan algunos de los aspectos autobiográficos del encarcelamiento que vivió Cervantes cuando lo confundieron y tomaron prisionero durante 5 años.

Imagino que interpretar al Quijote no es tarea sencilla, se necesita de muchas horas de dedicación para poder lograrlo y también para poder diferenciar el momento en que se representa a Miguel de Cervantes y al Quijote sólo un actor con muchas tablas y capacidad histriónica puede llevar a escena tal hazaña, para que, con una barba, el cabello un poco desalineado, maquillaje y presencia los espectadores nos convenzamos de que ese, sí, ese que vemos cantar, romancear y deshacer todo género de agravio es Don Quijote.

La actuación de Benny Ibarra es como encontrar al Quijote en su época y su tiempo, donde contagia de la locura a quienes están con él en escena como cómplices de la magia y de las aventuras de tan noble caballero, así como Guanajuato es la capital cervantina por excelencia donde pudiera haberse inspirado Don Miguel para escribir sus obras así, el joven actor mexicano, es la persona ideal para darle vida al inmortal héroe de la caballería.

Ahora que viene a Aguascalientes este maravilloso musical no puedo más que recomendarlo y agregar que no se lo puede perder, querido lector, pocas veces tenemos la oportunidad de que proyectos de esta calidad visiten nuestra ciudad y nos roben el corazón. Hay buenos montajes que salen de gira y aquellos que han venido 8 veces y es lo mismo con nuevas protagonistas polémicas, esto es diferente, es un proyecto innovador que acerca la literatura clásica al espectador. Es el musical después de Cervantes y todo lo que la cosmovisión de y sobre el Quijote tiene por establecer con las tendencias modernas del teatro.

Si alguna vez intentó leer El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha y nunca terminó de leerlo, si lo leyó y quiere recordarlo y si nunca ha tenido la oportunidad de acercarse a la obra cervantina no puede dejar pasar la oportunidad de encontrarse con el talento mexicano interpretando un clásico de todos los tiempos.

Aun cierro los ojos y puedo ver al público y los actores rindiendo tributo al más grande representante de la literatura española, Don Miguel de Cervantes Saavedra.

Espero nos encontremos ahí, y tal vez compartamos los pañuelos al final, y el regocijo de haber podido ver encarnado al Caballero de la Triste Figura de haber sido sus cómplices durante unos instantes a la par del talento que lo acompaña.

La cita es mañana, nos vemos en el teatro.

 

Laus Deo

@paulanajber

The Author

Paula Nájera

Paula Nájera

No Comment

¡Participa!