Sociedad y Justicia

Admite Salvador Alcalá que El Carrito operó en la ilegalidad

By  | 

 

  • El secretario técnico del Consejo de la Ciudad admitió que no existe marco normativo para que este programa opere
  • Municipio continúa con la pretensión de continuar con este programa
  • El Carrito pudo generar 114 mil 800 pesos durante la Feria de San Marcos

 

El secretario técnico del Consejo de la Ciudad, Salvador Alcalá Durán, admitió que el programa El Carrito funcionó sin un marco jurídico que lo sustentara, razón por la cual el municipio se limitó a la labor de promoción del mismo, sin embargo existe el propósito de que vuelva a ser implementado.

A pesar de que en un principio se comentó que probablemente El Carrito podría permanecer luego de que la Feria Nacional de San Marcos (FNSM) concluyera, este proyecto está parado, “Se está evaluando, la verdad es que es un programa que primero tenemos que mediar con los empresarios, primero los dueño de los vehículos, y segundo con los empresarios y dueños de los antros”.

El Carrito fue un programa promovido por el gobierno municipal de la capital durante la FNSM como una alternativa de prevención para evitar la conducción en estado de ebriedad a pesar de que no puso un solo peso en su implementación, limitándose exclusivamente a su promoción.

El programa constaba en un servicio particular de autos que eran pagados por los antros y bares de la FNSM para trasladar a las personas que estuvieran en un alto estado de ebriedad dentro de sus instalaciones a sus casas.

Sin embargo El Carrito está detenido en este momento debido, según Alcalá Durán, a que la mitad de los antros y bares de la ciudad no están abiertos, pues se han tomado un descanso posterior a la FNSM.

“Yo estoy esperando a que abran la totalidad de los establecimientos, para tener una reunión con ellos para continuar con el programa sin la promoción que se hizo en su momento porque esto es un acto de responsabilidad”.

Lo cierto es que como confirmó el secretario técnico del Consejo de la Ciudad, El Carrito operó sin un marco legal que diera sustento a sus actividades, con lo cual se puede asumir que el municipio de la capital promocionó un sistema de transporte ilegal durante la Feria.  

“Por eso lo hicimos siempre con los empresarios, dueños de los carritos y de los propios establecimientos, porque ahí es un contrato de prestación de servicios, ahí si no hay intervención municipal, en el programa la única parte en la que intervino el municipio fue en la promoción”.

Tomando en cuenta que por cada viaje del Carrito la empresa operadora ganaba ochenta pesos (tarifa única que se cobró) y que se realizaron mil 435 viajes; el programa impulsado por el municipio ganó aproximadamente 114 mil 800 pesos, “No fue un negocio para ellos, fue un acto de buena voluntad con el municipio, porque definitivamente había viajes que costaban más de los 80 pesos”.

¡Participa!