Sociedad y Justicia

Se lleva a cabo la cátedra Alfonso Moreno de la UAA

 

  • Participó Javier Álvarez Fuentes con el tema de Creación Sonora
  • Objeto, modelo, símbolo y estructura son los cuatro aspectos fundamentales para la creación sonora

 

Como parte del Seminario Permanente del departamento de Música de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, se llevó a cabo la Cátedra “Alfonso Moreno” a cargo del reconocido compositor y catedrático mexicano, Javier Álvarez Fuentes, quien congregó a estudiantes, profesores y profesionales de la música.

El evento académico tuvo como escenario el auditorio Ramón López Velarde del edificio 19 de Junio, y en su mensaje de bienvenida, Julio Vázquez Valls, secretario académico del Centro de las Artes y la Cultura, externó que con estos eventos se logran conocer aspectos necesarios para la formación académica del alumno y reforzar el aprendizaje aprendido en las aulas por medio de la interacción con expertos, como es el caso de Javier Álvarez Fuentes.

Vázquez Valls destacó que el artista invitado tiene una amplia trayectoria como compositor y posee numerosas distinciones por parte de la Federación Internacional de Música Electroacústica de Francia, de la BBC de Inglaterra y de Conaculta en México, en el 2013 se le entregó el Premio Nacional de Ciencias y Artes por su trayectoria como creador y por su contribución a la educación musical en la República Mexicana.

En esta ocasión, Javier Álvarez Fuentes desarrolló una ponencia cuyo tema central fue propiciar una serie de reflexiones en torno a la creación sonora, destacando que para toda obra musical el 90 por ciento es trabajo y el resto es inspiración, por lo que recalcó a los estudiantes la importancia de la aplicación del conocimiento académico y la disciplina.

Álvarez Fuentes indicó que hay varios puntos de partida para la creación y éstos son: objeto, modelo, símbolo y estructura, por lo que a casi todos los artistas les surgen las interrogantes de qué paradigmas emplear, cuáles serán las herramientas y materiales a usar y cómo las organizará, señalando que se pueden usar sonidos instrumental, vocal, metálico  y percusiones.

Para lograr una mejor comprensión hizo un recorrido por los sonidos simples y terminó en los complejos para hablar de la tipología del continuo sonoro e incluyó la voz humana. Enfatizó que gran parte de la música occidental se armó con  notas y no fue hasta el siglo XX que se introdujo el ruido como una aportación del gong, los platos y percusiones entre otros instrumentos.

Para finalizar su participación en la Cátedra Alfonso Moreno de la UAA, Javier Álvarez Fuentes expuso que nota, nodo y ruido es lo que se escucha en el espacio sonoro, de tal manera que el músico debe estar consciente de todo lo que hay alrededor y contemplarlos en sus composiciones, por lo que invitó a los estudiantes de la licenciatura en Música a ser más sensibles a los sonidos de su entorno.

 

Con información de la UAA

The Author

Redacción

Redacción

No Comment

¡Participa!