CulturaOpinión

Orquesta Sinfónica de Aguascalientes / Ballet Giselle

 

Pues finalmente el ayuno termina y este fin de semana inició la segunda temporada del año de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes con tres presentaciones del ballet Giselle con música de Adolph Adam y coreografía de original de Jules Perrot y Jean Coralli, aunque la versión que nos presentó en esta ocasión el Instituto Cultural de Aguascalientes fue la versión que realizó uno de los más grandes coreógrafos, el maestro Marius Petipa.

Son tres funciones con orquesta, la del jueves 1 y viernes 2 de junio a las 21:00 horas y domingo 4 a las 12:30 horas en el Teatro Aguascalientes, yo asistí a la función del viernes 2 y pretendo también asistir a la de hoy, tengo la certeza de que las artes escénicas, o lo que los angloparlantes llaman performing arts, tienen la particularidad de que aun siendo la misma obra con los mismos intérpretes, nunca dos ejecuciones serán iguales, así que, considerando esta particularidad, la belleza de la obra y la excelente interpretación que se ha hecho de ella, estoy decidido a regresar este medio día al Teatro Aguascalientes, muy recomendable esta gala de ballet.

___


___

El director para estas tres funciones es el maestro José Areán con una carrera impresionante en la competida y a veces ingrata carrera de la dirección orquestal, pero también con una importante carrera en los medios de comunicación como conductor del programa escenarios de Canal 22 de la Ciudad de México, evidentemente producción televisiva de promoción y difusión de la música académica. Los solistas son Aranza Castrejón, Carlos Cervantes, Luis Humberto González Muñoz, Alfredo Xicoténcatl García Robles, Desirée Domínguez López, Roberto Piña Calderón, y Claudia Alejandra Morales Rangel, con la Escuela de Danza de la Universidad de las Artes del Instituto Cultural de Aguascalientes.

En esta presentación del clásico de Adolph Adam, Giselle, se hace evidente el buen trabajo que se está haciendo en la Licenciatura de Danza Clásica de la Universidad de las Artes, hasta hace poco tiempo era imposible ignorar el abismo de diferencia que había entre los solistas invitados y los bailarines de la Escuela, y en conjunto, no se hacía una presentación digna de la estatura artística y solvencia profesional de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes, se quedaban muy por debajo del perfil de nuestra máxima entidad musical, hoy en día, sin embargo, nos damos cuenta que los niveles se han equilibrado y se han hecho presentaciones de ballet mucho más solventes y dignas de nuestra Orquesta, y el nivel mostrado por los estudiantes de la licenciatura es mucho mayor, sólo esperamos que en un mediano plazo se pueda echar mano de los mismos egresados de esta institución para participar como solistas e incluso, ¿por qué no?, poder exportar bailarines en lugar de importarlos. Buen trabajo de la Escuela de Danza de la Universidad de las Artes del Instituto Cultural de Aguascalientes.

Siempre he creído que de todas las artes escénicas que requieren de acompañamiento musical en vivo, como es el caso del ballet o de la ópera, es justamente la danza la que se hace más difícil, en este caso para el  director. Acompañar a un cantante de ópera tiene, evidentemente, un grado de dificultad muy alto, pero finalmente es música y el director puede y debe intuir si el cantante tiene suficiente aire en los pulmones para alargar la nota o si ya debe cortar, posiblemente con una mirada entre cantante y director sea suficiente para saber qué tienen que hacer y en qué momento, pero en el caso del ballet es diferente, no puede haber contacto visual permanente entre el bailarín y el director, que por su parte, debe estar atento a la partitura y a la orquesta, pero lo que lo hace más complicado, me parece, y lo digo sin el más mínimo conocimiento del tema del ballet, que lo más complicado es que seguramente los bailarines hacen sus primeros trabajos de ensayo con la música grabada y después, a la hora en que ya se monta el ensayo formal con orquesta, se corre el riesgo de que, con toda seguridad, los tiempos son diferentes, el director, con toda seguridad, traerá un tempo distinto al de la grabación y los bailarines, que ya habían ensayado con la grabación, deberán adaptarse a la batuta que  dirigirá la presentación, o a la inversa, el director deberá ajustar su tempo, de cualquier manera, hay que salvar más dificultades en una presentación de danza clásica. Con todas estas circunstancias, se hizo un trabajo de primer nivel, el maestro José Areán mantuvo un estricto control de la situación con una batuta solvente cuya autoridad radica específicamente en el profundo conocimiento de la obra a interpretarse y con un dominio total de la partitura y de todas las circunstancias que la rodean. Gran trabajo del director huésped, de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes y de la Escuela de Danza de la Universidad de las Artes del Instituto cultural de Aguascalientes.

La segunda temporada continúa la próxima semana, el viernes 9 de este caluroso junio con la Obertura de la ópera La flauta mágica de Mozart, el concierto para piano y orquesta No.2 en la mayor de Franz Liszt con la participación dela maestra Ana Gabriela Fernández en el instrumento solista. El concierto concluye con la Sinfonía No. 2 en re mayor, Op. 43 de Jean Sibelius. Este segundo programa estará dirigido por la maestra Gabriela Díaz Alatriste. La cita con su majestad la música es el próximo viernes 9 de junio a las 21:00 horas en el Teatro Aguascalientes. Por ahí nos vemos si Dios no dispone lo contrario. Hasta entonces.

 

[email protected]

 

The Author

Rodolfo Popoca Perches

Rodolfo Popoca Perches

No Comment

¡Participa!