Opinión

Pequeño apunte sobre la nota roja (mejor lea a Monsiváis)

Si usted lee Los mil y un velorios(1), de Carlos Monsiváis, encontrará que en algún momento, como en 1920, la nota roja, más allá de la propagación del morbo o la práctica inútil del sadismo, hacía frente a la injusticia. De ejemplo el siguiente caso en donde Martín Luis Guzmán, quien redactaba en una revista dirigida por José Vasconcelos, arrojó una crítica a la dirigencia policial de la Ciudad de México de aquél tiempo:

Plutarco Elías Calles no toleraba la gran cantidad de rateros y delincuentes menores, lo sacaban de quicio. Deshacerse de este problema era un acto que “tropezaba con las lentitudes y garantías de la Ley, hechas por hombres cultos”. Cuando Calles nombra al general Roberto Cruz como inspector general de policía, las cosas cambiaron. Guzmán lo escribe así en una publicación:

“El general Cruz encontró la fórmula -fórmula breve, rápida, provisional-: a las pocas horas de estar presos, los delincuentes dieron en suicidarse en los sótanos de la Inspección, y todos ellos, cosa extraña, en suicidarse con pistola automática calibre 45.”

Monsiváis resalta esta y otras publicaciones en donde las notas -que no dejaban de apuntar hacia las desapariciones, los homicidios o la aplicación indiscriminada de la ley- tenían el propósito social de evidenciar, nunca de exhibir o lucrar con el sufrimiento de las personas. Sí a través de la sátira, un poco del escarnio y la burla, pero con responsabilidad.

Si usted, hoy en día, abre algún periódico y lee una nota roja, ¿qué es lo que encontrará que sirva para la sociedad y no para el morbo?

 

___________________

1. Libro que atiende la nota roja en México, en donde señala que la “masificación del delito es también la masificación de la deshumanización”

The Author

Omar Tiscareño

Omar Tiscareño

Omar Tiscareño. Editor de La Jornada Aguascalientes. Colabora en la columna semanal Águila o Sol. Enseña español a extranjeros. Tiene fijación por la lingüística, la fotografía y la otredad. Le gusta nadar cuando llueve.

No Comment

¡Participa!