Sociedad y Justicia

Urge ampliar Relleno Sanitario San Nicolás

 

  • La vida útil del tamaño que tiene actualmente duraría hasta agosto de 2018; el costo de la ampliación es de 25 millones de pesos
  • Con la ampliación del relleno se saltaría la séptima etapa del proyecto para el relleno que implicaría la construcción del Centro Integral de Valorización

 

Urge iniciar con la octava etapa o ampliación del Relleno Sanitario San Nicolás pues para agosto de 2018 el tamaño que tiene dicho depósito de residuos, o sexta etapa, se habrá llenado, según el secretario de Servicios Públicos del Municipio, Héctor Anaya Pérez, quien explicó que de hecho se tendrá que saltar la séptima etapa, que implica la construcción del Centro Integral de Valorización.

Anaya Pérez se refirió al Relleno Sanitario San Nicolás para el cual se realizan estudios previos para iniciar con la octava etapa, la cual implicaría ampliar el área donde se pueden depositar los residuos urbanos de la ciudad.

Esto aparentemente es una urgencia pues la vida útil programada del tamaño que actualmente tiene el relleno, que se denomina sexta etapa, tiene una vida útil programada hasta agosto del siguiente año para que teóricamente el relleno llegue a su límite de capacidad, “Tenemos un periodo de vida de la sexta etapa de hasta agosto del próximo, entonces estamos en un buen tiempo”.

Para la realización de la octava etapa, detalló el secretario, se cuenta con un presupuesto de 25 millones de pesos, presupuesto similar al que se utilizó para la sexta etapa del relleno de 24 millones de pesos, el cual ha durado casi tres años con una capacidad de 56 mil toneladas, sin embargo, se prevé que la octava etapa durará más debido a que se contará con el Centro Integral de Valorización, o séptima etapa, con lo que se planea enterrar menos residuos sólidos.

Se tiene contemplado que a la par de que se ponga en operación la octava etapa del relleno sanitario, se construya el Centro Integral de Valorización, el cual, según proyecciones de la pasada administración, tendría un costo de 280 millones de pesos y en el cual la materia orgánica que se extraiga se aprovechará en la producción de energía eléctrica y térmica mediante un proceso de biodigestión anaerobia, que abastecerá las necesidades de los procesos de tratamiento, así como la recuperación y reciclaje de las aguas residuales y pluviales, a fin de reducir las necesidades de aportación exterior de agua industrial.

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!