Opinión

Master of None es la genialidad ejemplificada de una nueva generación / Bocadillo

Noté una moda hace dos años, con dos exponentes llevando las cosas al siguiente nivel. Tenemos el libro de Tina Fey, el de Amy Poehler, los de los monos del Daily Show, el de Aziz Ansari, Lena Dunham, BJ Novak y Mindy Kaling. ¡Celebridades inteligentes publicando libros celebrados! Tal vez hasta podríamos hablar de que los actores/realizadores post-Freaks&Geeks son una generación bastante más talentosa que la anterior. Son conscientes, son social justice warriors, inteligentes, con ambiciones de dirigir y realizan sus propios guiones. Emanan de The Office, Parks and Recreations, Arrested Development y el universo de Judd Apatow. James Franco, ese genio, es el ejemplo más sobresaliente.

Por eso me resulta imposible no relacionar la calidad de y éxito de Master of None con este movimiento. Aziz Ansari había conducido unos Movie Awards de MTV y tenido papeles secundarios en cintas como Get him to the Greek, pero su personaje revelación Tom Haverford en Parks and Recreations, serie que seguía la tradición de The Office acerca de confiar en las manías y adiciones de los intérpretes, además de que ellos mismos solían colaborar con el cuarto de escritores. O de ahí venían. Paul Feig, colaborador de Judd Apatow y director de Ghostbusters 2016, fue productor de Office, así que todo esto es un pase de estafeta generacional completo.

 

Ansari, antes de co-crear y dirigir Master of None, había publicado un libro llamado Modern Romance que básicamente gira alrededor de los mismos temas. Incluso hubo crítica especializada (yo no he le{ido el libro) que afirma que por razones de pacing la serie está a medio camino de ser una adaptación de lo aprendido en el libro. Igual le ha pasado a Lena Dunham, pero en diferente orden, con Not that kind of girl en medio de la producción de Girls. Por ejemplo, hay un capítulo que habla de la vida de Dunham pre-Tiny Furniture (el largometraje autofinanciado que la puso en el mapa) y su trabajo en una tienda de ropa de bebés para millonarios. Esa es una trama que vimos en una temporada anterior de Girls, con un giro más macabro. Entonces era un libro con el humor de la serie pero no sobre la serie pero tipo memoria. A mi me grada esta moda. Y la verdad, el de Dunham es un producto editorial genial.

Master of None es algo especial e inocente. Si nos clavamos en lo técnico, Ansari es un director arriesgado con la estética inspirada en el cine setentero pero no se queda ahí ya que desde la primera temporada (y coincidiendo con Mr Robot en eso) no le teme a los planos amplios y anchos, huyendo de la estética de reality de Office o Arrested. Incluso rechaza las tomas típicas de las películas indies actuales. Entonces es irónico que Master resulta transgresora al ser un poco más conservadora (tal como Mr Robot).

En la trama, me identifiqué hasta las lágrimas con algunos episodios. No soy un hindú que puede pagarse viajes a Italia y dejarlo todo, pero hay sentimientos humanos con los que cualquier persona puede identificarse. Es un planteamiento hermoso. El primer episodio es padre pero no me asombra su homenaje, pero lo que me exasperó fue el segundo episodio, el cual podría decirse que le dedican a Eric (el hombre blanco altísimo). Eric es un cretino al detener la boda de su exnovia para dar un discurso donde supuestamente la deja ir. Cretinazo.

@masterq / bocadillo.mx

The Author

Francisco Trejo Corona

Francisco Trejo Corona

Todas-las-cosas-digital en La Jornada Aguascalientes. Editor de /AUTONOMÍA. || @masterq en Twitter

No Comment

¡Participa!