Opinión

No más Viernes del Congreso / Cocina Política

 

Así me enteré: con mucha tristeza, se les comunica que nuestro compañero maestro jubilado, Fernando Rangel Montes, falleció el día de hoy 26 de mayo de 2017. El profesor Fernando, durante su estancia en el Instituto Tecnológico de Aguascalientes, se desempeñó como maestro de música y grabó el primer disco de la Rondalla del ITRA, cuando todavía nuestro instituto era regional. A lo largo de su trayectoria formó rondallas y grupos musicales de todo tipo, tales como instrumentales, jazz, etc. El profesor Rangel participó con sus grupos musicales en numerosos eventos culturales y en ceremonias de graduación, aniversarios y todo tipo de eventos académicos en Aguascalientes y toda la república mexicana. Posteriormente integró “Musitec”, conformado por egresados del Instituto Tecnológico de Aguascalientes. El maestro Fernando Rangel fue un extraordinario y apasionado promotor de la cultura y el arte musical en nuestra entidad. En el Instituto Tecnológico de Aguascalientes, se caracterizó siempre por dar su mejor esfuerzo, dedicación y empeño en todo lo que emprendía. Un hombre sencillo, de carácter noble y ante todo un enamorado de la música. Extrañaremos, día con día a nuestro querido amigo y maestro Fer, a quien sus excompañeros del ITA damos las gracias por su hermoso legado y por tantos momentos de alegría. Esto reza el texto que recibí a través de la aplicación de mensajería instantánea Whatsapp.

Un monstruo de la música local. Conocí al profesor Rangel hace treinta años. Era yo una de las integrantes del grupo Voces Nuevas, ensamble vocal conformado con exalumnos, muy jóvenes del Centro Regional de Educación Normal de Aguascalientes. Tan jóvenes éramos que me tocaba en “solo” una estrofa de canción que a la letra decía “toma veinte años de un eterno caminaaaar”; era la canción Los amantes famosa por el ensamble vocal español “Mocedades”. El punto es que justo tenía yo esa edad: veinte lucidos y lúcidos (creo yo) añitos y, para mis compañeros profesores que rondaban esa edad; el profesor Rangel era un “monstruo” de la música local; un señorón que había hecho famosa a la rondalla del ITRA allende fronteras estatales y, que imponía con esa sabiduría en el ámbito estatal.

¡Qué sorpresa más grata! Encontrarnos nosotros, jóvenes “profes” con el don de gentes y la sencillez del maestro Fernando Rangel Montes, que nos recibió con toda amabilidad y nos hizo grandes favoritos de sus recién inaugurados “Viernes musicales” en el vestíbulo del Congreso del Estado.

Treinta años, viernes tras viernes. El tiempo transcurrió y hace unos meses, me tocó en suerte acudir a uno de esos “Viernes del Congreso” a presenciar el recital de una rondalla integrada por jubilados del Issste. En esa ocasión, el profesor Rangel se veía rebosante de vida y mostraba como siempre su profundo amor por la música. Le hizo entrega a la rondalla en turno de un reconocimiento por su participación en los “Viernes musicales” que estaban cumpliendo treinta años de vida en su recinto original. Modesto ¡no faltaba más! No mencionó él, que esos treinta años de permanencia se debían a su tesón, su esfuerzo y dedicación personal.

¡No sabe usted!, apreciable lectora, querido lector, las ganas que me dieron de pararme justo en el momento que el maestro Rangel pedía un aplauso para la rondalla del Issste por esos treinta años de colaboración; para solicitar al público un gran aplauso sí, pero para el autor de ese espacio de reconocimiento al talento local: Fernando Rangel Montes y solicitar que el Congreso del Estado, le rindiera un especial reconocimiento por tanta entrega, tanta pasión y tanta bonhomía. No. No me atreví a hacerlo, para no ganar protagonismo en tan emotivo momento. Sí. Me arrepiento y me arrepentiré por largo tiempo. No podía yo imaginar que treinta años serían el final de esos viernes y esos meses la antesala a la partida del maestro Rangel. Aún ahora, me resulta difícil concebir su ausencia. Asimilar su repentina partida y enfrentar en ese espacio, el vestíbulo del Congreso del Estado, que tantas veces he visitado y volveré a pisar; la falta de su presencia, el silencio de las notas que no resonarán más.

Honorable Congreso del Estado. Con un nudo en la garganta, me permito formular a esa representación, el homenaje que yo no me atreví a solicitar en vida y en presencia del Prof. Fernando Rangel Montes. Vayan estas líneas en nombre de todos los que pensamos en hacerlo, los que sentimos que era justo hacerlo pero que, equivocados ante la vitalidad entusiasta del maestro, creímos que nos acompañaría por muchos años más.

Solicito desde este modesto espacio, a ustedes que hoy representan muchas voluntades, que recojan esta y la de muchos compañeros profesores, y muchos músicos, cantantes, amantes de la música que ahí estuvimos entregando nuestra contribución a la belleza a través del sonido y principalmente, de ese público que cada viernes encontró un espacio abierto al deleite; con su creador y fiel guardián escondido tras bambalinas: El maestro Rangel.

Me despido, honorables diputadas y diputados locales, al reiterar esta solicitud de un homenaje al profesor Fernando Rangel Montes y al solicitar a ustedes que desde ese hermoso recinto que guarda cada legislatura, soliciten un aplauso del pueblo hacia el cielo y lo despidan, porque hay muchos que como yo, no podemos decirle hoy, ni nunca: adiós.

Nos vemos en la próxima. Recuerde, usted, que en esta su cocina, se come, se lee, se estudia y se conversa de todo; particularmente de política.

CODA ciudadano. Adopción gratuita de perros y gatos en Aguascalientes. Llama a Vett Inn, Tel 175 8882. Gabinete Veterinario, Tel 918 3961. Vet Pet, Tel 914 4076. Áurea Escobedo, rescatista; Cel 4491254162. Alma Rodríguez, rescatista; Cel 4491674846.

[email protected]


Vídeo Recomendado


The Author

Socorro Ramírez

Socorro Ramírez

1 Comment

  1. Ing3niero
    27/08/2017 at 01:08 — Responder

    Hola Socorro,se están realizando homenajes al maestro Fernando Rangel Montes,en el Italiano ,el próximo jueves, será el segundo homenaje,en la sala audiovisual detalles te,a las 6 de la tarde.

¡Participa!