Opinión

Mujer valiente / Cinefilia con derecho

Es valiente. El día de hoy viaja rumbo a Francia, a realizar una estancia de investigación, a pesar de que no le dieron el permiso sin goce de sueldo que solicitó, por lo que tiene que renunciar (la gran paradoja es que trabajaba en una institución académica que debería impulsar este tipo de estancias). Emprende este viaje, apostando que la investigación jurídica es una necesidad para nuestro país, porque los estudios especializados son uno de los pilares fundamentales para lograr consolidar el estado de derecho en México, tal vez el mayor reto que tenemos. Está consciente de la necesidad de un cambio en la nación, pero no es activista de Facebook, su lucha es el día a día, haciendo mejor las cosas, creando de su hijo un ciudadano, dando lo mejor de sí en la trinchera que le toque combatir, probablemente es el mejor promedio del doctorado en derecho donde estudia.

Es feminista, cree en la necesidad de que se busquen mecanismos para lograr la igualdad con acciones afirmativas a favor de las féminas, por ello una de sus películas favoritas es Persépolis (2007) la cinta francesa, ganadora de premios en Cannes, que narra, a través de la animación, la vida de Marjane, una adolescente que vive los últimos días del régimen del San en Irán, vive posteriormente la revolución Islámica y experimenta los extremos de los fundamentalistas que obligan a las damas a usar velo. Lo anterior, es contrastado con las libertades de occidente, a las cuales Marjane es muy afecta, en uno de las secuencias vemos la chica, con una pañoleta escondiendo su cabello y una playera con la leyenda “Punk is not ded”. La cinta se basa en un comic de la artista iraní Marjane Satrapi, y busca mostrarnos la situación particular de las mujeres en gobiernos fanáticos.

Es estudiosa. Su investigación gira en torno al derecho familiar en la era posmoderna, con base en autores como Vattimo, Habermas, Derrida y Bauman entre otros, plantea la posibilidad de dotar teóricamente de postulados jurídicos que cumplan a cabalidad con sus características insoslayables de ser generales, abstractos e impersonales en el sentido de que un mismo enunciado normativo sea capaz de regular a los diferentes, lo anterior sin vulnerar el irrestricto uso de sus derechos humanos de talante familiar. Por ejemplo, el matrimonio: no tiene porque ser una figura restrictiva a la que solo puedan acceder unos, conforme a los criterios sociales; por el contrario, la norma jurídica debería garantizar el acceso a las  prerrogativas a todos por igual, evidentemente tomando en consideración la no vulneración de derechos de terceros.

Es fuerte. A pesar de lo difícil que es dejar por un tiempo a su pequeño hijo, emprende este viaje, consciente de que es complicado, más no imposible. Que estar lejos del hogar es un enorme peso, pero también una gran oportunidad puesto que, el lugar donde hará su estancia, la Université d’ Orleans, cuenta con un área desarrollada en materia de derecho de familia, tendrá la oportunidad de trabajar con la investigadora Stéphanie Mauclair, especialista en la materia. En este sentido, es importante recordar que Francia es la cuna del derecho civil, el Código de Napoleón de 1804 nacido en la era moderna, es un instrumento jurídico trascendental, prácticamente el fundador de la norma del derecho privado como la conocemos hoy, tanto así que el Petit Caporal decía “Un Waterloo se borra de la memoria, pero mi código civil vivirá por siempre”. El país galo es, además, el origen de la posmodernidad, Jean-François Lyotard, acuñó el concepto para referirlo a una condición de incertidumbre y cohabitación de múltiples universos en un mismo sitio.   

Es animosa.  Como Marjane, va a contracorriente, sale de su país a estudiar a otro, con la idea clara de que una de las formas más importantes de la investigación es ampliar horizontes, conocer otras culturas y otros pensamientos, por ello no duda en tomar la oportunidad contra todo y contra todos. Tengo la suerte y la dicha de que sea mi esposa. Marce: Rubencito y yo te amamos y sabemos que harás un gran trabajo, así que, como dijo Benedetti: “No te rindas que la vida es eso,/ continuar el viaje,/ perseguir tus sueños,/ destrabar el tiempo,/ correr los escombros y destapar el cielo.”

 

[email protected]

The Author

Rubén Díaz López

Rubén Díaz López

No Comment

¡Participa!